Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha07/04/2016

Bilbao

Juntas Generales insta al Gobierno central a reducir el IVA en los productos de higiene femenina y en los pañales

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Las Juntas Generales de Bizkaia pedirán al Gobierno central que rebaje el IVA tanto de los artículos destinados a la higiene femenina como a los pañales. Una proposición no de norma presentada por Podemos Bizkaia y apoyada por todos los grupos junteros de la Cámara vizcaína, a excepción de PP y grupo Mixto que se han abstenido, “insta” a que se aplique en estos artículos el IVA “superreducido” del 4%.

La representante de Podemos Bizkaia Asun Merinero ha mantenido que estos productos, que el Gobierno central “no considera de primera necesidad”, deberían de tener tal consideración. En su justificación, la apoderada de la formación morada ha argumentado que las mujeres usan una media de 35 años “tampones, compresas o copas menstruales” por lo que no entiende que estos artículos tengan un IVA del 10 en lugar del 4 como se aplica al pan, los medicamentos o los libros. En el caso de los pañales, es “aún más llamativa la diferencia”, pues actualmente soportan el tipo máximo de este impuesto, el 21%.

En relación a los productos de higiene femenina, el portavoz del PP, Javier Ruiz, ha defendido la rebaja que ya aplicó el Gobierno de Rajoy en el año 2012 al reducir once puntos el Impuesto del Valor Añadido, “de un 21% se pasó a un tipo del 10%”. En cuanto a los pañales, ha explicado que una directiva de la UE no los incluye en la lista de productos de “primera necesidad”.

PNV y PSE-EE han mostrado su conformidad con que se produzca tal rebaja, aunque han animado a Podemos a presentar estas modificaciones en el Parlamento Europeo y en el Congreso, ya que las instituciones vascas no tienen potestad para fijar el IVA por ser un impuesto armonizado. Podemos ha recogido el guante y se ha comprometido a presentar esta petición en Bruselas y Madrid a través de sus respectivos grupos parlamentarios.

Por su parte, EH Bildu ha calificado la iniciativa de un “brindis al sol” al carecer Bizkaia precisamente de esta competencia fiscal.


CATASTRO E IBI

Por su parte, el diputado foral de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, ha dado el pistoletazo de salida en Juntas Generales al trámite de los proyectos de Norma Foral de Castastro e IBI, compareciendo a título informativo como paso previo al debate en comisión que se recoge en el artículo 115.1 del nuevo reglamento de la Cámara aprobado hace poco más de un año, según ha explicado el presidente de la comisión, Jon Andoni Atutxa.

El diputado foral ha explicado que estos dos proyectos de norma van “en paralelo” y son instrumentos legales que los ayuntamientos utilizan para establecer algunos impuestos. Así, los municipios requieren el valor catastral de un inmueble para aplicar luego el correspondiente impuesto municipal. Ambos proyectos caminan en Juntas al tiempo que van finalizando las “ponencias de valores” que deben determinar el valor de todos los inmuebles en los 112 ayuntamientos, algo que no ha cambiado en los últimos 25 años, según han criticado desde la oposición. Iruarrizaga ha señalado que va a ver “diferencias” entre lo que se paga ahora por IBI y a partir del año 2017. El objetivos es que ambas normas se puedan aplicar desde el 1 de enero. “Entiendo que unos subirán y otros bajarán”, ha dicho.


FRAUDE FISCAL

En su comparecencia, Iruarrizaga ha informado antes a los grupos junteros de los resultados y actuaciones desarrolladas el año pasado dentro del Plan de Lucha contra el fraude fiscal, que lograron aflorar “446,7 millones”. Preguntado por lo realmente ingresado, el diputado estima que se recuperará “un 70%”.

Iruarrizaga ha admitido que el dinero descubierto es inferior al de ejercicios anteriores, algo que lo achaca a casos “puntuales” en donde se descubrieron grandes sumas de dinero. Lo que si ha experimentado un incremento son las actuaciones de los órganos de Inspección de la Hacienda Foral de Bizkaia que realizaron el año pasado “5.767 actuaciones, un 19% más que en 2014”.

El diputado ha explicado también que, a lo largo de 2015, se intercambiaron “80 millones” de datos con las Haciendas de Araba, Gipuzkoa, Navarra y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. Con esta última, fueron “ 68,5 millones”. Y se recibieron del Consejo General del Notariado “más de 186.000 documentos” referidos a las operaciones jurídicas más habituales.

El Departamento de Hacienda y Finanzas realizó además “417 auditorías informáticas y revocó el NIF a 29 sociedades”. De estas, consiguió “4 autorizaciones judiciales” para actuar dentro de las empresas.

El año pasado adquirieron firmeza “cinco sentencias condenatorias” por delitos contra la Hacienda Pública por importe de “más de 4,3 millones de euros” y se ejecutaron otras sentencias por “algo más de 3,2 millones de euros” que han supuesto penas de prisión que suman “20 años”.

Iruarrizaga ha explicado que las de 2015 son cifras “muy importantes” , consecuencia de un trabajo “continuo” de los miembros de la Hacienda vizcaína.


INFORME DEL TVCP SOBRE SAN MAMES BARRIA

A instancias de EH Bildu que había pedido su presencia en el Parlamento vizcaíno buscando la opinión de la Diputación en relación al informe de fiscalización del TVCP sobre San Mames Barria, Iruarrizaga ha señalado que este es un informe “limpio”. El tribunal concluye que la sociedad encargada de construir el campo del Athletic ha “cumplido razonablemente la legalidad” incurriendo en tres irregularidades que para él son “minimas” en un periodo investigado "largo" que alcanza los siete años.

Iruarrizaga ha manifestado que “todos” los miembros del Consejo (Diputación, Gobierno Vasco, BBK, Ayuntamiento de Bilbao y Athletic) están “razonablemente satisfechos” con el informe, pese a los “tres apuntes de legalidad” apuntados por el tribunal fiscalizador en este tiempo (2007-2014) y con los que el Consejo de la sociedad “no estaba de acuerdo”. Estas irregularidades vienen a sumar, según ha apuntado luego el jeltzale Unai Lerma, “880.000 euros” sobre “96 millones de euros” en contratos públicos.

Preguntado por los 500.000 euros que el Athletic paga como canon de uso, Iruarrizaga ha señalado que no está previsto revisar este precio antes de lo programado, y ha recordado que este canon es el “más alto” entre los clubs estatales ya que el segundo se sitúa en un alquiler de “apenas 180.000 euros”.


DENUNCIA DE UN TRABAJADOR

Por otra parte, Iruarrizaga ha señalado que la Hacienda de Bizkaia “desconoce” el contenido de la denuncia de un inspector que acusa al fisco vizcaíno supuestamente de tratos de favor a contribuyentes, en concreto a “siete empresas del sector de la chatarra”, según ha precisado después el propio diputado.

Iruarrizaga ha explicado que el pasado 23 de febrero la Fiscalía solicitó a la Hacienda vizcaína información fiscal sobre estas empresas desde el año 2010, “sin mencionar –en su escrito- la denuncia”, y sin especificar que haya abierto investigaciones dirigidas a “ningún miembro” del departamento que dirige, ha precisado.

El responsable de Hacienda ha confirmado que la Diputación entregó a la Fiscalía tanto el escrito que presentó el inspector Luis Suárez en Hacienda con fecha 25 noviembre de 2015 sobre posibles irregularidades de “15 compañeros” como un informe de la Diputación de 18 de julio que rebatía “todos y cada uno de los argumentos apuntados” por el trabajador.

En ese informe se incluye, en resumen, que todas las empresas han sido objeto de inspección por “15 inspectores en diferentes momentos” desde el año 2010, derivando en “ 4 denuncias ante la fiscalía” y en “sentencias condenatorias”. Una de las empresas tiene “dos procesos penales”.

Iruarrizaga ha señalado que las actuaciones de los miembros de su departamento “se ajustan a la normativa y a los procedimientos habituales” y que Hacienda seguirá colaborando con cualquier investigación que inicie la Fiscalía. En relación a si adoptarán medidas legales contra el denunciante, Iruarrizaga ha dicho que “ya veremos lo que hacer” cuando el proceso finalice.

Entendido