Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha13/04/2016

Bilbao

Las Juntas Generales respaldan los criterios establecidos por la Diputación para el reparto de ayudas a los Behargintzak

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
El Parlamento de Bizkaia ha respaldado esta mañana el cambio normativo producido en las ayudas que reciben los centros de Empleo y de Desarrollo Local Behargintzak. La comisión de Empleo, Inserción Social e Igualdad, ha aprobado una enmienda de PNV y PSE-EE en la que se viene a compartir los criterios establecidos por la Diputación foral de Bizkaia en el Decreto Foral 47/2016, de 8 de marzo, por el que se regula el reparto de recursos económicos a estos centros. En él, se modifican los criterios de reparto de las subvenciones y se fijan las actuaciones a subvencionar.

La iniciativa de jeltzales y socialistas venía a corregir una proposición no de norma presentada por el PP, el 10 de marzo, coincidiendo con la publicación del decreto, por el que esta formación abogaba también por cambiar el criterio de las subvenciones. Los populares pretendían que las Juntas Generales intaran al Gobierno foral a otorgar más dinero a los centros que hubiesen realizado” un mayor número de actividades, en proporción a la población total de los municipios que abarquen los centros Behargintzak”. Finalmente, la enmienda a la totalidad aceptada recoge este punto y otros cambios, cuestiones que han sido apoyadas por PNV, PSE-EE, PP y grupo Mixto, y que han contado con la abstención de EH Bildu y Podemos Bizkaia.

Las ayudas a los Behargintzak se otorgarán por “concurrencia competitiva”, según ha explicado el apoderado socialista Juan Otermin, utilizando nuevos criterios en la valoración de las subvenciones dirigidas a los “21 centros” del territorio, entre las que ha destacado la calidad y coherencia del proyecto, la población total de los municipios afectados por cada centro, el número de municipios que abarque el Behargintza y el índice de paro en el ámbito de actuación del mismo.

El decreto fija las actividades de los centros subvencionables que deben mejorar la empleabilidad de ciertos colectivos: mujeres, jóvenes, mayores de 45 años y personas desempleadas de larga duración o en riesgo de exclusión social. Los Behargintzak deberán contemplar entre sus cometidos alguno de los siguientes aspectos: la promoción del empleo en el sector sociosanitario, el empleo verde, la mejora del tejido empresarial y comercial del municipio o comarca, el fomento de empresas de inserción o de innovación sociolaboral, entre otros.

Todos los grupos junteros han valorado “positivamente” los cambios introducidos y han apostado por esperar a que se midan los resultados obtenidos, si bien los grupos de la oposición han realizado alguna puntualización. Podemos Bizkaia ha pedido que “cambie la filosofía” de los Behagintzak en lo que tiene que ver con la precariedad del empleo. EH Bildu ha pedido que se tenga en cuenta las necesidades de cada comarca y la opinión de los trabajadores de estos centros, aunque cree que el presupuesto es “muy humilde” para dar respuesta a la situación laboral. La cuantía límite máxima por cada entidad es de "50.000 euros", según su portavoz Josu Unanue.


COMPARECENCIA DE TERESA LAESPADA

Por otro lado, la diputada de Empleo, Inserción Social e Igualdad, Teresa Laespada, ha presentado a iniciativa propia en la Cámara vizcaína el Decreto Foral 56/2016, de 5 de abril, por el que se establecen las bases reguladoras de la concesión de subvenciones para el fomento del autoempleo y la creación de empresas por personas desempleadas o en riesgo de exclusión social.

El decreto establece ayudas cifradas en un montante total de “6.644.042 euros” que suponen 2,4 millones más respecto a la convocatoria anterior, para favorecer el autoempleo y la creación de empleo estable y de tejido empresarial.

Las ayudas forales irán destinadas a insertar laboralmente a las personas que se encuentran en “peor situación”, como son aquellas que tienen misnusvalías por encima del 33%, mujeres víctimas de violencia de género, personas con enfermedad mental, receptores de la Renta de Garantía de Ingresos, extoxicómanos en tratamiento o exreclusos, entre otros.

Las ayudas se estructuran en base a dos líneas. En la primera, se apoyará la creación de proyectos empresariales nuevos por el método de concurrencia competitiva con un importe total de "900.000 euros, un 19,68% más". En una segunda línea, a la que se accederá tras acudir a la anterior, el departamento ha reservado un importe total de "5.744.042 euros", con un crecimiento del "6,46%", mediante subvenciones que irán desde los 5.000 a los 15.000 euros como máximo.

Como requisitos principales para la segunda línea de ayudas se encuentra el de ser residente en Bizkaia, ser autónomo o estar en desempleo y haber pasado antes un plan formativo de negocio en DEMA. El departamento de Empleo Inserción Social e Igualdad valorará en las ofertas aspectos como el tiempo de desempleo del solicitante, el grado de exclusión social, la edad y la tasa de paro en donde se ubica el proyecto.

Laespada ha señalado que estos cambios obedecen a buscar la fórmula "más eficaz y eficiente" para redoblar los esfuerzos para ese colectivo de más de 80.000 vizcaínos y vizcaínas en desempleo. La diputada se ha comprometido a evaluar los resultados y ver si estos se ajustan a los objetivos marcados.

Los grupos junteros han valorado satisfactoriamente los cambios, mayormente porque suponen que las solicitudes se valorarán en libre concurrencia competitiva en lugar de "por orden de llegada" de las mismas. Los grupos de la oposición han preguntado si las partidas se ampliarán en función de la demanda. “No hay capacidad para ampliarlas”. “Primaremos las más viables”, ha contestado Laespada.


AYUDAS “DIRECTAS” A LA COOPERACIÓN

Interpelada por el PP, Laespada ha informado de las ayudas directas que la Diputación otorgará en su programa de cooperación y desarrollo. Para este ejercicio, se destinarán “226.000 euros” de un presupuesto total para cooperación que alcanza los "5.625.000 euros", lo que supone el "4,1%" del total.

La responsable foral ha precisado que se han aprobado cinco subvenciones directas: "100.000 euros" para Euskal Fondoa en el que participan 114 ayuntamientos de País Vasco y Navarra –37 vizcaínos- y que irá destinado al campo de refugiados sahariano de Tinduf; "18.000 euros" para la Asociación de Amigos y Amigas de la República Árabe Saharaui; "20.000 euros" para la Unesco Etxea; "34.000 euros" para la Coordinadora de ONGs; y "54.000 euros" para Harresiak Apurtuz.

El apoderado Eduardo Andrés se ha quejado de que estas ayudas directas suponen prácticamente “el 50% menos” que las otorgadas en 2015, a lo que Laespada ha contestado que el criterio es que las subvenciones en Cooperación y Desarrollo se lleven todas a “concurrencia competitiva” ya que es un sistema "más limpio". Ha detallado que, en cualquier caso, existe una partida abierta de “500.000 euros” que se va otorgando en función de las eventualidades.

EH Bildu y Podemos Bizkaia han pedido, por su parte, que se aumenten las partidas destinadas a cooperación. “El problema es que tenemos un presupuesto que es la mitad que el de 2010”, ha manifestado Mikel Isasi, de Podemos. Desde EH Bidu han abogado por que estas sean "el doble". El PNV, por su parte, espera que a final de legislatura alcancen el 0,7% del presupuesto.

Entendido