Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha13/03/2015

comisión

La comisión de Economía y Hacienda aprueba los dictámenes para modificar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y añadir cambios en el IRPF en relación a la tributación de titulares de subordinadas y preferentes

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Bilbao, a 13 de marzo de 2014.

La comisión de Economía y Hacienda ha aprobado hoy el dictamen sobre el Proyecto de Norma Foral que regula el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Su objetivo es “modernizar la normativa reguladora de este impuesto, garantizando su coherencia y mejorando su sistemática”, ha señalado el diputado de Hacienda Finanzas, José María Iruarrizaga, en la presentación del proyecto ante los grupos junteros. El texto, que llegaba a la comisión sin enmiendas, ha sido aprobado por 8 votos a favor (PNV y PSE-EE) y 4 abstenciones (EH Bildu y PP).

En palabras del diputado, el proyecto tiene como objetivos “garantizar la coherencia de la normativa de este impuesto adaptándose a la modificaciones que se han ido incorporando de forma progresiva, recoger criterios interpretativos de la normativa reguladora que se encuentran sólidamente acuñados por la práctica administrativa, e introducir la posibilidad de presentar la declaración mediante medios telemáticos”.

En la misma sesión, se ha dado también luz verde al dictamen del Proyecto de Norma Foral que introduce cambios en el IRPF “a fin de mitigar las excepcionales y desproporcionadas consecuencias” que la obtención de rentas negativas les están produciendo a los titulares de aportaciones financieras subordinadas y a los titulares de participaciones preferentes, ha señalado Iruarrizaga. El texto final ha sido aprobado por unanimidad.

El proyecto incorpora una enmienda del PNV para que en el documento, que aún tiene que ser ratificado por el pleno para su aprobación definitiva, se recoja el caso de las deudas subordinadas, para que no se trate de forma diferente a los titulares de participaciones preferentes y de deuda subordinada, han explicado desde las filas jeltzales.

Según ha explicado el diputado de Hacienda, con este proyecto de Norma Foral se establece que, a efectos del IRPF, con carácter general, las rentas que obtengan los titulares de aportaciones subordinadas y participaciones preferentes se calificarán como rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios, y se flexibiliza el régimen de integración y compensación de estas rentas.


APROBADAS LAS CUENTAS GENERALES DE BIZKAIA DE 2010 Y 2011

La comisión ha aprobado con el único voto a favor del grupo juntero Nacionalistas Vascos (PNV) las Cuentas Generales del Territorio Histórico de Bizkaia de los ejercicios de 2010 y 2011. Este pronunciamiento llega tras presentarse en esta comisión de Economía y Hacienda, el pasado 23 de febrero, los informes emitidos por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, que fueron diseccionados por su presidente, José Ignacio Martínez Churiaque.

El diputado foral de Hacienda y Finanzas ha recordado que este Tribunal emitió informe “favorable” de ambas cuentas, destacando que eran reflejo “fiel” de la situación contable y financiera de la Diputación y de su sector público, y que se cumplió la normativa vigente, salvo algunos incumplimientos que ha definido de “diferencias de criterio”.

El PP, que se ha abstenido en la votación, se ha “alegrado” de que los “incumplimientos” hayan bajado “al pasar de 8 a 4” y el hecho de que el tribunal fiscalizador haya manifestado que se ha cumplido “razonablemente” los criterios, si bien ha criticado que existan “demasiadas” partidas presupuestarias modificadas.

El PSE-EE, que también se ha abstenido en la votación de los dos dictámenes, ha puesto el acento en los defectos de contratación. A juicio de la socialista Alexia Castelo hubo durante esos años un “abuso” del contrato menor y del fraccionamiento de los contratos para evitar la concurrencia pública. Ha puesto como ejemplo los contratos del departamento de Agricultura en materia forestal. “Existen trabajos que se repiten”, ha dicho.

Por su parte, EH Bildu ha expresado su “no rotundo” a la aprobación de los dos dictámenes por incumplimientos “evidentes”, entre los que ha citado la merma de los ingresos fiscales, el trato “diferente” a algunos contribuyentes para cobrar deudas tributarias o el incremento de la deuda viva, pasando de "1.573 millones de euros" en 2009, a "2.057 millones" en 2010, lo que supone un incremento del “30,7%”.

El grupo juntero del PNV ha defendido la labor de la Diputación en lo que se refiere a las modificaciones presupuestarias, y en relación a las desviaciones y fraccionamientos de contratos. Respecto a las primeras, el apoderado jeltzale Josu Arteta ha dicho que son “algo habitual”. “No son ni mayores ni menores” de los que se producen en la Diputación vizcaína años atrás o en otros estamentos. En cuanto a la segunda cuestión, ha señalado que han sido debidamente explicadas por los responsables forales en las Juntas Generales.

Por su parte, Iruarrizaga se ha referido a que los presupuestos son “algo vivo” que son modificados para cumplir los objetivos de Gobierno. En cuanto a las desavenencias con el TVCP, las ha contextualizado en “diferencias de criterio”, destacando que la relación con este órgano es fluida y constante, lo que está permitiendo una mejora continua.

En relación a la deuda, que según él alcanzó en 2011 los 1.161 millones de euros en la Diputación, y los 1.029 millones en el sector público foral, se situó por debajo de los límites presupuestarios. A su juicio, lo significativo de estos datos es que “la inversión neta sea superior al endeudamiento neto”, reflejo de que no se dedica deuda a gasto corriente. Ha justificado el incremento de la deuda durante esos dos años por las aportaciones económicas para pagar la construcción de la Variante Sur Metropolitana, destacando, después, que en los últimos tres ejercicios el endeudamiento ha crecido “cero”, situándose “en torno a los 1.200 millones de euros”.

En cuanto a los aplazamientos “singulares” por deudas tributarias, Iruarrizaga ha rechazado que las cantidades aplazadas supongan pérdida patrimonial alguna, como denunciaba el portavoz suplente de EH Bildu, Joseba Gezuraga. En los dos años, estos aplazamientos se situaron por debajo del 1,2% del total de aplazamientos. En 2010, se produjeron “9.214” aplazamientos. De estos, “118” fueron “excepcionales”, llegándose a retrasar el cobro de 53,7 millones de euros. En 2011, los aplazamientos descendieron hasta los “4.464”. En 52 de ellos se llegó a aplazar deuda por valor de 9,5 millones, lo que “no supone ninguna pérdida de ingresos”, ha insistido.

Entendido