Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha15/12/2015

Gernika

El pleno de Juntas Generales rechaza las enmiendas a la Totalidad de EH Bildu, Podemos y PP

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
El proyecto de Presupuestos de Bizkaia continuará con su tramitación después de que el pleno de Juntas Generales de Bizkaia que se ha celebrado esta mañana en Gernika, haya desestimado su devolución. A través de una única votación, la Cámara vizcaína ha rechazado las enmiendas a la Totalidad presentadas por EH Bildu, Podemos Bizkaia y PP. La suma de los representantes de PNV y PSE-EE, formaciones que apoyan al Gobierno de la Diputación Foral de Bizkaia, han bastado para tumbar las tres iniciativas de devolución. 30 votos han sumado jeltzales y socialistas, frente a 20 votos de la oposición.

Así, las Cuentas del Territorio proseguirán a partir de este próximo viernes en comisión su recorrido parlamentario con el inicio del debate de las 335 enmiendas parciales presentadas por los grupos junteros. Si no hay cambios en los próximos días, las formaciones que apoyan al Gobierno foral, Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos, defenderán un total de 10 enmiendas parciales. El Grupo Popular Vizcaíno (PP) hará lo propio con sus 191 enmiendas; EH Bildu, con 99; y Podemos Bizkaia, con 35.

Los departamentos que más enmiendas recogen son Euskera y Cultura (59); Empleo, Inserción Social e Igualdad (53); y Sostenibilidad y Medio Natural (50). En un segundo escalafón, se situaría Acción Social (45); Administración Pública y Relaciones Institucionales (42); y Desarrollo Económico y Territorial (38). Y, por último, entre las cuentas con menos modificaciones se encuentran las referidas a los departamentos de Hacienda y Finanzas (17), y Transportes, Movilidad y Cohesión del Territorio (8). Además, 21 enmiendas intentarán modificar algún aspecto del Articulado del Proyecto de Norma Foral y otras dos cuestionarán la Financiación Municipal.

Tras el debate de las enmiendas parciales en la comisión de Economía y Hacienda que se realizarán entre los días 18 y 22 de diciembre, el trámite parlamentario para aprobar, o no, los presupuestos de Bizkaia finalizará con un último pleno a finales de mes. La Cámara vizcaína baraja la fecha del 30 de diciembre.


DEBATE DE LAS ENMIENDAS EN GERNIKA

Antes de que tomasen la palabra los portavos de los grupos junteros, el diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, ha abierto el debate diciendo que el proyecto de presupuestos, el primero del nuevo equipo de Gobierno foral, priorizará el gasto social, la activación económica y la creación de empleo, así como el apoyo a la innovación, para hacer una Bizkaia “más cohesionada territorialmente”. Las cuentas, que “apuestan por la calidad de vida de los vizcaínos”, suman un montante total de “7.437,8 millones de euros, un 2,6% más”.

En referencia al capítulo de ingresos, Iruarrizaga ha señalado que “7.146,5 millones” serán obtenidos a través de los impuestos directos e indirectos. Otros “148,5 millones” vienen por el endeudamiento. Y la deuda viva será de “1.230 millones”, “la misma” que la del año 2005.

Respecto a los gastos, el diputado de Hacienda ha destacado que “5.858,5 millones de euros” serán para compromisos institucionales, lo que supone el “78,8%” del total. La Diputación reservará “1.579 millones” para gestión propia –el 21,2%-, en donde ha destacado “los más de 490 millones” destinados al área de Acción Social o los “casi 261 millones” a Desarrollo Económico y Territorial.

Según Iruarrizaga, estas cuentas pretenden “dejar atrás la crisis económica y sus consecuencias”. Son unos presupuestos “para que Bizkaia siga funcionando” y para ser “palanca” del empleo y la activación económica. En definitiva, reflejan que para esta Diputación “las personas son lo más importante”, ha concluido.


ENMIENDAS A LA TOTALIDAD

Por su parte, el portavoz del grupo Popular Vizcaino, Javier Ruiz, ha defendido la enmienda a la Totalidad de su grupo porque los presupuestos defendidos por el actual Gobierno foral, conformado por PNV y PSE-EE, no reflejan las prioridades para Bizkaia. Son “continuistas” y un “corta y pega” de los presupuestos de este año. Además, Ruiz ha denunciado el “hermetismo” de las dos formaciones que sustentan a la Diputación a la hora de negociar los mismos, en lo que ha definido como un “paripé”.

Sus discrepancias en el capítulo de ingresos se deben a la propia política fiscal de la institución foral, un modelo “caduco y extemporáneo”. El portavoz del PP ha apostado por una bajada de impuestos “para reactivar la economía y el consumo”. Para él, el proyecto de cuentas de 2016 refleja un modelo “centralista” con Lakua como principal beneficiario, ya que la aportación al Gobierno Vasco crece un “4,4%”, frente al deterioro de la financiación municipal.

En cuanto a la política de gastos, Ruiz ha pedido “mayor compromiso” para impulsar políticas sociales debido a la crisis. En este aspecto, el presupuesto permanece, según él, “invariable”. “No hay ninguna partida nueva”, ha sostenido. Además, ha señalado que el compromiso con la conciliación laboral anunciado por el Diputado General a principios de la legislatura es “nulo”.

El PP considera que los “20 millones de euros” que la Diputación destinará a planes de empleo son “insuficientes”, comparando esta partida con la del plan informático foral que se llevará “31 millones”. Ha denunciado que Bizkaia esté en el “furgón de cola” en emprendimiento. Mientras que la tasa que mide este aspecto se sitúa en España en el “5,4%”, en Bizkaia ha bajado al “2,9%”, desde el “6,9%” que estuvo en el año 2008.

Para terminar, ha censurado al Gobierno foral la “losa” que supone la “Supersur” para las cuentas del Territorio. “Se ha convertido en nuestro aeropuerto de Castellón”, ha dicho. Y ha criticado el “sobredimensionamiento” del sector público foral. Por ello, ha pedido un plan de racionalización que reduzca el entramado empresarial, ya que este sector se ha convertido –según él- en “refugio” para los militantes del PNV.


“MÁS DE LO MISMO”

Para Podemos Bizkaia, el presupuesto de la Diputación para 2016 no cumple con los objetivos “fundamentales” como son “el reparto de la riqueza y la lucha contra la desigualdad”. Para Asun Merinero, estos presupuestos suponen “más de lo mismo”. “No solucionan las emergencias sociales. Son incapaces de evolucionar hacia un nuevo modelo productivo. Y no son solidarios”. Apenas se alcanzan, en partidas para cooperación, “la mitad” de lo que reflejaban los presupuestos de 2010.

En relación a los gastos, Merinero se ha detenido en los “239 millones de euros” que son destinados a servicios “externalizados” en el área de Acción Social, de un presupuesto de 472 millones. Además, la representante de Podemos ha denunciado que estos presupuestos “no están libres del clientelismo, ni de la corrupción”, en un escenario en donde las desigualdades han crecido “de forma insoportable”.

Al igual que el PP, Podemos Bizkaia se ha mostrado en contra del actual modelo fiscal, y ha centrado sus críticas en destacar que la fiscalidad “no es progresiva”. Ha pedido que se luche “más y mejor” contra el fraude fiscal y que “los que más tienen paguen más”.

Asimismo, Podemos ha criticado el modelo de gestión de lo público incorporando una participación directa de la ciudadanía en esta gestión. Para Merinero, el modelo del actual gobierno está basado en la “externalización” de los servicios públicos, lo que considera una “privatización encubierta en beneficio de unos pocos”, lo que da pie a que se creen “redes clientelares”.

EH Bildu se ha mostrado también crítico con las primeras cuentas de Unai Rementeria al frente de la Diputación foral de Bizkaia. Su representante Arantza Urkaregi, ha comenzado su intervención recordando las “casi 250.000 personas” que se encuentran en riesgo de pobreza. Para una parte de estas personas –las que no cuentan con RGI- la Diputación destinará “solo 1,7 millones de euros”. Por tanto, estos presupuestos “excluyen a una parte de la sociedad vizcaína al dejar a miles de personas sin ingresos”.

Urkaregi ha criticado que la nueva forma de hacer política no se ha materializado, ya que se siguen aplicando “las mismas políticas de siempre”, políticas que, a su juicio, no crean empleo “estable y digno”.

Según la representante de la coalición abertzale, la política fiscal de la Diputación no es “ni justa, ni equitativa, ni progresiva”, resaltando el hecho de que se hayan perdonado, además, “57 millones de euros” al eliminar el Impuesto de Patrimonio. “Sale barato ser rico”, ha dicho. Al igual que Podemos, ha criticado los "231 millones de euros" destinados a servicios externalizados o el “vergonzoso 0,08%” del presupuesto para políticas de igualdad.

En materia de empleo, Urkaregi ha criticado que se sigan aplicando “los mismos programas de siempre”. Abogan por políticas locales de fomento del empleo en las comarcas, no sólo en el sector industrial, también en el sector primario para impulsar el consumo de productos autóctonos. A su vez, aportarían más dinero al IFAS para crear empleo público de calidad.

Para la representante de EH Bildu, estos presupuestos tampoco garantizan “de manera suficiente” la financiación municipal. Urkaregi se ha quejado de que ésta sólo crece el “1,6%” frente al “2,6%” que aumenta el presupuesto de Bizkaia, y ha clamado por que el “error” de la Diputación en la previsión de ingresos, “caiga” en los ayuntamientos al tener que devolver dinero de los fondos de Udalkutxa.


FRUTO DEL ACUERDO ENTRE DIFERENTES

Para los grupos que sostienen al Gobierno foral, PNV y PSE-EE, el proyecto de Presupuestos es “fruto del acuerdo entre diferentes” que ambos partidos alcanzaron al inicio de la legislatura. Según Carlos Totorika, portavoz del grupo socialista, servirán para “reactivar la economía, el empleo e impulsar la solidaridad con los que más sufren los embites de la crisis económica”. O sea, “salir de la crisis sin dejar a nadie atrás”, ha explicado.

Pese a que los indicadores de Bizkaia confirman una “lenta mejoría”, esto no quita para que haya personas “que siguen pasándolo muy mal”. Fijarse en ellos, “en las personas” es una "prioridad" para este Gobierno, que pretende que los presupuestos de 2016 sean “un dique de contención” frente a la merma del estado de bienestar que se ha venido produciendo con las reformas del Gobierno central.

Totorika ha señalado que el presupuesto no rebasa las “líneas que rojas” que su formación se marcó para apostar por este Gobierno y por sus presupuestos, entre las que ha destacado las políticas de reactivación económica y empleo, “las más eficientes socialmente”; la recuperación del tejido industrial con proyectos avanzados para conseguir empleos de calidad; el posicionamiento de Bizkaia en el mundo apostando por la internalización; la innovación e impulso al talento y al emprendemiento; y las políticas de igualdad.

Según el portavoz socialista, los presupuestos reflejan la lucha del equipo de Gobierno por la lucha contra el fraude fiscal con una “mayor coordinación” con otras haciendas y un “mayor control”. Es un presupuesto que fomenta “la transparencia y la cercanía con la ciudadanía”. Por primera vez, se establecen fórmulas de participación como las “175 alegaciones” recibidas por los grupos junteros a través de la web del parlamento vizcaíno (jjggbizkaia.eus).

Los presupuestos reflejan, para él, el compromiso de la Diputación con el transporte público, impulsando su uso y la creación de la Autoridad de la Movilidad de Bizkaia, para “evitar solapamientos y duplicidades” en este transporte, al tiempo que se busca la “tarificación única”.

Totorika ha criticado las enmiendas a la Totalidad presentadas por los tres grupos de la oposición por ser “genéricas y sin alternativa”. “Les interesan más los titulares”, ha espetado, en particular, a PP y Podemos Bizkaia.


POSTURAS “MAXIMALISTAS”

En estas críticas, ha hondado el representante jeltzale Jon Andoni Atutxa quien ha denunciado las posturas “maximalistas” de los grupos de la oposición que no han apoyado unas cuentas que son fruto de cumplir con las “prioridades” detalladas por el diputado de Hacienda y Finanzas: “el mantenimiento de los servicios sociales, la reactivación económica y el empleo, la internalización de Bizkaia, y conseguir una administración moderna, sostenible, cercana y transparente, para conseguir una Bizkaia más cohesionada territorialmente”, entre otras consideraciones.

Atutxa ha admitido que los presupuestos presentados son “continuistas”, porque él cree que “hay que continuar invirtiendo más del 40% del presupuesto en Acción Social” y ha pedido a los grupos de la oposición que expliquen “en qué serían rupturistas”. Concretamente, ha pedido a Podemos Bizkaia que explique qué “deducciones y exenciones” eliminarían en cuanto al “gasto fiscal”, cuando el mayor peso está en el IRPF. “¿Qué deducción quitaría? ¿La de inversión en vivienda habitual, la bonificación a trabajadores discapacitados, las aportaciones a planes de pensiones, el alquiler de vivienda o la devolución a afiliados a sindicatos?”, ha preguntado.

Atutxa ha explicado que la previsión de ingresos de los presupuestos -7.437 millones, un 2,5% más- se ha calculado con un “criterio de prudencia”, moviéndose entre las cifras optimistas del Ministerio de Economía y las pesimistas del FMI.

En referencia a la bajada de impuestos propuesta por el PP, el representante jeltzale ha señalado que su formación “no prevé” llevar a cabo cambios en los puestos, si cabe algunos “retoques”. “No vamos a bajar los impuestos porque haya elecciones”, le ha respondido al portavoz popular, en alusión a lo que defienden los populares en campaña.

En este sentido, Atutxa ha apostado por que Bizkaia siga disponiendo de recursos suficientes para “mantener la atención a los mayores, para que los autobuses de Bizkaibus transporten viajeros por todas las comarcas del territorio, para que nuestros mayores puedan seguir manteniendo la mayor calidad de vida posible, para que las obras del metro avancen, para que nuestras empresas, los jóvenes o los parados mayores de 45 años, tengan una oportunidad de empleo”, ha dicho.

Con EH Bildu ha estado “de acuerdo” en pasar a regular impuestos como el IVA, aunque ha reprochado a Urkaregi (EH Bildu) el hecho de que diga que la Diputación “perdona 51 millones” por el llamado escudo fiscal. “La Diputación aplica estrictamente las normar forales que aprueban las mayorías de esta cámara”, ha explicado.

En cuanto a la devolución de los ayuntamientos del fondo de Udalkutxa, Atutxa ha señalado que “a nadie le gusta” pero es lo que tiene un sistema de riesgo compartido. “No parece lógico plantear que la Diputación se haga cargo unilateralmente de estas cantidades”. Se ha quejado de que “nadie plantee que el exceso de recaudación -los 106 millones de 2005, los 115 millones de 2006 o los 5 de 2015- se lo quedara la Diputación”.

En cuanto a las denuncias de “clientelismo, enchufismo y falta de transparencia”, lanzadas por el PP en relación a las sociedades públicas forales, Atutxa le ha echado en cara a este partido que prefieran que las empresas públicas desaparezcan, “para que la iniciativa privada ocupe su lugar”.


DECRETO FORAL NORMATIVO

Tras el debate presupuestario, la Cámara ha iniciado el debate de otros asuntos ordinarios. Así, el Parlamento de Bizkaia ha ratificado por 33 votos favorables (PNV, PSE-EE y PP) y 16 abstenciones (EH Bildu y Podemos Bizkaia), el Decreto Foral Normativo 5/2015, de 24 noviembre, por el que se modifica la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades en relación a las entidades que deben incluirse en el perímetro de consolidación de los grupos fiscales.

A efectos del cumplimiento de las obligaciones tributarias materiales y formales en estos supuestos, mediante el presente Decreto Foral Normativo se regula una figura especial para establecer quién va ser la entidad representante del grupo fiscal.


MOCIONES

Por otro lado, el pleno ha rechazado una moción del grupo Popular para que las Juntas Generales de Bizkaia instasen a la Diputación Foral a realizar un “informe valorativo” cuando un alto cargo foral o un cargo de confianza nombrado por la Institución foral resultase “imputado” por delitos relacionados con corrupción en su gestión de fondos o entidades públicas. La iniciativa, que ha sido desestimada por PNV y PSE-EE y ha contado con la abstención de EH Bildu y Podemos Bizkaia, pretendía que la Diputación, además, informase a las Juntas Generales del contenido del informe.

La Cámara vizcaína ha dado luz verde, sin embargo, a una moción de EH Bildu que ha sido enmendada por el PSE-EE en relación a las políticas contra la violencia de género de la Diputación. La iniciativa, aprobada por todos los grupos junteros, a excepción del PP que se ha abstenido, incluye tres puntos a cumplir por el departamento de Empleo, Inclusión e Igualdad.

Así, esta área foral deberá “realizar una evaluación de procedimientos y resultados de los dispositivos de protección de las víctimas de violencia de género con el fin de obtener mejoras de calidad y eficiencia en dichos dispositivos.”. Además, deberá “tener en cuenta en dicha evaluación, el criterio de las usuarias, de las y los profesionales y agentes colaboradores con el servicio, especialmente el tercer sector”. Y tendrá que presentar estos resultados y conclusiones en las Juntas Generales de Bizkaia.

Por último, el parlamento vizcaíno ha rechazado –por 33 votos en contra (PNV, PSE-EE y PP) y 16 a favor (EH Bildu y Podemos Bizkaia)- una moción de EH Bildu para conseguir que el agua fuera declarada “un derecho humano” y para que la Cámara se manifiestara en contra “de cualquier tipo de privatización” que se pueda producir en nuestro territorio en el suministro y en la gestión de este recurso natural.