Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha29/11/2016

Bilbao

Bizkaia pide el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
La comisión de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de las Juntas Generales de Bizkaia ha acordado hoy, por mayoría absoluta, pedir el cierre de los siete Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) existentes en el Estado español. PNV, PSE-EE y EH Bildu han apoyado la proposición no de norma presentada por el grupo juntero Podemos Bizkaia en la que se denuncia la “vulneración grave de los derechos humanos”. Por su parte, PP y grupo Mixto se han opuesto al cierre.

La iniciativa del grupo morado se registró en Juntas Generales pocos días después de conocerse los incidentes acaecidos en el CIE de Barcelona en donde 70 personas protestaron por las condiciones “inhumanas”, denuncias que se sumaron a otras ocurridas con anterioridad en el centro de Aluche. Para el apoderado de Podemos Bizkaia Mikel Isasi, estos casos son dos ejemplos “dramáticos” de las condiciones en las que se retiene a estas personas que vienen pidiendo “un trato digno”. Reflejan una situación “injusta e insostenible que supone una clara vulneración de los Derechos Humanos”.

El apoderado de Podemos ha pedido al Gobierno central “cambiar la mirada” sobre las personas que entran en el Estado sin papeles. “Se les obliga a permanecer 60 días en estos centros cuando lo único que han cometido es una falta administrativa que en el caso de un residente sólo supondría una multa”. En cambio, para las personas migrantes o refugiadas es una puerta abierta a la “vulneración de derechos”. Según Isasi, organizaciones próximas a estos grupos han denunciado “palizas, deportaciones, falta de higiene y de servicios sanitarios, irregularidades jurídicas”, y hasta trato "inhumano" a menores y mujeres embarazadas.

El resto de grupos junteros que han apoyado el texto - PNV, PSE-EE y EH Bildu- han coincidido en señalar que el trato recibido por las personas que llegan a estos centros –un total de siete con capacidad para 2.000 personas- es “inhumano”.

Juan Otermin (PSE-EE) ha explicado que su grupo rechaza el funcionamiento de estos centros porque "no cumplen con la dignidad humana". “No es tanto un problema de legalidad -como apuntaban PP y grupo Mixto- sino un asunto de justicia”. “Sus condiciones son peores que los centros penitenciarios” ha lamentado.

Para la portavoz de EH Bildu en la comisión, Arantza Urkaregi, en estos lugares “no se respetan los derechos humanos”. Tras decir que sus moradores “no son delincuentes” y se les debe garantizar “libertad para traspasar fronteras”, la representante de la coalición abertzale ha dicho que “el problema que subyace es la Ley de Extranjería”.

El grupo juntero Nacionalistas Vascos ha querido hacer una “distinción entre lo legal y lo humano”. Estos centros son una “exigencia de la UE que tiene como objetivo identificar a personas indocumentadas” que pisan suelo europeo, si bien los jeltzales se han mostrado a favor de pedir el cierre para buscar una “transformación" del modelo, "sin que suponga barra libre” para entrar en Europa. Según Gorka Beitia, las personas que acceden a estos centros se tiran dos meses en un “régimen casi carcelario” bajo un funcionamiento “bastante inhumano”, ha descrito.

Para el grupo Mixto y PP, cumplir con el mandato de las Juntas Generales sería “dejar de cumplir el espacio Schengen”. “Habría que instar a la UE porque este tipo de centros están en todos los países”, ha sostenido el popular Eduardo Andrés quien ha admitido que se pueden incorporar "mejoras" en su funcionamiento, aunque los CIEs de España “no están entre los peores”. “Hay que valorar las consecuencias de lo que se pide y dejarse de retóricas. Existen en todos los países gobierne quien gobierne”, ha añadido Arturo Aldecoa.


V PLAN FORAL DE IGUALDAD

En la misma comisión, la diputada de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada, ha comparecido, a petición de Podemos Bizkaia, para ofrecer una evaluación del IV Plan Foral para la Igualdad entre hombres y mujeres en la Diputación, así como para presentar las acciones y objetivos previstos del siguiente plan que estará vigente esta legislatura durante el periodo 2016-2019.

Después de recordar que “en breve” presentarán en Juntas Generales el proyecto de Norma Foral de Igualdad que irá más dirigida a la ciudadanía, Laespada ha señalado que la elaboración del V Plan de Igualdad, de “impacto más interno”, ha sido posible gracias al trabajo interdepartamental de “70 personas”. Para esta legislatura, esperan desarrollar “123 acciones” con objetivos centrados en la erradicación de la violencia a través de incidir en los “micromachismos”, que ha definido como “aquellos temas más informales que sirven de base para que se produzcan desigualdades”. Entre sus acciones, Laespada ha subrayado las destinadas a trabajar las “nuevas masculinidades”, en donde se desarrollarán “20 acciones” para “romper con los roles y estereotipos de los hombres”. Una decena de acciones irán dirigidas a trabajar la “coeducación” juvenil.

En lo que respecta al plan anterior - el IV Plan de Igualdad-, Laespada ha señalado que en los cuatro años que ha estado vigente, se han desarrollado una media anual de “187 acciones” con un grado de ejecución del “96%”. Este plan ha servido para “consolidar –según ella- el proceso de igualdad en relación a la introducción de perspectivas de género”. Entre los logros la diputada ha mencionado también el alto número de acciones y su nivel de ejecución, la incorporación de cláusulas de igualdad en pliegos contractuales, la facultad de servir para traccionar a empresas públicas y privadas, y el diseño de una metodología en la que han participado “130 personas” a nivel interno. Solo en 2015, la Diputación alcanzó la cifra de “211 informes de igualdad” que impactaron en la estructura interna de la Institución foral y sus sociedades.


CENTRO DE DÍA DE ETXEBARRI, APERTURA “EN EL PRIMER TRIMESTRE DE 2017”

Por otro lado, en la comisión de Acción Social celebrada anteriormente, ha comparecido a petición del grupo Mixto Isabel Sánchez Robles en relación a la apertura del Centro de Día de Etxebarri. La diputada foral de Acción Social ha anunciado que su inauguración se producirá “en el primer trimestre de 2017”. El centro será la piedra de toque para “huir del modelo clásico” de Centro de Día de la Diputación. “Como novedad”, ha dicho, servirá para ensayar una “nueva fórmula de atención” pensada “en la prevención de la dependencia y en la promoción de la autonomía personal”.

Según ha recordado, Azpiegiturak concluyó las obras del "Centro de Promoción de la Autonomía Personal" de Etxebarri después del verano y la Diputación está ahora “dispuesta” a poner en marcha el proceso de contratación para encomendar su gestión y arrancar así un centro “pionero” que servirá para testar un modelo que “pudiera extenderse después a otros centros del territorio”.

Sánchez Robles ha justificado la espera para abrir el servicio, en que la Institución foral ha querido primero que se aclarase cómo quedaba la localidad de Etxebarri, con la aprobación de la Cartera de Servicios y la nueva zonificación del territorio, en el nuevo mapa de servicios sociales, ya que Basauri y Etxebarri conforman ahora una zona de servicios única. “Por unos meses no parecía conveniente” abrir el centro sin esperar a que se definiera esta cuestión, ha explicado.

La nueva propuesta asistencial es fruto de un acuerdo entre la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Etxebarri. El consistorio etxebarritarra ha cedido los locales en los que se ubicará el centro al ente foral, y este se ha ocupado de la realización de las obras y de su futura gestión. El proyecto nace de un proceso de participación previo en el que han intervenido vecinos, entidades y asociaciones.

Entendido