Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha05/03/2015

Comisión Institucional

El Tribunal de Cuentas no encuentra irregularidades en la contratación de Biscaytik, según José Luis Bilbao

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Bilbao, a 5 de marzo de 2015

El Diputado General de Bizkaia, José Luis Bilbao, ha sostenido hoy en una comparecencia en la Comisión Institucional de las Juntas Generales de Bizkaia, que el Tribunal de Cuentas, en su última inspección realizada a las contrataciones de la fundación foral Biscaytik, no ha encontrado irregularidades. “Nos han transmitido que no hay nada que reprochar”, ha dicho Bilbao en referencia al último borrador de auditoría que se encuentra en periodo de alegaciones y que tiene que pasar por el pleno del tribunal para que tenga carácter definitivo, en el cual se ha dado el visto bueno a “todos” los expedientes de contratación.

Como ya contestara a los grupos de la oposición en el último pleno celebrado el lunes en Gernika, el Diputado General y Presidente de Biscaytik, ha reiterado que esta fundación contrata servicios externos “cumpliendo siempre las leyes que regulan la contratación de los entes públicos”, algo que ha corroborado el tribunal vasco al no encontrar “nada” que vaya en contra de los “cumplimientos de legalidad”.

Bilbao se ha referido al interés de los grupos de la oposición –se sustanciaban sendas peticiones de comparecencia de PSE-EE y PP para que acudiera a la Cámara vizcaína el diputado de Presidencia, Unai Rementeria, y el Diputado General, respectivamente- de “seguir dando vueltas todo lo que quieran” en torno a las contrataciones de Biscaytik. “Es una forma de hacer política que tiene los días contados, que espero que desaparezca en las próximas elecciones forales y municipales”, ha dicho. Esta forma de actuar es fruto , según él, del nerviosismo de algunas formaciones y de la táctica del “ventilador”. “Cuando me han pillado con los pantalones bajados, tengo que decir que todos somos iguales”, ha declarado, refiriéndose a casos como " los bankias, Bárcenas...".

Bilbao ha querido aclarar que la fundación y el centro empresarial Bake Eder, que ejerce de “efecto tractor” para la creación de empresas en el sector de las TICs, son dos cosas diferentes. En este sentido, ha querido desligar una relación societaria entre Biscaytik y las empresas ubicadas en este centro empresarial que, para él, es un ejemplo “de manual” de lo que se debe hacer en el ámbito de la promoción económica como sucede en otros sectores, entre los que ha citado el eléctrico, el audiovisual o el de automoción. “Todas las empresas instaladas en Bake Eder no trabajan para Biscaytik”. Ségún sus datos, "17 empresas" se ubican en estos momentos en el “elkartegi” foral de las que “5” accedieron a los últimos “9 expedientes de contratación”.

Por su parte, el apoderado del PP, Arturo Aldecoa, ha dicho que “algo extraño sucede” cuando “casi el 70%” de los contratos en los años 2013 y 2014 fueron adjudicados a empresas situadas en el Centro de Conocimiento Bake Eder, situado junto a la sede de Biscaytik. “Es un caso de libro de favorecer a empresas por proximidad física” y denota la creación de una “red clientelar”, según él, que va en contra de la libre competencia.

Tanto PSE-EE y EH Bildu han admitido no tener datos sobre que se estén produciendo ilegalidades en los “70 contratos de 115” adjudicados, según Aldecoa, en los últimos años a empresas asentadas en Bake Eder. El portavoz socialista Iñaki Egaña ha indicado que el Diputado General no ha levantado con sus respuestas “ese atisbo de duda” que se cierne sobre la fundación foral y ha criticado que las adjudicatarias “acierten de manera bastante ajustada” el precio de licitación. A juicio de Aitor Torre, de EH Bildu, es “vox populi” que “pocas empresas” se llevan las adjudicaciones forales en materia de infraestructuras y ha puesto en duda la inversión millonaria realizada a través de Biscaytik en servicios y aplicaciones que “a día de hoy no son efectivos”.

La portavoz del PNV, Lorea Bilbao se ha sorprendido de la actitud mantenida por los partidos de la oposición, ensalzando la “transparencia” de la Diputación al publicar todos los expedientes de contratación y subrayando que el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas no haya encontrado irregularidades. “No me gusta que, en estos momentos de desconfianza en la clase política, se generen estas dudas, una y otra vez, hacia Biscaytik, la Diputación y el Tribunal de Cuentas”, al tiempo que recordaba los galardones estatales e internacionales obtenidos por la fundación y la “buena consideración” de su labor por parte de usuarios y ayuntamientos.


RECHAZADAS LAS DOS PROPOSICIONES DE EH BILDU

En la misma sesión, el grupo juntero EH Bildu defendía dos proposiciones no de norma, ambas rechazadas por el resto de grupos de la Cámara (PNV, PSE-EE y PP). En una, la coalición abertzale pretendía que se instara a la Diputación a “eliminar” las subvenciones nominativas que reciben las fundaciones Sabino Arana, Ramón Rubial y Popular de Estudios Vascos, ligadas a PNV, PSE-EE y PP, para sustituirlas por ayudas anuales “en función de las actividades que realicen, al igual que el resto de asociaciones y agentes sociales”. Según el apoderado de EH Bildu Asier Vega cada una de ellas ha recibido 35.000 euros en el último año. “560.000 euros” fueron para las dos primeras entre los años 2007 y 2014 y “375.000” para la ligada al Partido Popular.

Las tres formaciones se han referido a que estas ayudas se circunscriben en el trabajo exclusivo que desarrollan en el terreno de la cultura y del fomento del pensamiento político, y han aclarado que estas subvenciones nominativas se ofrecen en todas las administraciones a otras entidades. Según Nerea Ahedo, sólo en Bizkaia se incluyeron en los presupuestos del territorio “120 consignaciones nominativas”. Las tres de estas fundaciones suman “105.000 euros de los 22,5 millones” que la Diputación destina este año, el “0,4%”.

En la otra proposición no de norma rechazada de nuevo por las tres formaciones políticas, la coalición abertzale quería que la Cámara vizcaína “reprobase” la pretensión de Confebask de introducir en el Real Decreto sobre Depósito de Estatutos de las Organizaciones Sindicales y Empresariales un procedimiento que permitiese promover la pérdida de la condición de sindicato. PNV, PSE-EE y PP se han negado a rechazar un “supuesto” escrito del que se ha desligado la propia patronal vasca a través de “dos notas de prensa” y “una declaración” firmada en la Mesa de Diálogo Tripartito del Gobierno Vasco.

Entendido