Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

ESTRUCTURA INSTITUCIONAL

A2-III NORMA FORAL 5/2018, DE 21 DE NOVIEMBRE, DE CONFLICTO DE INTERESES E INCOMPATIBILIDADES

(BOB nº 238, de 12 de diciembre de 2018)
SUMARIO
PREÁMBULO
TÍTULO I.- DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1.- Objeto.
Artículo 2.- Ámbito de aplicación.
Artículo 3.- Catálogo de cargos públicos forales.
TÍTULO II.- PRINCIPIOS ÉTICOS Y DE BUEN GOBIERNO
Artículo 4.- Principios éticos y de buen gobierno.
Artículo 5.- Principios Éticos.
Artículo 6.- Principios de Buen Gobierno.
Artículo 7.- Principios de relación con la ciudadanía.
Artículo 8 - Relación de instrumentos para la materialización de los principios.
TÍTULO III. DE LA PREVENCIÓN Y DETECCIÓN DE LOS CONFLICTOS DE INTERÉS
Artículo 9.- Conflictos de interés.
Artículo 10.- Modalidades de conflictos de interés.
Artículo 11.- Sistema de alerta temprana para la prevención y detección de potenciales conflictos de interés.
Artículo 12.- Deber de abstención e inhibición.
Artículo 13.- Prevención de conflictos de interés durante el ejercicio del cargo como consecuencia de circunstancias previas al ejercicio del cargo.
Artículo 14.- Limitaciones y prohibiciones al ejercicio de actividades privadas con posterioridad al cese como cargo pú-blico foral.
Artículo 15.- Mecanismos de prevención de conflictos de interés tras el cese como cargo público foral o conflicto "ex post".
Artículo 16.- Limitaciones patrimoniales en participaciones societarias.
Artículo 17.- Control y gestión de activos y valores financieros de las personas designadas cargos públicos forales.
TÍTULO IV.- ESTATUTO DE LA PERSONA NOMBRADA CARGO PÚBLICO FORAL Y RÉGIMEN DE INCOMPATIBILI-DADES
CAPÍTULO I.- ESTATUTO DE LA PERSONA NOMBRADA CARGO PÚBLICO FORAL
Artículo 18.- Nombramiento como cargo público foral con rango de director o directora general o asimilada: Requisitos y declaración responsable.
CAPÍTULO II.- SISTEMA DE INCOMPATIBILIDADES DE LAS PERSONAS DESIGNADAS CARGOS PÚBLICOS FORALES
Sección Primera.- Dedicación y retribuciones de las personas designadas cargos públicos forales
Artículo 19.- Dedicación exclusiva de las personas designadas cargos públicos forales.
Artículo 20.- Retribución única.
Artículo 21.- Derechos pasivos y Seguridad Social.
Sección Segunda.- Limitaciones e incompatibilidades derivadas de la condición de cargo público foral
Artículo 22.- Limitaciones e incompatibilidades.
Artículo 23.- Naturaleza excepcional de las compatibilidades.
Artículo 24.- Compatibilidad con actividades privadas.
Artículo 25.- Compatibilidad con actividades públicas.
Artículo 26.- Compatibilidad con cargos electivos.
Artículo 27.- Otras actividades compatibles: actividades formativas y docentes.
Artículo 28.- Procedimiento de declaración de compatibilidad.
TÍTULO V.- ÓRGANOS E INSTRUMENTOS DEL SISTEMA DE GARANTÍAS DE LA PRESENTE NORMA FORAL
CAPÍTULO I.- ÓRGANOS DEL SISTEMA DE GARANTÍAS DE LA PRESENTE NORMA FORAL
Artículo 29.- Órgano de Garantía.
Artículo 30.- Colaboración con el Órgano de Garantía en el ejercicio de las funciones establecidas en esta Norma Foral.
CAPÍTULO II.- DECLARACIONES DE ACTIVIDADES Y DE BIENES E INTERESES DE LAS PERSONAS NOMBRADAS CARGOS PÚBLICOS FORALES
Artículo 31.- Declaración de actividades.
Artículo 32.- Declaración de bienes e intereses.
Artículo 33.- Régimen de los Registros.
Artículo 34.- Informe a las Juntas Generales sobre el grado de cumplimiento de esta Norma Foral.
TÍTULO VI.- RÉGIMEN SANCIONADOR
Artículo 35.- Infracciones.
Artículo 36.- Sanciones.
Artículo 37.- Prohibición de contratar.
Artículo 38.- Actuaciones previas al procedimiento sancionador.
Artículo 39.- Resolución.
Artículo 40.- Prescripción.
Artículo 41.- Responsabilidades derivadas.
DISPOSICIONES ADICIONALES
Disposición Adicional Primera.- Excepción del ámbito de aplicación de la Norma Foral al Diputado o Diputada General de Bizkaia.
Disposición Adicional Segunda.- Conceptos de retribución, incentivo, dieta e indemnización.
Disposición Adicional Tercera.- Subsistencia de Incompatibilidades.
Disposición Adicional Cuarta.- Prestación compensatoria durante el período de prohibición de actividad privada posterior al cese como cargo público foral.
Disposición Adicional Quinta.- Comunicación de contrataciones de entidades del sector público que afecten al ámbito de aplicación de esta Norma Foral.
Disposición Adicional Sexta.- Modelos de Declaraciones de Actividades y de Bienes e Intereses.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Disposición Transitoria Primera.- Declaraciones de las personas designadas cargos públicos forales nombradas o con-tratadas con anterioridad a la entrada en vigor de esta Norma Foral.
Disposición Transitoria Segunda.- Compatibilidades autorizadas previamente a la aprobación de esta Norma Foral.
Disposición Transitoria Tercera.- Vigencia de disposición reglamentaria.
Disposición Transitoria Cuarta.- Aplicación de las prohibiciones posteriores al cese como cargo público.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
DISPOSICIONES FINALES


PREÁMBULO
I
En el marco del buen gobierno, la Diputación Foral de Bizkaia se compromete en su Plan de Gobierno, a aprobar una Norma de conflicto de intereses e incompatibilidades para las personas designadas altos cargos de la Diputación y del sector público foral del Territorio Histórico de Bizkaia, la cual viene a complementar las herramientas de gobernanza, en materia de transparencia, participación, rendición de cuentas y relación con la ciudadanía.
Asimismo, la norma foral vigente que regula lo relacionado a incompatibilidades de cargos públicos, que data del año 1987, requiere que el contenido de dichas incompatibilidades haya de ser actualizado y adaptado al nuevo contexto socio-político actual, estableciendo principios y mecanismos de regulación y detección de conflictos de intereses e incompatibili-dades con un alcance equilibrado y preventivo, capaz de garantizar una buena gobernanza.
Desde hace algunas décadas, las democracias avanzadas están llevando a cabo una apuesta decidida por reivindicar los valores en las organizaciones públicas y en el modo de ejercer la política, la dirección pública y la actividad del personal empleado público. Una vez más los países anglosajones han sido pioneros en esta tendencia, especialmente países como Canadá, Reino Unido o Nueva Zelanda. Dichos países están trabajando en llevar la innovación a la gobernanza y buen gobierno, estableciendo regulaciones en torno a los conflictos de intereses e incompatibilidades en relación a los cargos públicos, constituyendo así modelos de gobernanza preventivos basados en generar cultura de buen gobierno.
Asimismo, la OCDE, desde finales del siglo XX e inicios del XXI, lleva impulsando una política de desarrollo de la ética pública también en el ámbito de la función pública, y subraya la necesidad de establecer un sistema consistente de meca-nismos de apoyo para:
- Comunicar e involucrar valores esenciales y estándares éticos para servidores públicos, con el fin de proveer linea-mientos claros y asesoría en la solución de dilemas éticos.
- Promover estándares éticos, prevenir situaciones propensas a conflictos de intereses y premiar estándares de con-ducta elevados a través del desarrollo profesional.
- Monitorear el cumplimiento y reportar, detectar, investigar y sancionar las conductas indebidas.
Por ello, esta Norma Foral centra el foco de atención en la alta Administración Foral y en las entidades de su sector público foral, y más en particular en las personas que ocupan cargos públicos ejecutivos.
Así, en un marco de principios de buen gobierno, los niveles de responsabilidad de la alta administración foral y de sus entidades de sector público deben ser provistos entre personas que acrediten conocimientos y/o tengan una experiencia profesional contrastada, y en su cargo deberán mostrar una conducta ética y ejemplar.
En este sentido, esta Norma Foral tiene por finalidad regular el estatuto de las personas que han sido designadas car-gos públicos forales, poniendo el acento en tres cuestiones:
a) Proveer los principios éticos y de buen gobierno que deben servir para orientar el ejercicio de las funciones por parte de dichos cargos públicos de la Diputación Foral y de sus entes públicos instrumentales;
b) Establecer una regulación normativa de prevención e identificación de los conflictos de interés durante el cargo; y
c) Determinar los elementos básicos del estatuto de la persona nombrada cargo público foral, en las cuestiones relativas a la designación de tales cargos públicos y a su régimen de incompatibilidades y compatibilidades, en todo caso complementario de la regulación de conflictos de interés antes citada.
La Norma Foral pretende regular las situaciones de conflictos de interés e incompatibilidades que puedan surgir duran-te el ejercicio como cargo público, dotando de instrumentos que faciliten la detención temprana del conflicto o incompatibi-lidad y orienten a la persona designada cargo público en el procedimiento a seguir ante una situación de este tipo.
Por tanto, la Norma Foral pretende abrir una línea de trabajo de desarrollo de un modelo que vaya encaminado a pre-venir, más que a sancionar ni a limitar, estableciendo los mecanismos e instrumentos necesarios para ello, garantizando la ejemplaridad en dichos cargos públicos, salvaguardar la imagen de la institución y reforzar la confianza de la ciudadanía en las instituciones.
II
La presente Norma Foral actualizará y ajustará la actual normativa de incompatibilidades vigente en el Territorio Histórico de Bizkaia, definiendo una normativa que determine los principios de conducta ética y de buen gobierno de las personas nombradas cargos públicos, y defina de manera precisa cuál es el régimen jurídico de los conflictos de interés y del estatu-to de tales cargos públicos forales, así como los mecanismos e instrumentos a utilizar para conseguir un modelo preventivo.
En el objetivo de actualizar y ajustar la actual normativa vigente, partimos de un marco jurídico que es de aplicación tanto a nivel estatal como de Comunidad Autónoma
Si bien y de acuerdo con el sistema de fuentes del Derecho aplicable en el Territorio Histórico de Bizkaia, la regulación de la materia de incompatibilidades de los y las miembros de la Diputación Foral y de las personas designadas altos cargos de la Administración Foral es privativa de los Órganos Forales del Territorio Histórico y, además, la Norma Foral 3/1987, de 13 de febrero, llama a que sea una Norma Foral, en cuanto manifestación normativa primaria de las Juntas Generales, la disposición normativa que regule tal materia.
El Territorio Histórico de Bizkaia ejerce, una competencia exclusiva que no está ni puede estar condicionada por el ejercicio de las competencias propias que ejerza el Parlamento Vasco, como ya lo ha hecho a través de la Ley 1/2014, de 26 de junio, reguladora de código de conducta y de los conflictos de intereses de las personas que ocupan cargos públi-cos. La finalidad de ambas normas es la misma: garantizar un ejercicio íntegro, transparente, imparcial y responsable de las personas nombradas cargos públicos en el desempeño de sus funciones. La presente Norma Foral, despliega un modelo propio encaminado a prevenir, estableciendo los mecanismos e instrumentos necesarios para ello.
La Norma Foral se enmarca, además, en un eje estratégico del gobierno foral, como es el de buen gobierno, entendido en una acepción amplia. Uno de los pilares (no el único) de esa noción es, sin duda, el desarrollo de unos principios de ética pública. Esta disposición normativa se encuadra en esa política, pero no agota -ni mucho menos- sus efectos o resultados.
En definitiva, la presente Norma Foral persigue salvaguardar la objetividad en el ejercicio de las personas designadas cargos públicos forales, garantizar la dedicación en el desarrollo de sus funciones, asegurar la primacía de los intereses públicos, mediante la articulación de mecanismos dirigidos a paliar o evitar la aparición conflictos de interés durante el ejercicio como cargo público foral.
III
La Norma Foral se estructura en seis Títulos, cuarenta y un artículos, seis disposiciones adicionales, cuatro disposiciones transitorias, una disposición derogatoria y otra final.
Brevemente el contenido de los seis títulos citados es el siguiente:
El Título I se ocupa de regular las disposiciones de carácter general. En primer lugar, define cuál es objetivo de la pre-sente norma: a) Establecer aquellos principios encaminados a garantizar el buen gobierno a los que deben adecuar sus conductas y actuación como cargos públicos forales. b) Definir, regular y establecer mecanismos e instrumentos de pre-vención y resolución de conflictos de interés en el ejercicio de sus funciones y contribuyan a garantizar un modelo de buen gobierno. c) Identificar aquellos supuestos en que los conflictos de interés e incompatibilidades se puedan plantear. d) Determinar el estatuto del cargo público foral, particularmente en todo aquello que afecta al régimen de incompatibilidades. e) Incorporar un sistema de garantías para el cumplimiento de lo establecido en esta Norma Foral y desarrollar el régimen sancionador.
Asimismo, en este primer título se regula la importante materia del ámbito de aplicación de la Norma Foral, que se ex-tiende a dichos cargos públicos forales que se enuncian. Se prevé, asimismo, la elaboración de un catálogo de tales cargos públicos forales.
El Título II aborda los principios éticos y de buen gobierno que deben regir la actuación como cargos públicos forales. Tales principios se redefinen en esta Norma Foral teniendo en cuenta, sin embargo, la regulación establecida en la Ley 1/2016, de 26 de junio, del Parlamento Vasco. Así, los principios éticos se concretan en los siguientes: Ejemplaridad; Inte-gridad; Objetividad; Imparcialidad; Responsabilidad; Franqueza; y Respeto. También se establecen los principios de buen gobierno, que se proyectan sobre los siguientes ámbitos: Liderazgo; Gobierno Abierto; Excelencia profesional; Promoción a la cultura de modernización; Eficiencia en el uso de los recursos; y responsabilidad por la gestión; y se completa con los principios de relación con la ciudadanía. Por último, se presenta una relación de instrumentos para la materialización de los principios éticos y de buen gobierno.
La prevención y detección de los conflictos de interés es la materia que se regula en el Título III de la presente Norma Foral. Sin duda, se trata de una de las cuestiones nucleares de esta nueva normativa. La regulación se inicia con la delimi-tación de qué se entiende por conflicto de interés y la sistematización de las distintas modalidades de conflicto, esto es, previo, durante y posterior al ejercicio como cargo público foral. Asimismo, se regula un sistema de alerta temprana para la detección de los conflictos, así como el deber de abstención. De conformidad con la regulación más avanzada en estas materias, se desarrollan después: todos los supuestos de prevención de conflictos de interés "ex ante" y durante el ejerci-cio como cargo público foral, señalando asimismo las limitaciones y prohibiciones posteriores en el ejercicio de actividades privadas que puedan colisionar con el interés público. También se prevén las limitaciones patrimoniales en participaciones societarias, y se regula el procedimiento para garantizar el control y gestión de los valores y activos financieros de quienes ocupen cargos con competencias reguladoras, de supervisión o de control sobre las sociedades mercantiles que los emi-tan.
Por su parte, el Título IV en su Capítulo I, se dedica a regular el tema del Estatuto la persona nombrada cargo público foral, con previsiones puntuales en torno al nombramiento de las direcciones generales y asimiladas, así como con la exigencia de cumplimentar una declaración responsable junto con el acto de nombramiento. El sistema de incompatibilida-des se prevé en el Capítulo II de ese Título y aborda temas más clásicos como la dedicación exclusiva, la retribución única y algunas limitaciones e incompatibilidades, con especial referencia a los supuestos en los que cabe la compatibilidad del ejercicio como cargo público foral con actividades privadas y con actividades públicas, así como, con cargos electivos, previendo después, una regulación específica en lo que afecta a actividades formativas y docentes, así como la necesidad de solicitar en todo caso la declaración de compatibilidad, salvo en los supuestos que se estipule una mera comunicación previa.
El Título V tiene por objeto la importante materia de definición de los órganos e instrumentos del sistema de garantías. En este sentido, la vigilancia y el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la presente Norma Foral serán atribuidas al Órgano de Garantía que a través de Decreto estipule la Diputada o Diputado del Departamento de Administración Pública y Relaciones Institucionales, o quién ostente en su momento dichas competencias. Sus funciones se detallan a través de la presente Norma Foral. En ese mismo título se regulan asimismo las declaraciones de actividades, y bienes e intereses, así como el régimen de registros, y el informe que el Órgano de Garantía debe enviar a Juntas Generales sobre el grado de cumplimiento de las obligaciones de las personas designadas cargos públicos forales recogidas en esta Norma Foral.
Por último, el Título VI prevé un completo régimen sancionador mediante la tipificación de las infracciones y la regula-ción de las pertinentes sanciones y de la prohibición de contratar. Se incluye igualmente una serie de actuaciones previas al procedimiento sancionador y otros tipos de disposiciones relativas a la resolución, prescripción y responsabilidades derivadas.
Se recogen asimismo una serie de disposiciones adicionales, transitorias, una derogatoria y otra final.
TÍTULO I.- DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1.- Objeto
Es objeto de la presente Norma Foral:
a) Establecer aquellos principios encaminados a garantizar el buen gobierno a los que deben adecuar sus conductas y actuación de las personas designadas cargos públicos forales.
b) Definir, regular y establecer mecanismos e instrumentos de prevención y resolución de conflictos de interés en el ejercicio de sus funciones y contribuyan a garantizar un modelo de buen gobierno.
c) Identificar aquellos supuestos en que los conflictos de interés e incompatibilidades se puedan plantear antes, duran-te y después del cese de los cargos públicos forales.
d) Determinar el estatuto de la persona designada cargo público foral, particularmente en todo aquello que afecta al ré-gimen de incompatibilidades.
e) Incorporar un sistema de garantías para el cumplimiento de lo establecido en esta Norma Foral y desarrollar el régi-men sancionador.
Artículo 2.- Ámbito de aplicación
1.- La presente Norma Foral es aplicable a los y a las miembros de la Diputación Foral y a quienes ostenten la condición de alto cargo según la normativa foral aplicable.
2.- También será aplicable al resto de cargos públicos forales que ocupen puestos de máxima responsabilidad directiva de aquellas entidades del sector público institucional foral.
3.- La presente Norma Foral en cualquier caso se aplicará a los siguientes cargos públicos forales:
a) Al Diputado o a la Diputada General, en los términos previstos en la Disposición Adicional Primera de este Norma Foral.
b) A los Diputados y Diputadas Forales.
c) A las Direcciones Generales de la Administración Foral y asimiladas a las mismas en la norma de creación o en el acto de nombramiento.
d) A las Direcciones Generales o Gerencias de las entidades vinculadas o dependientes de la Administración foral con-forme a la estructura del sector público institucional foral prevista en la normativa foral.
e) Cualesquiera que en su momento reglamentariamente puedan añadirse, que serán publicados en el Portal de Transparencia.
Artículo 3.- Catálogo de Cargos Públicos forales
1.- La Diputación Foral, a propuesta del Departamento de Administración Pública y Relaciones Institucionales o, en su defecto, del departamento competente en razón de la materia aprobará, en el plazo de tres (3) meses desde la entrada en vigor de la presente Norma Foral, un Decreto Foral en el que se recoja un catálogo de las personas nombradas cargos públicos forales, tanto de la Administración Foral como de sus entidades vinculadas o dependientes, que se encuentran sometidos a las obligaciones recogidas en la presente Norma Foral.
2.- El citado catálogo incluirá, al menos, la denominación, adscripción departamental y la identidad de la persona que ocupa el cargo público.
3.- El citado Catálogo tendrá efectos constitutivos y se difundirá por los medios pertinentes y, en todo caso, en el Portal de Transparencia de la Diputación Foral de Bizkaia, para hacer efectivo el principio de transparencia regulado en la Norma Foral 1/2016, de 17 de Febrero, de Transparencia de Bizkaia.
4.- La gestión y actualización del Catálogo corresponderá al Órgano de Garantía establecido en el Título V de la presente Norma Foral.
5.- Los departamentos forales, organismos autónomos, y demás entidades que integran el sector público institucional foral deberán trasladar al Órgano de Garantía, con carácter inmediato, la información referente a la creación, modificación, refundición o supresión, de cualquier cargo público del sector público foral del Territorio Histórico de Bizkaia.
TÍTULO II.- PRINCIPIOS ÉTICOS Y DE BUEN GOBIERNO
Artículo 4.- Principios éticos y de buen gobierno
1.- Cada cargo público foral ejercerá sus funciones y responsabilidades de acuerdo con los principios éticos, de buen gobierno y de relación con la ciudadanía establecidos en este Título.
2.- Los principios éticos, de buen gobierno y de relación con la ciudadanía recogidos en la presente Norma Foral serán aplicables sin perjuicio de los que se recogen en el segundo punto de la Disposición Adicional Primera de la Ley del Parlamento Vasco 1/2014, de 26 de junio, reguladora del código de conducta y de los conflictos de intereses de dichos cargos públicos.
Artículo 5.- Principios Éticos
Los principios éticos a los que deberán adecuar su conducta cada cargo público foral son, al menos, los siguientes:
a) Ejemplaridad. Deberá actuar en todo momento de forma ejemplar con la finalidad de mantener la confianza de la ciudadanía en sus instituciones y servir de modelo a las personas que trabajan en sus respectivos órganos o enti-dades que dirigen.
b) Integridad. Será inflexibles en lo que a ética y sinceridad se refiere, actuando de forma coherente con el principio del servicio público y con otros principios como la imparcialidad, la honestidad, la transparencia, la eficacia o la legalidad, tanto en el ejercicio de cualquiera de sus funciones públicas como en aquellos aspectos que puedan trascender a su papel institucional.
c) Imparcialidad: Mantendrá siempre un criterio independiente y ajeno a todo interés particular.
d) Objetividad. Deberá tomar las decisiones de manera imparcial y equitativa con respeto a los intereses generales de la organización, poniendo en conocimiento inmediato a la institución cualquier conflicto de interés que pueda afectarles en la toma de decisiones.
e) Responsabilidad. Será responsable de sus decisiones y acciones.
f) Honestidad y desinterés. Los cargos públicos forales trabajarán solamente persiguiendo el objetivo de cumplir con el interés público y en favor del interés general de la ciudadanía de Bizkaia
g) Convivencia y Respeto. Los cargos públicos forales, en el desempeño de sus funciones y en su actitud personal, fortalecerán una sociedad basada en la convivencia, la solidaridad y el respeto, impulsado en todo caso el respeto, la pluralidad y la solidaridad entre las personas. Así mismo, tratarán a la ciudadanía, al personal al servicio de la ad-ministración, al personal directivo y al resto de cargos públicos, así como a cualquier otro responsable público, con la cortesía, el debido respeto y dignidad que toda persona merece.
Artículo 6.- Principios de Buen Gobierno
Los principios de Buen Gobierno a los que deberán ajustar su actuación cada cargo público foral son, al menos, los si-guientes:
a) Liderazgo compartido e innovador: Los cargos públicos forales ejercerán su liderazgo compartido, fomentando y fa-voreciendo todas aquellas sinergias de colaboración público-privada e interinstitucional que sean necesarias, espe-cialmente con los municipios y el resto de entidades del Territorio Histórico de Bizkaia.Así mismo, deberán impulsar el correcto alineamiento entre política y gestión, dotar de visión estratégica a la organización, tomar las decisiones de forma fundamentada, motivando a la organización en la consecución del programa de gobierno. Impulsarán también, la adaptación y transformación permanente de las políticas públicas y de sus respectivas organizaciones para adecuar sus objetivos y estructuras a las necesidades de la sociedad bizkaina.
b) Gobierno Abierto. Adoptará, impulsará, ejecutará, decidirá y evaluará sus políticas en un marco de gobierno abierto, que ofrezca a la ciudadanía información sobre todas las actividades públicas.
c) Excelencia profesional. Ejercerá sus funciones con la máxima profesionalidad exigible que persiga una mejora cons-tante y un desarrollo de sus competencias profesionales en búsqueda del objetivo de la excelencia para prestar unos servicios de calidad a la ciudadanía.
d) Promoción de la cultura de modernización. Promoverá la innovación y el desarrollo de la cultura de modernización en sus respectivas organizaciones, con especial atención a que por parte del personal empleado público se adapten a las nuevas exigencias que la sociedad demanda y se cambie la cultura organizativa.
e) Eficiencia en el uso de los recursos. Utilizará todos los recursos públicos de acuerdo con los principios de eficacia, eficiencia y economía.
f) Responsabilidad por la gestión. Deberá responder por la gestión realizada, exponiendo los motivos de sus decisio-nes.
g) Cohesión económico-social y equilibrio territorial. Los cargos públicos forales promoverán en el ejercicio de sus fun-ciones la cohesión social y económica, así como el equilibrio territorial de las comarcas de Bizkaia, ámbitos en los que impulsarán la colaboración con las entidades locales.
Artículo 7.- Principios de relación con la ciudadanía
Cada cargo público y asimilado tendrá como principio capital de conducta el respeto de la dignidad de las personas, y:
1.- Tratará a la ciudadanía con esmerada corrección y evitarán la intromisión en la vida privada de cualquier adversario o adversaria política.
2.- Promoverá la igualdad de género y tratarán por igual a todas las personas, evitando toda discriminación.
3.- Promocionará la participación de la ciudadanía en el diseño de las políticas públicas y en los procesos de toma de decisiones.
4.- Garantizará el ejercicio de los derechos lingüísticos de las personas, prestando especial atención al impulso de la normalización del euskera y fomentando su uso.
5.- Impulsará, dentro de sus competencias, la protección del patrimonio cultural y del medio ambiente.
Artículo 8.- Relación de instrumentos para la materialización de los principios.
En un plazo de (12) meses desde la entrada en vigor de la Norma Foral, se elaborarán Guías de Conducta. Asimismo, al objeto de preservar los principios de buen gobierno en el plazo de (6) meses se determinarán los instrumentos de planifi-cación, evaluación y mejora de políticas públicas a desarrollar por parte de la DFB.
TÍTULO III. DE LA PREVENCIÓN Y DETECCIÓN DE LOS CONFLICTOS DE INTERÉS
Artículo 9.- Conflictos de interés
1.- En el ejercicio de las funciones y responsabilidades asignadas, cada cargo público guiará sus conductas y actuaciones de acuerdo con los principios de objetividad e imparcialidad, sirviendo siempre los intereses generales.
2.- Existirá conflicto de intereses cuando las personas obligadas por la presente Norma Foral intervengan, por acción u omisión deliberada, en la adopción de decisiones relacionadas con asuntos en los que confluyan el interés general o el interés público encomendado a su función e intereses privados propios o compartidos con terceras personas o de sus familiares directos, en los términos que se establece en esta Norma Foral, incluso en el caso de que no consiguieran con su acción u omisión su propósito.
Artículo 10.- Modalidades de conflictos de interés
Los conflictos de interés, en el ámbito temporal de desarrollo de las funciones y responsabilidades de la persona designada cargo público, pueden plantearse en tres momentos:
a) Conflictos de interés derivados de situaciones previas al acceso al cargo público o conflictos "ex ante". A tal efecto, de conformidad con lo establecido en la presente Norma Foral, cada cargo público deberá dejar constancia de tales extremos en su declaración de actividades y abstenerse de aquellos asuntos en los que concurran las circunstancias establecidas en el artículo 12 de la presente Norma Foral.
b) Los conflictos de interés que se produzcan durante el desarrollo del ejercicio del cargo, se resolverán de acuerdo con lo establecido en la presente Norma Foral.
c) Conflictos de interés derivados de situaciones posteriores al ejercicio como cargo público foral o conflictos "ex post". En los dos años inmediatamente posteriores al cese como cargo público foral también se pueden producir poten-cialmente conflictos de interés. Las medidas preventivas y, en su defecto, la determinación de las infracciones y de las sanciones, de tales conflictos se regulan por la presente Norma Foral.
Artículo 11.- Sistema de alerta temprana para la prevención y detección de potenciales conflictos de interés
1.- Cada cargo público foral deberá ejercer sus funciones y responsabilidades evitando los posibles conflictos de interés que puedan surgir.
2.- La prevención y detección de los potenciales conflictos de interés en lo que puedan incurrir cualquier cargo público foral se llevará a cabo por medio de los procedimientos y a través del Órgano de Garantía establecidos en la presente Norma Foral.
3.- En los supuestos en que una persona designada cargo público foral valore que puede estar incurso en un potencial conflicto de interés deberá notificarlo a su superior jerárquico y elevar la cuestión o consulta con carácter previo al Órgano de Garantía y seguimiento competente según lo establecido en la presente Norma Foral.
4.- Las cuestiones y consultas sobre el alcance de conflictos de interés que se planteen como consecuencia de la aplica-ción de la presente Norma Foral serán canalizadas y resueltas por el Órgano de Garantía previsto en el Título V de la presente Norma Foral.
Las cuestiones y consultas tendrán carácter confidencial y en todo caso deberán preservar la publicación de datos de carácter personal.
5.- En todo caso, si la persona designada cargo público foral advierte por sí mismo o como consecuencia de una consulta planteada al Órgano de Garantía de la existencia de un conflicto de interés, deberá notificarlo a su superior jerárquico y al Órgano de Garantía y abstenerse del conocimiento o participación en el asunto o de la toma de decisión en el mismo, en los términos previstos en el artículo siguiente. Si la abstención es de la persona titular de un departamento, se dará cuenta a la Diputación Foral y, en su caso, al Diputado o Diputada General, así como al Órgano de Garantía.
Artículo 12.- Deber de abstención e inhibición
1.- Cada cargo público foral deberá abstenerse de intervenir, además de en los supuestos contemplados en la normativa de régimen jurídico y procedimiento administrativo común, en todas aquellas actividades, iniciativas o decisiones en las que concurran o se favorezcan intereses propios, de su cónyuge o pareja de hecho o de familiares dentro del cuarto grado de consanguinidad o afinidad, o intereses que compartan con terceras personas.
2.- Asimismo no intervendrá en el conocimiento o decisión de asuntos en los que se afecten a intereses de empresas, sociedades o entidades de cuyos órganos de dirección o de gobierno hayan formado parte en los dos (2) años anteriores al inicio de su relación de servicio, tanto ellos como su cónyuge o pareja de hecho, o sus familiares dentro del segundo grado de afinidad o consanguinidad, o terceras personas con quien tengan intereses compartidos.
3.- No será de aplicación lo previsto en el número anterior a cualquier cargo público que resulte sujeto a un régimen jurídi-co singular de abstención en razón del puesto u órgano en el que desarrollen su función.
4.- La abstención se realizará por escrito y se comunicará a la persona titular del departamento o entidad de quien la per-sona que ocupe cargo público dependa o, en su caso, al órgano que llevó a cabo el nombramiento. En los casos de urgen-cia en la toma de decisiones, la abstención se podrá formular inicialmente de forma oral y ser con posterioridad planteada mediante escrito en el plazo de tres días. Asimismo, para su constancia, deberá ser comunicada en el plazo máximo de quince días al Órgano de Garantía y gestión establecido en el Título V de esta Norma Foral.
5.- En todo caso, ese Órgano de Garantía y gestión informará de los asuntos en los que el cargo público foral deba abste-nerse y resolverá las consultas que se susciten en relación con la aplicación efectiva de la normativa vigente en materia de conflictos de interés.
6.- Si la persona que ocupe un cargo público no cumpliera con su deber de abstención, la persona titular del Departamento o ente del que dependa, una vez haya tenido conocimiento de la circunstancia, previa audiencia de la persona afectada ordenará la inhibición de esta, debiendo informar de ello al Órgano de Garantía establecido en esta Norma Foral. Si dicho cargo público afectado por el deber de abstención tiene la condición de Diputado o Diputada Foral, la orden deberá proce-der del Diputado o Diputada General, una vez haya tenido conocimiento de la circunstancia, previa información a la Dipu-tación Foral. La inhibición conllevará la puesta en marcha de los mecanismos de suplencia o sustitución previstos en el ordenamiento jurídico.
7.- Las personas interesadas en un expediente o en un procedimiento pueden promover la recusación de cualquier cargo público foral que sea competente para su tramitación, instrucción o resolución, en los mismos casos que los establecidos para la abstención y de acuerdo con el procedimiento determinado por la normativa básica reguladora del procedimiento administrativo común.
8.- El incumplimiento del deber de abstención por parte dicho cargo público foral dará lugar a la correspondiente responsa-bilidad administrativa, sin perjuicio de otras responsabilidades que se pudieran derivar del ordenamiento jurídico.
Artículo 13.- Prevención de conflictos de interés durante el ejercicio del cargo como consecuen-cia de circunstancias previas al ejercicio del cargo
1.- Cada cargo público foral, en el que concurra un interés personal en relación con sus actividades profesionales y eco-nómicas desarrolladas con carácter previo a los dos (2) años anteriores a su nombramiento, deberán abstenerse de inter-venir en aquellos asuntos que les afecten por razón de su cargo, en los términos previstos en el artículo 12 de la presente Norma Foral.
2.- A tal efecto, dicho cargo público foral efectuará una declaración de actividades tal y como se recoge en el artículo 31 de esta Norma Foral
Artículo 14.- Limitaciones y prohibiciones al ejercicio de actividades privadas con posterioridad al cese del cargo público foral
1.- Quienes desempeñen cargos públicos, sin perjuicio de las compensaciones o prestaciones que pudieran corresponder-les según la normativa específica, durante los dos años siguientes a la fecha de su cese no podrán prestar ningún tipo de servicio ni mantener relación laboral o mercantil con las empresas, sociedades o cualquier otra entidad de naturaleza privada con las que hubieren tenido relación directa debido al desempeño de las funciones propias del cargo.
2.- Las personas designadas altos cargos, regulados por esta norma, que con anterioridad a ocupar dichos puestos públi-cos hubieran ejercido su actividad profesional en empresas privadas a las cuales quisieran reincorporarse no incurrirán en la incompatibilidad prevista en el apartado anterior cuando la actividad que vayan a desempeñar en ellas lo sea en puestos de trabajo que no estén directamente relacionados con las competencias de dicho cargo público ocupado ni puedan adop-tar decisiones que afecten a éste.
3.- Se considera que hay una relación directa en la decisión que afecta a una entidad, siempre que la persona que ocupa un cargo público foral:
a) En el ejercicio de sus funciones o responsabilidades, o su superior jerárquico a propuesta de éste o quienes sean ti-tulares de órganos dependientes de aquel, ya fuere por delegación o sustitución, hubiese suscrito un informe pre-ceptivo, una resolución administrativa o un acto equivalente sometido a derecho privado, en relación con la empresa o entidad de que se trate.
b) Haya intervenido en sesiones de algún órgano colegiado en las que se hubieren adoptado acuerdos o resoluciones en relación con dichas empresas o entidades.
4.- Se entenderá que no hay relación directa en la decisión en aquellos supuestos en los que las resoluciones o acuerdos van referidos no a una empresa o entidad en particular, sino a un colectivo de estas identificado por el cumplimiento de una serie de requisitos o de razones objetivas establecidas con carácter general y no formando parte de un procedimiento administrativo de carácter competitivo entre los distintos sujetos concurrentes.
Tampoco se estimará que concurre relación directa en la decisión cuando se dicten resoluciones en un procedimiento de concurrencia competitiva a propuesta de un órgano técnico colegiado, cuando este disponga de la facultad de propuesta de resolución y siempre que en la composición del citado órgano no haya sido decidida ni propuesta por el cargo público que acuerde la resolución.
5.- Asimismo, no se considerará que concurre relación directa en la decisión en aquellos supuestos en los que la persona que ocupa un cargo público foral realice una actuación reglada basando su resolución en los informes técnicos del personal al servicio de la Administración Foral o de órganos establecidos al efecto por la legislación correspondiente que hayan propuesto motivadamente una única solución ya fuera en el procedimiento de adjudicación de un contrato, en el otorga-miento de subvenciones o en cualquier tipo de actuación administrativa
6.- Durante el período de dos años desde su cese, las personas que ocupen cargos públicos forales no podrán celebrar por sí mismos o a través de sociedades o empresas participadas por ellos directa o indirectamente en más del diez (10) por ciento, contratos de servicios o similares, con la Administración Pública foral y los organismos, las entidades o las empresas del sector público foral en la que hubieran prestado servicios, ya sea directamente o por medio de empresas contratistas o subcontratistas, siempre que guarden relación directa con las funciones que la persona que ocupaba el alto cargo ejercía.
Artículo 15.- Mecanismos de prevención de conflictos de interés tras el cese como cargo público foral o conflicto "ex post"
1.- Durante los dos años posteriores a su cese y con carácter previo al inicio de una nueva actividad, quienes hubieren desempeñado cargos públicos forales deberán efectuar declaración sobre todas aquellas actividades que vayan a realizar. Esta declaración deberá realizarse ante el Órgano de Garantía previsto en el Título V de la presente Norma Foral.
2.- Asimismo, durante los dos años posteriores a la fecha de cese, quienes hubieran desempeñado cualquier cargo público foral, reingresen a la función pública y tengan concedida la compatibilidad para prestar servicios retribuidos de carácter privado, les será de aplicación lo establecido en esta Norma Foral.
Artículo 16.- Limitaciones patrimoniales en participaciones societarias
1.- Las personas nombradas cargos públicos forales no podrán tener, por sí o junto a su cónyuge, sea cual fuere el régi-men económico matrimonial, o persona que conviva en análoga relación de afectividad, así como a través de hijos e hijas dependientes y personas tuteladas, participaciones directas o indirectas superiores en un diez por ciento en empresas que tengan conciertos o contratos de cualquier naturaleza con el sector público foral, o sean subcontratistas de dichas empre-sas o que reciban subvenciones provenientes de la Administración Foral.
2.- En el supuesto de sociedades mercantiles cuyo capital social suscrito supere los seiscientos mil (600.000) euros, dicha prohibición afectará también a las participaciones patrimoniales que sin llegar a ese porcentaje supongan una posición en el capital social de la empresa que pueda condicionar de forma relevante su actuación.
3.- La persona nombrada cargo público foral que poseyera en el momento de su nombramiento una participación en los términos expresados en los apartados 1 y 2 de este artículo, dispondrá de un plazo máximo de tres (3) meses para des-prenderse de las participaciones que superen los límites establecidos, contados desde el día siguiente a su nombramiento. Si la participación se adquiriera a través de herencia u otro título gratuito durante el ejercicio de sus funciones el plazo de tres meses para desprenderse de ella contará a partir de la fecha de adquisición.
4.- Se hará constar en las declaraciones de bienes y derechos patrimoniales, tanto las situaciones reguladas en este ar-tículo, como las transmisiones de dichas participaciones
Artículo 17.- Control y gestión de activos y valores financieros de las personas designadas car-gos públicos forales
1.- Quienes desempeñen cargos públicos forales con competencias de regulación, supervisión o control sobre sociedades mercantiles que emitan valores y otros activos financieros negociables en un mercado organizado y en relación con los valores y activos financieros de los que sean titulares en su propia persona, sus cónyuges no separados legalmente, salvo que el régimen económico matrimonial sea el de separación de bienes, sus hijos e hijas menores de edad no emancipadas o las personas tuteladas, deberán contratar para la gestión y administración de tales valores o activos a una entidad finan-ciera registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Esta obligación no será exigible cuando la cuantía de dichos valores y activos no supere la cantidad de ciento mil (100.000) euros calculada según su cotización media corres-pondiente al cuarto trimestre del año que se trate.
2.- La entidad con la que se contrate la gestión y administración de tales valores y activos llevará a cabo la misma con sujeción exclusivamente a las directrices generales de rentabilidad y riesgo establecidas en el contrato, sin que pueda recibir instrucciones de inversión de las personas citadas en el apartado anterior. No podrá revelárseles la composición de sus inversiones, salvo que se trate de instituciones de inversión colectiva o que, por causa justificada, medie autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
3.- Tales cargos públicos forales que se encuentren en alguno de los supuestos previstos en los apartados anteriores, deberán entregar una copia simple del contrato de gestión y administración suscrito con la entidad financiera al Órgano de Garantía establecido en el Título V. de la presente Norma Foral, al objeto de que se lleve a cabo su anotación y archivo junto con la declaración de bienes y derechos patrimoniales formulada.
TÍTULO IV.- ESTATUTO DE LA PERSONA NOMBRADA CARGO PÚ-BLICO FORAL Y RÉGIMEN DE INCOMPATIBILIDADES
CAPÍTULO I: ESTATUTO DE LA PERSONA NOMBRADA CARGO PÚBLICO FORAL
Artículo 18.- Nombramiento como cargo público foral con rango de director o directora general o asimilada. Requisitos y declaración responsable
1.- Cada cargo público foral que tenga la condición de director o directora general asimilada en la Administración Foral y en entidades del sector público, sin perjuicio de su carácter de cargos de confianza, se nombrarán atendiendo a aquellos criterios de competencia y experiencia que, en su caso, se determinen a través del correspondiente desarrollo normativo o por protocolos que pueda aprobar al efecto la propia Diputación Foral, con la finalidad de garantizar su correcto desempeño por parte de las personas que vayan a desempeñar tales funciones.
2.- El nombramiento de dicho cargo público foral será discrecional, atenderá a los principios establecidos en el apartado primero de este artículo con finalidad de garantizar la profesionalidad y capacidad de dichos cargos.
3.- Los cargos públicos forales con carácter previo a su nombramiento entregarán a la autoridad u órgano que lo deba realizar y de conformidad con el modelo que se determine, un currículo vitae en el que detallarán su actividad profesional. El currículum, de acuerdo con los protocolos de nombramiento que, en su caso, se establezcan, será difundido a través del Portal de Transparencia de la Diputación Foral.
4.- Junto con el acto de nombramiento, la persona nombrada cargo público foral deberá suscribir una declaración respon-sable en la que exponga no haber sido:
a) Condenada por sentencia firme a pena privativa de libertad, hasta que se haya cumplido la condena.
b) Condenada por sentencia firme por la comisión de delitos de falsedad; contra la libertad; contra el patrimonio y orden socioeconómico, así como contra el ordenamiento jurídico; y contra el orden público, en especial, el terrorismo, hasta que los antecedentes penales hayan sido cancelados.
c) Inhabilitada conforme a la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, mientras no haya concluido el período de inhabilita-ción fijado en la sentencia de calificación del concurso.
d) Inhabilitada o suspendida para empleo o cargo público, durante el tiempo que dure la sanción, en los términos pre-vistos en la legislación penal y administrativa.
e) Sancionada por la comisión de una infracción muy grave o grave de acuerdo con lo previsto en la Norma Foral 1/2016, de 17 de febrero, de Transparencia de Bizkaia, durante el tiempo que dure la sanción.
CAPÍTULO II.- SISTEMA DE INCOMPATIBILIDADES DE LAS PERSONAS DEISG-NADAS CARGOS PÚBLICOS FORALES
Sección Primera.- Dedicación y retribuciones de las personas designadas cargos públicos forales
Artículo 19.- Dedicación exclusiva de las personas designadas cargos públicos forales.
Dichos cargos públicos forales ejercen sus funciones en régimen de dedicación exclusiva, no pudiendo compatibilizar tal desempeño por sí o mediante sustitución o apoderamiento, con el de cualquier otro puesto, cargo, representación, profe-sión o actividad, sea público o privado, por cuenta propia o ajena, salvo las excepciones recogidas en esta Norma Foral.
Artículo 20.- Retribución única
1.- Las retribuciones de las personas nombradas cargos públicos forales serán públicas, en los términos previstos en la Norma Foral 1/2016, de 17 de febrero, de Transparencia de Bizkaia. Tales retribuciones se determinarán de acuerdo con la normativa aplicable en cada caso y dentro de los límites previstos en la Norma Foral que apruebe los Presupuestos Gene-rales del Territorio Histórico de cada ejercicio.
2.- Tales cargos públicos forales no podrán recibir más de una retribución con cargo a los presupuestos de las Administra-ciones Públicas o de sus entidades dependientes o vinculadas, ni ninguna otra que provenga de una actividad privada salvo las excepciones recogidas en esta Norma Foral.
3.- Las retribuciones de dichos cargos públicos forales serán determinadas en los presupuestos de la Diputación Foral de Bizkaia. Además de la retribución consignada en los presupuestos, tales cargos públicos forales solo podrán percibir, en su caso las cantidades que perciban en concepto indemnizaciones por los gastos en que hayan podido incurrir por razón del servicio
4.- Quienes ejerzan como cargo público foral y ostenten la condición de personal funcionario de carrera, en el supuesto de que sean declarados en la situación administrativa de servicios especiales, podrán seguir percibiendo las retribuciones que legalmente les correspondan por antigüedad, en los términos y con el alcance que prevea para esta situación administrativa la legislación de función pública que les resulte de aplicación.
Artículo 21.- Derechos pasivos y Seguridad Social
1.- La percepción de pensiones de derechos pasivos y de la Seguridad Social es incompatible con el ejercicio de cualquier cargo público foral, con la excepción de aquellas pensiones que sean declaradas como expresamente compatibles por la legislación de la seguridad social.
2.- En aquellos casos en que se incurra en un supuesto de incompatibilidad, la percepción de la pensión, de acuerdo con los que se prevea en la legislación aplicable, quedará en suspenso al momento del nombramiento, recuperándose automá-ticamente una vez que se produzca el cese en el cargo, de acuerdo con lo previsto en la legislación aplicable.
Sección Segunda.- Limitaciones e incompatibilidades derivadas de la condición de cargo público foral
Artículo 22.- Limitaciones e incompatibilidades
1.- El desempeño como cargo público foral está sujeto a las limitaciones e incompatibilidades previstas en esta Norma Foral.
2.- Con carácter general, y salvo las excepciones previstas en esta Sección, el desempeño como cargo público foral exigirá en todo caso dedicación exclusiva.
Artículo 23.- Naturaleza excepcional de las compatibilidades
De acuerdo con el principio general de dedicación exclusiva recogido en esta Norma Foral, el desempeño como cargo público foral solo será compatible con aquellas actividades públicas o privadas expresamente recogidas en la presente Norma Foral o con aquellas otras que se prevean en las leyes.
Artículo 24.- Compatibilidad con actividades privadas
1.- El ejercicio como cargo público foral podrá ser compatible con las siguientes actividades privadas:
a) La administración del patrimonio personal o familiar, con las salvedades y limitaciones previstas en los artículos 16 y 17 de esta Norma Foral.
b) La participación ocasional en congresos, jornadas, seminarios, talleres, cursos, conferencias, así como en coloquios, debates o programas de medios de comunicación social, siempre que no sea consecuencia de una relación de trabajo o de un contrato mercantil de prestación de servicios, así como no sean participaciones inherentes al ejercicio de las funciones de la persona nombrada cargo público foral, en cuyo caso no podrán ser retribuidas salvo la percepción de indemnizaciones por razón del servicio.
c) La comercialización y publicación de la producción y creación literaria, artística, científica o técnica, salvo que traiga causa de una relación de trabajo o de un contrato, sea del carácter que fuere, de prestación de servicios.
d) La participación en fundaciones, asociaciones, organizaciones no gubernamentales o entidades sin ánimo de lucro, así como en aquellas otras entidades que resulten de interés social o que promuevan valores sociales, salvo en aquellos casos en que en esas entidades se desempeñen cualquier tipo de funciones o tareas en las que medie re-tribución.
2.- En cualquier caso, el desarrollo de las actividades recogidas en el punto anterior no podrá impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de los deberes y obligaciones de la persona que ostenta un cargo público foral, ni comprometer la imparcialidad o la independencia del ejercicio de sus funciones o perjudicar al interés público.
Artículo 25.- Compatibilidad con actividades públicas
1.- El ejercicio como cargo público foral podrá ser compatible con las siguientes actividades públicas:
a) El desempeño de cargo que institucionalmente le correspondan por resultar anejos, implícitos o deriven del nom-bramiento de cargo público foral que ejerce y aquellos otros para los que resulte expresamente comisionado por las Juntas Generales, la Diputación Foral, el Diputado o Diputada General o, en su caso, los y las Diputadas Forales.
b) El cumplimiento de misiones temporales o de funciones de representación en organizaciones o conferencias locales, forales, autonómicas, estatales, de la Unión Europea, internacionales o cualesquiera otras constituidas entre institu-ciones de naturaleza pública.
c) La representación en consejos, órganos colegiados y directivos, consejos de administración de organismos, socie-dades, consorcios o cualquier entidad pública en las que la Diputación Foral o sus órganos dependientes o vincula-dos deba estar representada, así como de las sociedades mercantiles y fundaciones dependientes de aquélla en los términos previstos en esta Norma Foral.
2.- Cualquier cargo público foral, en todos aquellos casos previstos en el apartado anterior, no podrá percibir retribución alguna, salvo las indemnizaciones por gastos derivados directamente del ejercicio de sus funciones representativas. A tal efecto, si por necesidades derivadas del ejercicio de funciones públicas tales cargos públicos forales debieran trasladarse fuera del lugar en que radica la Diputación Foral o la entidad instrumental a la que presten servicios, tendrán derecho a que los gastos de viaje, estancia y protocolarios derivados del desplazamiento se les compensen una vez justificados bajo los criterios de eficiencia y economía con los límites que, en su caso, puedan establecerse.
3.- Las asistencias, dietas u otras cantidades devengadas por cualquier otro concepto y que sean consecuencia de la participación como cargo público foral en el desarrollo de sus funciones representativa, serán ingresadas directamente en la Tesorería de la Diputación Foral de Bizkaia.
Artículo 26.- Compatibilidad con cargos electivos
1.- Las personas componentes del gobierno foral podrán compatibilizar el ejercicio de su cargo con la de miembro de las Juntas Generales de Bizkaia, en los términos previstos en la normativa aplicable.
2.- Dichos cargos públicos forales podrán compatibilizar su actividad con la de cargo representativo de las entidades loca-les, salvo que en la citada entidad local tengan dedicación exclusiva o dedicación a tiempo parcial, conforme a la legislación vigente.
3.- Asimismo, tales cargos públicos forales podrán compatibilizar el ejercicio de sus funciones con aquellas otras de cargos representativos en las instituciones que se establezcan expresamente mediante ley.
4.- En cualquiera de los supuestos anteriores, ningún cargo público foral podrá percibir más que una retribución corres-pondiente a una de las actividades que se refiere este artículo, sin perjuicio de que pueda ser receptor de las asistencias, dietas e indemnizaciones que puedan corresponderle por el ejercicio de la otra actividad, conforme lo previsto en la pre-sente Norma Foral y lo que se establezca en la normativa que resulte de aplicación.
Artículo 27.- Otras actividades compatibles: actividades formativas y docentes
1.- Las personas que ocupen cargos públicos forales podrán compatibilizar sus funciones con el ejercicio retribuido de la docencia en la enseñanza universitaria o centros de educación superior, pero exclusivamente en aquellos casos en los que su dedicación no supere las sesenta horas lectivas en cómputo anual.
Asimismo, se incluyen las actividades de investigación, y de asesoramiento científico o técnico, siempre que estén vin-culadas a la universidad y no estén retribuidas.
2.- Asimismo, y con los mismos límites establecidos en el apartado anterior, dichos cargos públicos forales podrán impartir, en razón del cargo que ocupen o de su propia especialidad profesional, cursos, conferencias o seminarios en centros oficiales o en programas de formación del personal funcionario o de personal directivo impartidos por las Administraciones Públicas o por entidades dependientes de estas.
3.- No computarán como horas a los efectos previstos en el apartado anterior de este artículo, todas aquellas conferencias, presentaciones o intervenciones en congresos, jornadas, talleres o seminarios o cualquier otra actividad de similares ca-racterísticas, en que la persona designada cargo público foral sea invitada en función de su responsabilidad institucional y con el objetivo de difundir las políticas gubernamentales de su respectiva institución. En este último caso, su intervención en tales actividades no podrá ser retribuida, percibiendo únicamente las indemnizaciones por razón del servicio que le correspondan. En el supuesto de que se percibiera alguna retribución, esta deberá ser ingresada en la Tesorería de la Diputación Foral de Bizkaia.
Artículo 28.- Procedimiento de declaración de compatibilidad
1.- Cualquier actividad que pretenda iniciar la persona que ostenta un cargo público foral que sea compatible con su activi-dad deberá ser comunicada con carácter previo al órgano de garantía previsto en la presente Norma Foral.
2.- Las actividades compatibles previstas en los artículos 24, 25 y 26 de esta Norma Foral deberán ser objeto de autoriza-ción previa, que será otorgada por medio de resolución de la persona titular del departamento competente en la materia a propuesta del órgano de garantía establecido en la presente Norma Foral.
3.- Las actividades compatibles relacionadas con el apartado 1 y 2 del artículo 27, también deberán ser objeto de declara-ción de compatibilidad, que será otorgada por medio de resolución del titular del Departamento competente en la materia a propuesta del órgano de garantía establecido en la presente Norma Foral.
4.- Corresponderá al órgano de garantía en materia de conflicto de intereses el seguimiento, control y, en su caso, incoa-ción de los expedientes informativos o sancionadores que procedan, en relación con el cómputo anual del total de horas determinadas en el artículo 27.1, de acuerdo asimismo con las previsiones recogidas en el artículo 27.3 de esta Norma Foral.
5.- La persona que ostenta un cargo público deberá presentar nueva solicitud de autorización de compatibilidad si se modi-fican cualquiera de las circunstancias que fueron inicialmente declaradas en solicitud, incluida la comunicación de la finali-zación de la actividad.
6.- Una vez valorados los requisitos legales de la solicitud, el órgano de garantía emitirá un informe de compatibilidad, que tendrá carácter preceptivo y vinculante cuando sea desfavorable; y carácter preceptivo cuando sea favorable.
Una vez emitido informe favorable, la resolución podrá ser desfavorable cuando el órgano de garantía estime que la ac-tividad solicitada impide o menoscaba el estricto cumplimiento de los deberes y obligaciones del cargo público, o compro-mete la imparcialidad o la independencia en el ejercicio del mismo, o perjudica el interés público.
7.- El plazo máximo para notificar la resolución correspondiente no podrá exceder de un mes desde la fecha en la que fue solicitada la compatibilidad. Dicho plazo podrá ser ampliado a petición del órgano de garantía.
8.- En los procedimientos de declaración de compatibilidad el silencio tendrá la condición de negativo.
TÍTULO V.- ÓRGANOS E INSTRUMENTOS DEL SISTEMA DE GARAN-TÍAS DE LA PRESENTE NORMA FORAL
CAPÍTULO PRIMERO: ÓRGANOS DEL SISTEMA DE GARANTÍAS DE LA PRE-SENTE NORMA FORAL
Artículo 29.- Órgano de garantía
1.- La vigilancia y el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la presente Norma Foral serán atribuidas al Órgano de Garantía que a través de Decreto estipule la Diputada o Diputado del Departamento de Administración Pública y Relaciones Institucionales, o quien ostente en su momento dichas competencias. Éste gozará.lde plena autonomía funcional, por tanto, no podrá solicitar o aceptar instrucciones de ninguna entidad pública o privada
2.- El Órgano de Garantía y el personal funcionario que lo conforme y que preste servicios vinculados con la aplicación de la presente Norma Foral, tienen el deber permanente de mantener en secreto los datos e informaciones que conozcan por razón de su trabajo.
3.- En el ámbito material previsto en esta Norma Foral, corresponde al Órgano de Garantía:
a) Elaborar los informes que, con carácter preceptivo, se prevean en la presente Norma Foral, así como atender y re-solver las consultas que se planteen en torno a su aplicación.
b) Gestionar el régimen de conflictos de interés y de incompatibilidades de las personas que ostentan cargos públicos forales, llevar a cabo su seguimiento y control, implementando las necesarias medidas de carácter preventivo.
c) Requerir, cuando sea necesario, a las personas que sean nombradas o cesadas como cargos públicos forales el cumplimiento de las obligaciones previstas en esta Norma Foral.
d) Gestionar los Registros de Actividades y de Bienes e Intereses de las personas designadas cargos públicos forales, así como responsabilizarse de la custodia, seguridad e indemnidad de los datos y documentos que en ellos se con-tengan.
e) Colaborar con otras instituciones u órganos del Gobierno Vasco o de las Diputaciones Forales que tengan atribuidas las mismas finalidades con objeto de mejorar la eficiencia del sistema de vigilancia y control, así como la garantía de la política de integridad.
f) Gestionar la publicación en el Portal web de Transparencia foral la información de las declaraciones anuales de bie-nes y de actividades del Diputado o Diputada General, los y las Diputados forales, las Jefaturas de gabinete, las Di-recciones Generales de los Departamentos y asimismo las Direcciones y/o Gerencias de los Organismos Autóno-mos, Entidades Públicas Empresariales y entidades del sector público foral. Igualmente, gestionará la publicación en dicho portal de todas las resoluciones de autorización o reconocimiento de compatibilidad que afecten a las personas nombradas cargos públicos, así como las que autoricen el ejercicio de la actividad privada al cese de cualquier alto cargo.
g) Gestión y actualización del Catálogo de Cargos a los que se les aplica la presente Norma Foral.
h) Dar cuenta a la Diputación Foral e informar a las Juntas Generales sobre el grado de cumplimiento de las obligacio-nes como cargos públicos forales.
i) Aquellas otras atribuciones que le sean conferidas por Normas Forales, disposiciones de naturaleza reglamentaria o Acuerdos de la Diputación Foral de Bizkaia.
Artículo 30.- Colaboración con el Órgano de Garantía en el ejercicio de las funciones esta-blecidas en esta Norma Foral
1.- Todas las entidades y órganos dependientes de la Diputación Foral, así como las entidades privadas que sean requeri-das, tendrán la obligación de colaborar con el Órgano de Garantía en todo lo que afecte a la detección de posibles conflic-tos de interés o vulneración del régimen de incompatibilidades previstas en la presente Norma Foral.
2.- Asimismo, derivado del deber de colaboración, el resto de Administraciones Públicas cooperarán con el citado Órgano de Garantía con la finalidad de prevenir los conflictos de interés y garantizar la efectividad del régimen de incompatibilida-des regulado en esta Norma Foral.
CAPÍTULO II: DECLARACIONES DE ACTIVIDADES Y DE BIENES E INTERESES DE LAS PERSONAS NOMBRADAS CARGOS PÚBLICOS FORALES.
Artículo 31.- Declaración de actividades
1.- Cada cargo público foral tiene la obligación de presentar ante el Registro de Actividades una declaración de actividades públicas y privadas que estén desempeñando, tanto por sí mismo como mediante sustitución o apoderamiento, así como aquellas otras desempeñadas durante los dos (2) años anteriores al nombramiento, de acuerdo con lo establecido en el artículo 13 de la presente Norma Foral.
2.- La declaración de las actividades durante el ejercicio como cargo público se extenderá no solo a las actividades que sean susceptibles de retribución o compensación económica, sino también a aquellas otras en las que, en principio, no se perciban compensaciones económicas. Cualquier tipo de actividad pública o privada en la que se perciban indemnizaciones por razón del servicio, asistencias, dietas o cualquier otro tipo de compensaciones deberán ser, en todo caso, declaradas.
3.- Asimismo deberán declarar el inicio y el cese en cualquier actividad pública o privada, durante el desempeño del cargo.
4.- Las declaraciones de actividades derivadas de los supuestos previstos en el apartado anterior, se presentarán en el plazo máximo de tres (3) meses desde la fecha del nombramiento, así como cada vez que se inicie una actividad de con-formidad con lo previsto en esta Norma Foral.
5.- Las declaraciones de actividades reguladas en este artículo se presentarán ante el órgano de garantía establecido en la presente Norma Foral. Será, asimismo, competencia de este órgano el examen y supervisión de todas las declaraciones de actividades y, en su caso de apreciar defectos formales. A tal efecto, si se observaran tales defectos, se requerirá a la persona interesada la consiguiente subsanación de los mismos en el plazo máximo de quince días desde su notificación.
6.- El nuevo nombramiento de una persona como cargo público foral que ya viniera ejerciendo responsabilidades de ese carácter en la Administración Foral o en las entidades a las que se extiende su aplicación esta Norma Foral, no requerirán una nueva declaración de actividades, salvo en aquellos casos en que se hubiere producido alguna variación o modificación sustancial en las circunstancias o exigencias requeridas por la normativa vigente a la persona interesada.
Artículo 32.- Declaración de bienes e intereses
1.- Cada cargo público foral tiene la obligación de presentar, ante el Registro de Bienes e Intereses y en los términos que se determinen reglamentariamente, una declaración que abarque la totalidad de sus bienes, derechos y obligaciones de contenido patrimonial.
2.- La declaración patrimonial comprenderá, como mínimo, los siguientes ámbitos:
a) La relación de sus bienes, derechos y obligaciones patrimoniales.
b) Los valores o activos financieros negociables.
c) Las participaciones societarias y el objeto social de las sociedades participadas y de las sociedades de todo tipo en las que tengan intereses la persona declarante, o junto a su cónyuge, cualquiera que sea el régimen económico ma-trimonial, o persona que conviva en análoga relación de afectividad, así como a través de hijos e hijas dependientes y personas tuteladas.
Artículo 33.- Régimen de los registros
1.- Los Registros de Actividades y de Bienes e Intereses se adscribirán y gestionarán por el Órgano de Garantía estableci-do en la presente Norma Foral.
2.- Tales registros se instalarán y sus correspondientes asientos insertarán en un soporte de gestión documental que garantice la inalterabilidad y permanencia de los datos, así como su alta seguridad en su acceso y uso.
3.- Ambos registros tendrán carácter público. El acceso a sus datos se realizará en los términos que se establezcan re-glamentariamente y, en todo caso, de acuerdo con lo previsto en la legislación estatal y autonómica sobre protección de datos de carácter personal, así como con lo dispuesto en la legislación básica en materia de régimen jurídico y procedi-miento administrativo común. Asimismo, la información contenida en ambos Registros estará sujeta a las obligaciones de Publicidad Activa establecidas en la Norma Foral 1/2016, de 17 de febrero, de Transparencia de Bizkaia.
4.- La Declaración inicial de Actividades y la de Bienes e Intereses deberá presentarse en el plazo de tres (3) meses, a contar desde la fecha de la toma de posesión, o en su caso, a la fecha de inicio o cese de la actividad, conforme a los modelos establecidos al efecto.
5.- Las personas incluidas en el ámbito de aplicación de esta Norma Foral, deberán presentar en los Registros correspon-dientes tras su cese en el cargo, entendiéndose producido el mismo a partir de la disolución por cumplimiento del mandato de las Juntas Generales, una Declaración de Actividades y una Declaración de Bienes e Intereses en el plazo de un (1) mes desde dicha fecha, conforme a los modelos establecidos al efecto.
6.- Cuando el Órgano de Garantía de la Diputación tenga conocimiento de la toma de posesión o del cese de un cargo, durante el mandato de las Juntas Generales, de las personas obligadas a presentar declaración de actividades y de bienes e intereses se dirigirá a ellas requiriéndoles el cumplimiento de tal obligación.
7.- Los Registros de Actividades y el de Bienes e Intereses se adscriben al Órgano de Garantía:
a) Depósito: las declaraciones se presentarán en el formato que se establezca al respecto.
b) Práctica de asientos: se llevará un libro por cada uno de los Registros en los que se anotará el correspondiente asiento en el que conste el número de registro, la fecha de entrada, nombre y apellidos y cargo que desempeña y el resto de datos personales contemplados en los modelos de declaración. Asimismo, se hará constar el carácter de la declaración presentada: inicial, sobrevenida, complementaria, o final.
c) Expedición de recibo: el Órgano de Garantía remitirá a la persona declarante como acuse de recibo, copia del asiento registral practicado en el momento de la presentación de las declaraciones.
d) Conservación y custodia de las declaraciones presentadas.
e) Cancelación de oficio de los asientos correspondientes y devolución de la documentación: transcurridos cuatro (4) años desde la fecha del cese se procederá de oficio a cancelar los asientos correspondientes y a devolver a la per-sona interesada la documentación depositada en los Registros. En el caso de que la persona interesada no se hicie-ra cargo de la documentación en el plazo de dos (2) meses, se desconociera su paradero o domicilio o solicitará ex-presamente, se dispondrá su destrucción, extendiéndose la oportuna diligencia.
f) Expedición de certificaciones: expedirá las certificaciones de datos que obren en el Registro de Actividades y en el de Bienes e Intereses, pudiendo consistir en la expedición de copias autenticadas.
8.- Reglamentariamente se establecerá los contenidos a publicar de acuerdo a las obligaciones establecidas en la Norma foral 1/2016, de 24 de febrero, de Transparencia de Bizkaia.
Artículo 34.- Informe a las Juntas Generales sobre el grado de cumplimiento de esta Norma Foral
1.- El Órgano de Garantía elaborará bianualmente un informe sobre el grado de cumplimiento de las obligaciones de las personas que desempeñan cargos públicos forales recogidas en esta Norma Foral, dando cuenta del mismo a la Diputación Foral para su posterior remisión a las Juntas Generales de Bizkaia de la información detallada sobre tales extremos. En el citado informe se recogerán asimismo las infracciones y sanciones que, en su caso, se hayan impuesto, con identificación de sus responsables.
2.- Dicha información contendrá, como mínimo, los siguientes datos agregados sin referencias personalizadas sobre los cargos públicos forales:
a) Número de cargos públicos forales obligados a formular sus declaraciones, así como el número de declaraciones efectivamente recibidas.
b) Declaraciones efectuadas con ocasión del cese.
c) El número de requerimientos realizados ante la falta de cumplimiento en plazo de dichas obligaciones.
d) Procedimientos sancionadores incoados, en su caso, y resultado de los mismos.
3.- El Órgano de Garantía, informará dentro del primer trimestre del año, con respecto a las declaraciones presentadas durante el año anterior, al Diputado o Diputada General del:
a) Número de declaraciones recibidas, especificando de qué clase se trata.
b) Número de altos cargos que no han cumplido con la obligación de declarar.
TÍTULO VI.- RÉGIMEN SANCIONADOR
Artículo 35.- Infracciones
1.- A los efectos de esta Norma Foral se consideran infracciones muy graves:
a) El incumplimiento de los principios éticos y de buen gobierno de los cargos públicos a que se refiere el Título II.
b) El incumplimiento de las normas sobre conflictos de interés e incompatibilidades establecidas en esta Norma Foral o las que se puedan determinar en otras Normas Forales o Leyes.
c) La presentación de declaraciones con datos o documentos falsos o que deliberadamente no se ajusten a la realidad.
d) El incumplimiento del deber de inhibición o de abstención, cuando legalmente proceda y asimismo conforme lo pre-visto en el artículo 12 de esta Norma Foral.
e) El incumplimiento de las limitaciones patrimoniales relativas a las participaciones societarias establecidas en el artículo 16 de esta Norma Foral.
f) El incumplimiento de las obligaciones establecidas en el artículo 17 de esta Norma Foral en relación a la contratación con entidades financieras para la gestión y administración de valores y otros activos financieros negociables en un mercado organizado.
2.- Se consideran infracciones graves:
a) La no declaración de actividades y de bienes en intereses en los correspondientes Registros, una vez que la perso-na nombrada cargo público foral haya sido apercibido o requerido para ello.
b) La omisión deliberada de datos y documentos que deban ser presentados conforme a lo establecido en esta Norma Foral.
3.- Se considerará falta leve la no declaración de actividades o de bienes e intereses en los correspondientes Registros dentro de los plazos establecidos, cuando se proceda a su subsanación con posterioridad al plazo otorgado en el requeri-miento por el Órgano de Garantía.
4.- No constituirá infracción la falta de presentación de la declaración de actividades o de bienes e intereses en los plazos establecidos, cuando se subsane tras el requerimiento del Órgano de Garantía en el plazo otorgado para ello.
5.- Si las infracciones pudieran ser objeto de cualquier otro tipo de responsabilidades se ordenará al Servicio de Asesoría Jurídica de la Diputación Foral de Bizkaia el ejercicio de las acciones que correspondan, poniendo los hechos en conoci-miento del Ministerio Fiscal cuando las infracciones pudieran ser constitutivas de delito.
Artículo 36.- Sanciones
1.- Las infracciones establecidas en el artículo anterior serán sancionadas con la declaración expresa del incumplimiento de esta Norma Foral mediante la publicación de un extracto de la correspondiente Resolución en el Boletín Oficial de Bizkaia, , salvo que se tratara de faltas leves.
2.- Las sanciones muy graves y graves conllevarán además las siguientes medidas complementarias que se deberán reflejar expresamente en el expediente sancionador en función de las circunstancias del caso:
a) La destitución como cargo público foral, si no se hubiere producido el cese con anterioridad. En ningún caso, esa destitución podrá afectar a la condición de cargo electo que pudiera ostentar la persona designada cargo público fo-ral.
b) La obligación de restituir las cantidades que se hubieren percibido indebidamente, que se determinará mediante re-solución del expediente sancionador. La cantidad estipulada se podrá incrementar en un diez (10) por ciento en las infracciones muy graves y en un cinco (5) por ciento en las infracciones graves, en el caso de que no se proceda a la devolución en el mes siguiente a la notificación del expediente sancionador.
3.- Las personas que hayan cometido infracciones graves o muy graves tipificadas en la presente Norma Foral no podrán ser nombradas para ocupar ningún cargo público foral ni representante de intereses forales en entidades privadas durante un período de entre cinco (5) y diez (10) años en las infracciones muy graves y entre uno (1) y cinco (5) años en las infrac-ciones graves, de acuerdo con lo que se prevea en la resolución del expediente sancionador.
4.- La aplicación de las medidas complementarias a la sanción establecidas en este artículo se realizará de manera motivada, atendiendo al grado de inobservancia de los principios éticos y de buen gobierno regulados en esta Norma Foral, a la repercusión y daños causados al interés general y a la imagen de la institución, así como a la existencia de perjuicios ocasionados a terceros y a la debida percepción de cantidades económicas por el desempeño de actividades públicas consideradas incompatibles por la presente Norma Foral.
5.- Las faltas leves se sancionarán con amonestación y sus resoluciones no serán publicadas en el Boletín Oficial de Biz-kaia.
Artículo 37.- Prohibición de contratar
En los supuestos previstos en el artículo 14 de la presente Norma Foral, si la empresa prosiguiera con la contratación del trabajador o de la trabajadora, una vez que se haya resuelto la existencia de un conflicto de interés derivado de situaciones posteriores al ejercicio del cargo público foral o una incompatibilidad del mismo carácter, tal conducta llevará aparejada la prohibición para contratar con las entidades y empresas del sector público foral a las que se extiende el ámbito objetivo de aplicación de la presente Norma durante el límite máximo de dos años desde el cese del cargo público foral.
Artículo 38.- Actuaciones previas al procedimiento sancionador
1.- El Órgano de Garantía en materia de conflictos de interés y de incompatibilidades podrá, con anterioridad al inicio de cualquier expediente sancionador, realizar de oficio actuaciones previas de carácter reservado, de acuerdo con lo previsto en la legislación aplicable, y con la finalidad de determinar la concurrencia de las circunstancias que justifiquen la incoación del citado expediente. El inicio de las actuaciones se le comunicará, con carácter previo a su desarrollo, a la persona interesada, quien podrá formular las alegaciones que considere pertinentes.
2.- El Órgano de Garantía en materia de conflictos de interés y de incompatibilidades conocerá, asimismo, de las denuncias que sobre presuntos incumplimientos de esta Norma Foral se formulen.
3.- El resultado de las informaciones previas será objeto de la confección de un informe y se elevará por parte del Órgano de Garantía en materia de conflictos de interés e incompatibilidades a los órganos a su vez competentes para la incoación del expediente o, en su caso, para el archivo del mismo. Si el cargo público foral fuera un o una miembro de la Diputación Foral corresponderá dictar la orden de instrucción a la Diputación Foral a propuesta del Diputado o Diputada titular del departamento que sea competente en razón de la materia.
4.- Es competencia del órgano de garantía en materia de conflictos de interés la instrucción del expediente sancionador.
5.- El procedimiento sancionador se sustanciará a través de un expediente contradictorio conforme se determine reglamen-tariamente y de acuerdo con lo establecido en esta Norma Foral, en los principios reflejados en la legislación básica apli-cable y en la Ley 2/1998, de 20 de febrero, de Potestad Sancionadora de la Comunidad Autónoma del País Vasco.
6.- Los ficheros, archivos o registros de carácter público y, en especial, los de la Administración tributaria de la Diputación Foral de Bizkaia, proporcionarán al Órgano de Garantía competente en materia de Conflicto de Intereses, cuando esta lo requiera, de la información, datos y colaboración en los términos establecidos en la legislación en materia de protección de datos de carácter personal y en la legislación y Normas Forales tributarias.
Las personas que vayan a ser nombradas cargos públicos, antes de su toma de posesión, deberán prestar su consen-timiento expreso para que la Administración tributaria ceda al Órgano de Garantía en materia de conflicto de intereses, los datos y demás antecedentes de que disponga, cuando le sean requeridos por éste en el ejercicio de las funciones que le encomienda el presente artículo.
Artículo 39.- Resolución
1.- En el caso de las sanciones leves, es competencia de la persona titular del Departamento de Administración Pública y Relaciones Institucionales o del que, en su caso, sea competente en razón de la materia, la resolución de los expedientes sancionadores previstos en esta Norma Foral, imponiendo, si así fuera pertinente, la correspondiente sanción.
2.- Si la infracción hubiera sido grave o muy grave, corresponderá a la Diputación Foral la imposición de sanción.
3.- Si el incumplimiento de la norma hubiere sido realizado por un miembro de la Diputación Foral, la resolución del expe-diente sancionador corresponde al Diputado o Diputada General, previa información a la Diputación Foral. En el caso de que fuera éste quien hubiere incurrido en la conducta infractora se atenderá a lo previsto en la disposición adicional primera de esta Norma Foral.
Artículo 40.- Prescripción
El régimen de prescripción y caducidad del procedimiento sancionador será el establecido en la Ley 2/1998, de 20 de febrero, de la Potestad Sancionadora de las Administraciones Públicas de la Comunidad Autónoma de Euskadi.
Artículo 41.- Responsabilidades derivadas
Lo previsto en la presente Norma Foral no impedirá la exigencia de las demás responsabilidades que, en su caso, hubiere lugar en relación con la conducta de las personas nombradas cargos públicos forales. Así, cuando puedan existir indicios de otras responsabilidades añadidas o diferentes, la Diputación Foral, por medio del departamento responsable en la materia, instará al Servicio de Asesoría Jurídica de la institución para que estudie el asunto y, si procede, emprenda el ejercicio de las acciones que procedan, poniendo los hechos en conocimiento del Ministerio Fiscal si las infracciones pudieran ser constitutivas de delito.
DISPOSICIONES ADICIONALES
Disposición Adicional Primera.- Excepción del ámbito de aplicación de la Norma Foral al Diputado o Diputada General de Bizkaia
1.- El régimen sancionador previsto en la presente Ley no se aplicará al Diputado/a General de Bizkaia, atendiendo a los procedimientos previstos para su investidura, suspensión, cese y sustitución, en la Norma Foral 3/1987.
2.- La exigencia del cumplimiento de las previsiones establecidas en esta Norma Foral por el Diputado o Diputada General se llevarán a cabo a través de los procedimientos establecidos en el Reglamento de las Juntas Generales de Bizkaia.
Disposición Adicional Segunda.- Conceptos de retribución, dieta e indemnización
A efectos de lo previsto en esta Norma Foral, los conceptos de retribución, dieta e indemnización se entienden del siguien-te modo:
a) La retribución es la remuneración económica reflejada en el respectivo Presupuesto anual de la entidad y que co-rresponde a cada cargo público foral desempeñado como consecuencia de nombramiento o designación. La remu-neración incluye, por tanto, todos los conceptos retributivos y los complementos de tal carácter abonados al cargo público a través de su respectiva nómina, salvo los previstos en los apartados posteriores de esta disposición adi-cional.
b) Las dietas son aquellas cantidades económicas que, en su caso, pueda tener derecho a percibir como cargo público foral por la participación o asistencia a sesiones de órganos de gobierno o administración de aquellas entidades, sociedades mercantiles u otros órganos colegiados, en cuyas normas específicas se le reconozca su devengo y siempre que, de acuerdo con la presente Norma Foral, sean compatibles con la percepción de las retribuciones pro-pias del cargo público foral.
c) Las indemnizaciones son las compensaciones económicas por los gastos en los que haya incurrido cualquier cargo público foral como por razones de servicio.
Disposición Adicional Tercera.- Subsistencia de Incompatibilidades
Los preceptos de esta Norma Foral se aplicarán sin perjuicio de la expresa subsistencia de las incompatibilidades estable-cidas por otros tipos de normas o leyes para determinadas personas nombradas cargos públicos forales en atención a la naturaleza de sus funciones.
Disposición Adicional Cuarta.- Prestación compensatoria durante el período de prohibición de actividad privada posterior al cese como cargo público foral
Las personas que se hallaren en dicha situación percibirán durante dicho periodo una prestación económica temporal equivalente al cuarenta por ciento (40%) de una mensualidad de retribución; regulándose dicha prestación mediante el procedimiento que se establezca al efecto.
Asimismo, dicha prestación será extensible para aquellos supuestos recogidos en la Disposición Adicional Tercera.
No obstante lo señalado, dicha prestación económica será incompatible con la realización de cualquier otra actividad privada no sujeta a conflicto de interés e incompatibilidad alguna.
Disposición Adicional Quinta.- Comunicación de contrataciones de entidades del sector público que afecten al ámbito de aplicación de esta Norma Foral
Las entidades y sociedades mercantiles que dispongan de cargos públicos forales sujetos al ámbito de aplicación de la presente Norma Foral deberán comunicar al Órgano competente en materia de Conflicto de Intereses la formalización de todos los nombramientos o designaciones que efectúen de tales cargos públicos forales.
Disposición Adicional Sexta: Modelos de Declaraciones de Actividades y de Bienes e Intereses
La Diputación Foral aprobará en el plazo de un (1) mes los modelos de Declaraciones de Actividades y de Bienes e Intere-ses adaptados a la presente Norma Foral.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Disposición Transitoria Primera.- Declaraciones de las personas designadas cargos públicos forales nombradas o contratadas con anterioridad a la entrada en vigor de esta Norma Foral
Dichos cargos públicos forales nombrados con anterioridad a la entrada en vigor de esta Norma Foral dispondrán de un plazo de (3) meses para formular nuevas declaraciones de actividades y de bienes e intereses ante el órgano de garantía, de acuerdo con lo previsto en esta Norma Foral.
Disposición Transitoria Segunda.- Compatibilidades autorizadas previamente a la aprobación de esta Norma Foral
1.- El Órgano de Garantía revisará de oficio las autorizaciones de compatibilidad otorgadas con anterioridad a la entrada en vigor de esta Norma Foral para el desarrollo de actividades, con la finalidad de comprobar su adecuación a los mandatos en ella recogidos.
2.- En aquellos supuestos en los que el Órgano de Garantía considere que la actividad desarrollada resulte contraria a lo establecido en esta Norma Foral, se deberá dirigir cada cargo público foral que resulte afectado al objeto de que esté presente las alegaciones que estime pertinentes. Una vez recibidas estas, el Órgano de Garantía elaborará un Informe que será elevado al Diputado o Diputada Foral competente en la materia para que presente ante la Diputación Foral su revoca-ción, declarándose que la incompatibilidad sobrevenida tendrá efectos desde su efectiva notificación a la persona interesa-da.
Disposición Transitoria Tercera.- Vigencia de disposición reglamentaria
En tanto no se desarrolle reglamentariamente esta Norma Foral, permanecerá en vigor en todo lo que no se oponga a la misma el Decreto Foral de la Diputación Foral 80/2011, de 12 de abril, por el que se crean y regulan los registros y las declaraciones de actividades y de bienes e intereses de las y los miembros y altos cargos de la Diputación Foral y demás entidades incluidas en los Presupuestos Generales del Territorio Histórico de Bizkaia, y el Decreto Foral de la Diputación Foral de Bizkaia 57/2016, de 22 de marzo, que modifica el anterior.
Disposición Transitoria Cuarta.- Aplicación de las prohibiciones posteriores al cese como cargo público
Las previsiones contempladas en los artículos 14, 15, 37, así como la Disposición Adicional Sexta de la presente norma, resultarán de aplicación para los nombramientos efectuados a partir de la inmediata legislatura posterior a la aprobación de la presente Norma Foral.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
Quedan derogadas cuantas disposiciones normativas del ordenamiento foral del Territorio Histórico de Bizkaia que se opongan a lo previsto en la presente Norma Foral.
DISPOSICIÓN FINAL
Disposición Final.- Habilitación reglamentaria
La Diputación Foral aprobará los reglamentos que sean necesarios en desarrollo y ejecución de esta Norma Foral.

Entendido