Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha11/10/2016

Bilbao

Las Juntas Generales de Bizkaia rechazan cambiar los usos de los dos palcos de San Mames en manos de la Diputación

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
La comisión Institucional, Buen Gobierno y Transparencia de las Juntas Generales de Bizkaia, reunida esta mañana en Bilbao, ha decidido que la Diputación siga manteniendo los criterios actuales de gestión de los dos palcos que cuenta en San Mames en virtud del acuerdo de contraprestaciones que mantiene con el Athletic como socio de San Mames Barria. Los grupos junteros han desestimado una proposición no de norma presentada por Podemos Bizkaia con la que este grupo pretendía cambiar el modo de llegar a ocupar alguno de los 22 asientos forales en días de partido.

Como ha explicado la representante del grupo morado Asun Merinero, su iniciativa pretendía otorgar una función “social” a estas plazas, además de abrir estos espacios “VIP” a la ciudadanía, reservando un “20%” de las mismas a vizcaínos y vizcaínas, con un procedimiento “ordenado” y “más lógico” que el actual. La representante de Podemos cree que el criterio que sigue la Diputación no es el más adecuado , ya que su uso se circunscribe a ser un lugar de encuentro para las “relaciones institucionales”, las cuales se pueden establecer en “otros espacios”. En su propuesta, planteaba también que los “cargos y asesores forales” no pudieran hacer uso de estos palcos que suponen, para ella, una zona “privilegiada” del nuevo campo pagado en su "mayor parte" con dinero público.

La iniciativa de Podemos Bizkaia no ha contado con ningún apoyo en el parlamento vizcaíno a excepción de sus dos representantes. Solo EH Bildu se ha abstenido en la votación advirtiendo primeramente que ya se ha hablado “largo y tendido” sobre este asunto. Su portavoz en la comisión, David Lopategi, ha mostrado “dudas” respecto a la pretensión de Podemos de dejar fuera a cargos o representantes de la Diputación, coincidiendo en este punto con el resto de grupos de la Cámara -PNV, PSE-EE y PP- que han votado en contra de la propuesta “morada”. “Básicamente, estamos de acuerdo con el resto” de la propuesta, aunque el representante de la coalición abertzale ha criticado la filosofía que subyace en la misma existencia de los palcos. “Sería suficiente con invitarles al fútbol” en localidades normales y no en estos asientos que suponen un “agasajo” innecesario, ha apuntado.

Por su parte, el portavoz del PP, Javier Ruiz, ha planteado la existencia de los palcos “como una oportunidad en lugar de un problema”, algo que es común en la mayoría de estadios europeos. Apuesta por un uso “mixto” repartiendo el espacio “entre compromisos institucionales y ciudadanos” para esas 22 localidades reservadas a la Diputación, que apenas son el “0,04% de las 54.000 plazas” existentes, lo que da una idea de que Podemos está “exagerando” con este asunto. El apoderado del grupo Popular ve “razonable” el listado de invitados que la Diputación presentó en su momento, donde además de “gente del PNV” aparecen personas “de la sociedad civil y del mundo asociativo de carácter social”. Aún así, se ha mostrado partidario de buscar una fórmula para abrir el acceso a la ciudadanía mediante un sorteo.

Tras criticar a Merinero por plantear una cuestión que se ha convertido en “recurrente”, la juntera socialista Alexia Castelo ha indicado que los usos actuales son “adecuados” en base al listado hecho público por la Diputación. El PSE-EE ha criticado que Podemos se refiera en su propuesta únicamente a entidades que trabajan en temas de exclusión, dejando al margen a otras organizaciones. Tampoco comparten que se impida la entrada a cargos forales, cuando se supone que éstos son los anfitriones y su labor es de “acompañamiento”.

Para Janire Bijueska, del grupo juntero Nacionalistas Vascos, el criterio marcado por la Diputación es “válido” y está alejado del carácter de “espacio privilegiado” que el grupo morado quiere transmitir. Ha recordado la comparecencia en comisión de la diputada foral de Administraciones Públicas y Relaciones Institucionales, Ibone Bengoetxea, en junio pasado, cuando comunicó a la Cámara que la Diputación había establecido un “protocolo interno”, según el cual se invitaba de forma “rotatoria” en base a dos criterios: por un lado, “entidades con alguna relación con la Diputación”, y, por otro, se establecía un grupo formado “por agentes sociales, de ONGs y del Tercer Sector que colaboran con la Institución foral”. En base a estos requisitos para acceder al campo, los palcos alojaron a “representantes de las embajadas de Francia y EE UU, a 37 delegados de administraciones locales, a 21 personas relacionadas con la cultura, el euskera o el deporte , a 44 de organizaciones y entidades que apuestan por la innovación en Bizkaia, y a 44 del tercer sector”, ha recordado, lo que demuestra que “adolece de ese carácter de privilegio”.

Entendido