Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha15/06/2016

Gernika

Las Juntas Generales debatirán en comisión un cambio de su reglamento para decidir la incorporación de la figura del apoderado "no adscrito"

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Las Juntas Generales de Bizkaia han celebrado hoy en la Casa de Juntas de Gernika un nuevo pleno ordinario con un total de ocho asuntos en el orden del día. Entre ellos, el pleno ha aprobado la “toma en consideración” de una posible modificación del Reglamento de la Cámara vizcaína para decidir la incorporación de la figura del apoderado “no adscrito”.

La iniciativa ha partido del grupo Podemos Bizkaia que ha planteado ya un texto para cambiar aquellos artículos del texto que regulan la composición de los grupos junteros. Como consecuencia de la expulsión en esta legislatura del que fuera representante del grupo Popular Vizcaíno Arturo Aldecoa, la formación morada ha mantenido en el pleno que es “necesaria” la creación de la figura del “miembro no adscrito/a”, ya que “no puede ser” que un único representante “tenga derechos como grupo”, ha explicado su portavoz Neskutz Rodríguez.

La propuesta para abrir el debate ha concitado la unanimidad de los grupos de la Cámara a excepción del grupo Mixto. Su único representante, Arturo Aldecoa, se ha abstenido al entender que la iniciativa “afecta directamente” a su grupo, aunque no se ha negado a que el asunto se debata en el futuro, pero cree que “debe hacerse en una comisión especial”. Tras ofrecer datos sobre su trabajo en el Parlamento –según él, el “23,8%” de las iniciativas parlamentarias en los últimos cuatro años fueron suyas, concretamente “383”- ha lamentado que los grupos junteros “no se fijen más en la eficacia”.

El portavoz del PP, Javier Ruiz, ha pedido a su excompañero que “entregue el acta” de juntero. El representante popular ha sido uno de los más críticos con la situación generada en el Parlamento vizcaíno desde que Aldecoa formó el sexto grupo de la Cámara. Al igual que el grupo proponente, Ruiz ha criticado la situación “sangrante” que supone que el expopular obtenga “condiciones económicas superiores” a las que recibía en su etapa anterior en el grupo Popular, o que sus atribuciones se sitúen “por encima” de cualquier juntero o juntera de la Cámara, “incluidos el Diputado General o el propio Lehendakari”. Es un “fraude a la ciudadanía”, ha sentenciado.

Los grupos junteros EH Bildu y Socialistas Vascos han coincidido en que se debe “corregir” esta situación. La apoderada socialista Begoña Gil ha manifestado que su grupo ya fue partidario de recoger la figura del apoderado “no adscrito” en las negociaciones que dieron como fruto el actual marco reglamentario, aprobado en marzo de 2015, al igual que ya lo hacen “12 de los 17” parlamentos autonómicos, en virtud del denominado “pacto antitransfugismo”. Según Gil, el cambio debería poner el foco en que los derechos económicos del representante que abandone un grupo juntero, no pueda ser “en ningún caso” superior a su origen, además de que “no pueda mejorar su participación” en las sesiones parlamentarias.

EH Bildu ha destacado que “sólo ha transcurrido un año” desde que los grupos junteros aprobaran por unanimidad el reglamento vigente en el último pleno de la legislatura pasada, tiempo suficiente para que haya surgido uno de sus “lados malos”. Su apoderado Zigor Isuskiza ha propuesto “cambiar el estatus jurídico” para que el PP no adquiera “doble representación” en la Cámara y ha pedido un cambio reglamentario que incluya “todas las casuísticas”.

Por su parte, el grupo juntero Nacionalistas Vascos ha apoyado la toma en consideración de un próximo debate sobre la modificación del texto en la comisión de Reglamento y Gobierno, pero su apoderada María Presa ha advertido de que existen algunas “dudas”. Entre ellas, se ha referido a la “idoneidad del momento”, ya que la norma vigente fue aprobada por unanimidad hace poco más de un año tras un “largo” recorrido en la Cámara que se alargó durante “tres años” la pasada legislatura. Ha pedido al resto de grupos “rigor, prudencia y reflexión” en sus planteamientos, ya que el tema se antoja “complejo”.


MINUTO DE SILENCIO Y BANDERA DE SESTAO

El pleno de las Juntas Generales de Bizkaia ha arrancado con un minuto de silencio para recordar a las víctimas del ataque registrado en Orlando (EE.UU.) este pasado domingo, en el que fallecieron medio centenar de personas y otras tantas resultaron heridas. El pequeño gesto de homenaje ha servido, según ha explicado la presidenta de la Cámara, Ana Otadui, para denunciar esta “masacre” y expresar “la solidaridad con las víctimas”.

La sesión ha seguido después con la aprobación de la bandera de Sestao a propuesta de la Diputación y de conformidad con el acuerdo adoptado por el pleno municipal. La enseña del municipio de la Margen Izquierda será “rectangular, de proporción 2:3, formada por dos franjas horizontales iguales, verde la superior y negra la inferior”, y “podrá portar, en su centro, las armas del Concejo de Sestao” siempre que haya acuerdo municipal previo, según ha aclarado la socialista Alexia Castelo, ante la atenta mirada del alcalde de Sestao, Josu Bergara, presente en el hemiciclo.


MOCIONES RECHAZADAS

A continuación, el Parlamento de Bizkaia ha rechazado dos mociones de la oposición nacidas de sendas interpelaciones sustanciadas en el último pleno de control celebrado el 25 de mayo. En una, el grupo Mixto pedía la fusión de los municipios de Sukarrieta y Busturia para resolver la “disputa” por el enclave de San Antonio de Abiña. Y, en la otra, se instaba a la Diputación a trasladar a la Cámara vizcaína el convenio económico que pudiera derivarse de la aplicación del acuerdo con Petronor para la puesta en marcha de la “Unidad de Movilidad Sostenible” del EIC (Centro de Inteligencia de la Energía), iniciativa planteada por Podemos Bizkaia. En las votaciones, el grupo Mixto no ha conseguido el apoyo de ningún grupo juntero; y únicamente EH Bildu se ha unido a la propuesta del grupo morado.


IMPULSO A LAS OFICINAS COMARCALES

Por el contrario, el pleno ha aprobado por unanimidad una moción de EH Bildu para “impulsar” las oficinas comarcales de la Diputación con el fin de conseguir una administración “descentralizada” y “más cercana a la ciudadanía”, según ha explicado su portavoz Josu Unanue.

En concreto, a través de dicha propuesta, las Juntas Generales de Bizkaia instan a la Diputación Foral a que “continúe impulsando las actuales Oficinas Comarcales Agrarias (OCA), los Servicios de Información y Atención al Contribuyente (SIAC) y los servicios de Ayuda de la Diputación dentro del proyecto Gertu, con el objetivo de lograr la ventanilla única”. Además, en la moción se pide a la Institución foral que mantenga “todos los servicios comarcales que en la actualidad prestan tanto el Departamento de Hacienda y Finanzas como el de Sostenibilidad y Medio Natural”.

A propuesta de Podemos Bizkaia, y tras el visto bueno del grupo proponente, la moción ha incorporado al texto un tercer punto para que durante “tres meses” se realicen “campañas informativas” con el objeto de informar a la ciudadanía de los trámites que van a poder hacer en estas dependencias forales. El juntero jeltzale Jon Sánchez ha asegurado que la Diputación contempla ya un plan de comunicación “integral” antes de que se pongan en marcha las dos primeras oficinas “piloto” que se abrirán en Durango –en octubre- y en Busturialdea –aún sin fecha-, como ya anunció la diputada Ibone Bengoetxea en un pleno anterior.


PROPOSICIONES NO DE NORMA

El pleno ha concluido con la votación de tres iniciativas parlamentarias presentadas por la oposición. En una de ellas, el grupo Popular Vizcaíno planteaba la realización de un Plan de Movilidad Sostenible de Bizkaia. Nacionalistas y Socialistas Vascos habían enmendado el texto para que dicho plan se realizase en el seno de la Autoridad de Movilidad de Bizkaia, aún en proceso de creación, y no a través de la Diputación, la cual, según estos grupos, "carece de competencias" en la materia para elaborar dicho plan. La iniciativa de los populares ha sido rechazada por 9 votos a favor (PP, Podemos y Mixto), 27 en contra (PNV y PSE-EE) y 11 abstenciones (EH Bildu).

Por su parte, Podemos Bizkaia y EH Bildu han demandado, por su parte, a través de una propuesta conjunta no de norma, la realización de una auditoría externa del sistema de gestión y tratamiento de los residuos urbanos en el Territorio Histórico de Bizkaia que recogiera, entre otros asuntos, la fracción renovable de la electricidad generada en Zabalgarbi. La propuesta no ha salido adelante al obtener el rechazo de 32 representantes vizcaínos (PNV, PSE, PP y Mixto), frente a los 16 apoyos de los dos grupos proponentes.


CREACIÓN DE UNA COMISIÓN DE ESTUDIO SOBRE PARTICIPACIÓN

Y, por último, la mayoría del pleno se ha mostrado a favor de la creación de una “comisión especial” en relación a la participación ciudadana, que ha planteado EH Bildu y que ha recibido el apoyo de PNV, PSE-EE, Podemos Bizkaia y Mixto.

El apoderado de la coalición abertzale David Lopategi ha señalado que “todos queremos fomentar la participación pero no hablamos de lo mismo” cuando sale este asunto. Por eso, ha pedido la creación de una comisión de estudio que encauce los planteamientos de los grupos junteros y sirva de foro para la comparecencia de expertos en la materia.

El grupo Nacionalistas Vascos (PNV) ha apoyado la iniciativa por estar “alineada con los retos” que el diputado general marcó en su discurso de investidura, y en donde Rementeria abogaba por una administración “más cercana, abierta, participativa y transparente”, según ha explicado Jon Sánchez.

Por su parte, el PP se ha abstenido por entender que esta comisión "no es el cauce idóneo", pues sería “más lógico” que el debate y las aportaciones se realizasen en la comisión de Peticiones y Relaciones con la Ciudadanía y, en comisión ordinaria, en el futuro debate del Proyecto de Norma Foral de Participación anunciado por la Diputación.