Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha29/11/2016

Bilbao

El gasto medio por cada "bonodenda" vendido alcanza los "80 euros", según Pradales

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Interpelado por el grupo Mixto, el diputado foral de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, ha ofrecido esta mañana en una comparecencia en las Juntas Generales de Bizkaia datos sobre la VII campaña Bono Denda que finalizará el próximo sábado, 3 de diciembre, un mes después de arrancar. El responsable foral ha explicado que el pasado martes se agotaron los 20.000 bonos puestos a la venta. Cada “bonodenda” tiene un precio de 40 euros y con él se pueden realizar compras por valor de 50 euros en más de 11.000 comercios adheridos de Bizkaia. Según Pradales, el gasto medio se sitúa en los “80 euros”, duplicando así el valor de cada vale.

La campaña Bono Denda arrancó en el territorio en el año 2012. Hasta hoy, en las sucesivas ediciones puestas en marcha -cuatro en Navidad y dos en primavera- en Bizkaia se han vendido “130.000 bonos” que han generado un gasto de 12.154.817 euros en establecimientos minoristas que no superan los 10 empleados, ya que la iniciativa está pensada, de manera "conjunta" con el sector, “para dinamizar el consumo y apoyar al pequeño comercio del territorio”. Solo en 2015, a través del impuesto del IVA, la Hacienda foral vizcaína recuperó “300.000 euros” de lo inicialmente invertido, ha destacado Pradales.

En base a los datos obtenidos de la última campaña, el “57%” del gasto se produjo en artículos de equipamiento personal (ropa, complementos…). Los beneficiarios vizcaínos prefirieron después usar los bonos en librerías (12,6%) y tiendas de alimentación (7%). En torno al 3% de los vales fueron a parar a tiendas de informática y electrónica, jugueterías, y peluquerías. Y cerca del 2% de los tickets se utilizaron para comprar artículos de perfumería, de parafarmacia o muebles.

El “bonodenda” tiene presencia en “todas” las comarcas de Bizkaia, aunque predomina en las más pobladas. Casi cuatro de cada diez bonos –el 38%- acabó en un establecimiento de Bilbao. Le sigue después la Margen Izquierda (16%), Nerbioi-Ibaizabal (9%), Durangaldea (8,7%), Lea Artibai (8%) y Eskuinaldea (7,4%). El resto de vales se utilizaron para adquirir productos o servicios en Busturialdea (5%), Enkarterri (5%), Uribe Kosta (1,4%) y Arratia (1%).

Todos los grupos han considerado “positiva” la idea de seguir apoyando al pequeño comercio de Bizkaia. Algunos como EH Bildu han pedido incluso que se lleve a cabo “en más ocasiones” y se estudie, en próximas ediciones, que su venta tenga “cierta relación” con la renta de sus compradores.


PROPOSICIONES RECHAZADAS

Por otra parte, el grupo Popular Vizcaíno (PP) presentaba hoy en la comisión de Desarrollo Económico y Territorial del Parlamento de Bizkaia sendas proposiciones no de norma, las cuales han sido rechazadas por los grupos junteros de PNV y PSE-EE.
En la primera, el grupo juntero Popular ha defendido que el departamento de Desarrollo Económico y Territorial señalizase en la Autopista A-8 y en la Variante Sur Metropolitana, “de forma visible”, la salida para las autocaravanas en dirección al aparcamiento autorizado de Kobetas, como así le ha solicitado la asociación de caravanistas. La idea ha sido apoyada también por EH Bildu, Podemos Bizkaia y grupo Mixto.

Los dos grupos que sustentan al Gobierno foral creen, en cambio, que la señalización “vertical” que proponía el juntero Jesús Isasi “no es obligatoria” en las vías de alta capacidad y puede “llegar a saturar” las autopistas, ya de por sí cargadas de señalización viaria convencional, confundiendo al resto de usuarios y provocando una “reducción de la seguridad viaria” según el portavoz jeltzale Jon Andoni Atutxa. Como alternativa, ha propuesto que se estudie la posibilidad de incorporar estas señales en la carretera foral BI 3736.


PLAN DE VÍAS DE ESCAPE

A través de otra iniciativa no de norma, el PP ha pedido el diseño de un “plan de vías de escape” que se aplique en el caso de colapsos de las vías principales de la red foral de carreteras en el anillo de Bilbao. Isasi quería apoyos, que no ha conseguido (EH Bildu, Podemos Bizkaia y Mixto se han abstenido), para que se instase a la Diputación, Ayuntamiento de Bilbao y Gobierno Vasco, a reunirse con el fin de “estudiar y mejorar la comunicación con los usuarios de vehículos”.

De nuevo, PNV y PSE-EE han tumbado la propuesta popular. Ambos grupos entienden que la idea supone crear un “problema competencial” ya que la función de la Diputación se limita a la construcción de las vías y es el Gobierno vasco el competente para establecer las directrices de circulación y tráfico. En cualquier caso el jeltzale Mikel Bagan ha advertido que las dos administraciones –Gobierno Vasco y Diputación- trabajan ya de forma "coordinada". “Existe una estrategia definida para dirigir a los usuarios por vías alternativas” cuando se producen atascos o accidentes, ha dicho.

El debate ha virado después sobre la utilidad de los distintos paneles informativos existentes en la A-8. “No se ha mirado de qué informan estos paneles y si se necesitan más”, ha espetado Jesús Isasi. “Si hay accidente, lo pone” le ha respondido el socialista Ignacio Jerónimo. “Sería interesante valorar si se necesitan más paneles”, ha pedido Zigor Isuskiza, de EH Bildu, quien ha animado a las instituciones a estudiar un sistema informativo basado en el GPS o en la telefonía móvil.

Entendido