Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha06/05/2016

Bilbao

El vertedero de Jata recibirá basuras durante la huelga de la TMB y los trabajos de impermeabilización de Artigas

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, ha comparecido esta mañana en Juntas Generales de Bizkaia para explicar el “modus operandi” de la gestión de los residuos urbanos del territorio mientras se mantenga activa la convocatoria de huelga de los trabajadores de la planta de Tratamiento Mecánico Biológico de Artigas (TMB). La responsable foral ha asegurado que las basuras no tratadas en la planta del monte Arraiz serán llevadas al vertedero de Jata que, desde el pasado mes de febrero, sustituye al de Artigas como única instalación de este tipo en Bizkaia. Al margen de la huelga, Jata seguirá recibiendo residuos hasta que no culminen las labores de impermeabilización del vertedero de Artigas, obras que están presupuestas en “4.847.000 euros” y que tienen un plazo de ejecución de “37 semanas”.

Unzueta ha recordado que desde el pasado “8 de febrero” Jata está recibiendo las basuras que antes de esta fecha se llevaban a Artigas, es decir, las basuras que no puedan ser recicladas o revalorizadas en Bizkaia. Desde el 4 de abril, fecha en la que los trabajadores de la TMB iniciaron una huelga indefinida, acumula también los residuos que no son tratados en Arraiz, un hecho que, según la diputada, “ha alterado el normal funcionamiento” del proceso de gestión de residuos del territorio.

Esta circunstancia ha obligado a la Diputación a poner en marcha “medidas de control específicas” en Jata por la cantidad extra de residuos que no pueden ser tratados en la planta TMB. Así, Unzueta ha señalado que la gestión de Jata se está desarollando con “total normalidad” si bien se ha establecido “un servicio intensivo de limpieza que asegure que el perímetro del vertedero está libre en todo momento” y “una vigilancia continua”.

Entre las medidas Unzueta ha enunciado también las de “cubrir con tierra los residuos de forma inmediata de manera que se minimice al máximo la generación de posibles olores que perjudiquen al vecindario; cubrir con plásticos especiales las zonas cubiertas con tierras para poder drenar las aguas de lluvia caídas, tratando de generar el menor número de lixiviados; el recrecimiento de las chimeneas de extracción de gas para garantizar una correcta extracción de gas; la toma mensual de muestras de agua y lixiviados; y una dotación de medios humanos y materiales para desarrollar estas tareas”.

Al margen de esta situación, la diputada ha manifestado que la Diputación continúa manteniendo su estrategia en base a lo recogido en el actual Plan de Gestión de Residuos del Territorio, al tiempo que espera que el conflicto laboral en la empresa adjudicataria de la TMB se solucione “cuanto antes”, mientras ha aprovechado para hacer un llamamiento a las partes “para acercar posturas”, ya que tanto la ciudadanía como la Diputación son “parte perjudicada”.

Tras las explicaciones de la diputada, el proponente de la iniciativa, el juntero del grupo Mixto Arturo Aldecoa, ha puesto el énfasis en la necesidad de tener vertederos activos para que los residuos tengan un “seguro” en cuanto se produzcan “problemas” como los que está ocasionando la huelga o, en el pasado, los que derivaron del cierre de la TMB como consecuencia de un brote de fiebre Q.

Por su parte, Eduardo Andrés (PP) se ha referido a que la huelga ha ocasionado que los residuos que lleguen a Jata se “tripliquen” como consecuencia de los paros y ha pedido información sobre las consecuencias que este parón de la TMB tendrá en los índices de reciclaje de Bizkaia.

Podemos Bizkaia y EH Bildu han lamentado que la Diputación “mire hacia otro lado” en el conflicto que mantienen los trabajadores con la empresa gestora de la planta de tratamiento. Josean Elgezabal, representante del grupo morado, ha recordado las reivindicaciones de los propios trabajadores, como el que “50” de ellos hayan enfermado “con secuelas permanentes”, que “algunos salarios no lleguen a 400 euros” o que la plantilla sea “insuficiente”.

PSE-EE y PNV han manifestado su respeto por el derecho a la huelga que asiste a los trabajadores y han pedido a la Diputación que vele por el control y cumplimiento de los servicios mínimos.


CANTERA ZALLOVENTA

Preguntada por el grupo mixto por las labores que se están acometiendo en la clausurada cantera de Zalloventa para su recuperación paisajística, tras el plan de recuperación aprobado por el Gobierno vasco en 2014, Unzueta ha señalado que “en estos momentos” se ha procedido al desmantelamiento de la planta de hormigón y del resto de instalaciones, y se están llevando a cabo labores “de relleno”. El ejecutivo foral “desconoce” los plazos de estos trabajos.

Pese a que el expediente y el control de estas labores pertenece al Gobierno Vasco, la responsable foral ha indicado que la Diputación, como miembro del patronato del Parque de Urkiola, estará vigilante para que no se produzcan incumplimientos por parte de quienes tienen que llevar a cabo estas labores de reconstrucción paisajística de la cantera que, en cualquier caso, “nunca” llegará al “punto de partida”.

El apoderado Arturo Aldecoa ha lamentado que, aunque la normativa se cumpla, en general, el espacio de estos lugares tras procesos de recuperación, no se acerca “ni de una forma lejana” a su aspecto original. “Nos falta dar un paso más” para que se produzca una recuperación “más efectiva”. “No puede ser” que estos espacios se transformen en contemplar una “fila de árboles de Navidad”, ha dicho.

Entendido