Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha19/10/2021

Bilbao

LA DIPUTACIÓN PRESENTA EN LAS JUNTAS GENERALES LOS DEDUCIONES FISCALES POR IMPLANTAR BATUZ Y NUEVOS INCENTIVOS PARA IMPULSAR LA RECUPERACIÓN

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
  • El diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, comparece en la Cámara vizcaína para explicar los incentivos por la aplicación voluntaria del sistema Batuz desde el 1 de enero de 2022, aunque no será obligatorio hasta 2024, y medidas para el impulso de la reactivación económica, que ponen el foco en la “silver economy”, la atracción del talento, el emprendimiento y el empleo de calidad.

(Bilbao, a 19 de octubre de 2021). La Diputación ha traído hoy a la Comisión de Hacienda y Finanzas el Proyecto de Norma Foral con el que quiere sacar adelante nuevas medidas de impulso de la reactivación económica, y las deducciones por la aplicación voluntaria del sistema BATUZ, además de otros cambios tribuarios de carácter más técnico.

El proyecto de norma presentado a los grupos junteros en la Comisión de Hacienda y Finanzas incluye tres títulos. En el segundo, según ha explicado el diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, el proyecto de norma establece un incentivo fiscal para aquellas empresas y profesionales que implanten Batuz desde el 1 de enero de 2022. Debido a la complejidad del sistema, Hacienda apuesta finalmente por establecer un periodo de adhesión voluntaria que estará vigente para los dos próximos ejercicios.

Para incentivar la implantación voluntaria, los contribuyentes podrán reducir su base imponible de IRPF o Impuesto sobre Sociedades. Esta compensación será mayor cuanto antes implanten Batuz; quienes lo hagan antes del primer trimestre del año próximo reducirán un 15% su base imponible de los ejercicios 2022 y 2023.

La adopción de Batuz conlleva la obligación de emitir facturas con el sistema TicketBai de control de la facturación, y la llevanza en la sede electrónica de la Diputación Foral del Libro Registro de Operaciones Económicas (LROE), donde la empresa o profesional debe declarar sus ingresos, gastos y facturas. Esta norma incorpora también una prórroga de las deducciones por los costes derivados de esta implantación.

El objetivo de este título segundo del proyecto de norma foral es animar a empresas y profesionales a que implanten Batuz de manera voluntaria, sin establecer nuevas obligaciones a aquellos contribuyentes que están sufriendo las peores consecuencias de la crisis económica originada por la pandemia del Covid-19. Respondiendo a la demanda de los propios contribuyentes, la implantación de Batuz no será obligatoria hasta 2024 para todas las personas de Bizkaia, físicas o jurídicas, que desarrollan actividades económicas.

Asimismo, el proyecto de norma foral presentado por el diputado de Hacienda incluye otras medidas desde la fiscalidad para la recuperación del tejido económico, entre ellas, tres que refuerzan ciertas medidas fiscales ya existentes y otras dos complementarias que se consideran “idóneas” para acelerar dicho proceso.

Precisamente, la cuarta y quinta medidas incentivan a las empresas que crean empleo de calidad y especialmente si contratan a personas de colectivos de difícil integración en el mercado laboral. Además, se incentiva la profesionalización de las personas trabajadoras en sectores estratégicos para Bizkaia como la economía plateada y la economía de los cuidados.

En las tres primeras -ya existentes- se propone un paquete de refuerzo de las medidas de fomento del emprendimiento, el talento y el empleo de calidad. Se profundizará en el cuidado de mayores, en la denominada “silver economy”, y en el refuerzo de incentivos para las personas emprendedoras que creen nueva actividad económica. Habrá también una fiscalidad “competitiva” para atraer la llegada de personal extranjero cualificado.

Por último, Iruarrizaga ha dado cuenta también de modificaciones “de carácter técnico” debido a la propia evolución de la tributación general y a cambios motivados por la jurisprudencia, que se incluyen en el título III del proyecto normativo.

GRUPOS JUNTEROS

Elkarrekin Bizkaia cree que “carece de sentido” presentar en el mismo proyecto “cuestiones tan dispares”. Para su portavoz, Eneritz de Madariaga, las medidas que pretende adoptar la Diputación son “más de lo mismo” y suponen “incrementar la falta de equidad de la fiscalidad” para que “las personas adineradas” inviertan sus ahorros y obtengan incentivos por ello.

Por su parte, EH Bildu ha echado en falta, al igual que el grupo morado, una definición de las actividades que se engloban en la “silver economy”, ya que muchas de los incentivos propuestos tienen como destino impulsar actividad económica en el ámbito del cuidado de las personas mayores. Aquí el grupo Mixto-PP ha pedido incentivos “más ambiciosos”, si bien ha explicado que la “música” del contenido del título I del proyecto de norma –el referido a las medidas de reactivación económica- “puede ser compartida” pero es “insuficiente”, ya que los populares apuestan por una reforma fiscal “general”.

En cuanto al sistema Batuz, tanto EH Bildu como el grupo Mixto-PP han visto “razonable” que se retrase su implantación obligatoria dos años, dado el impacto de las medidas a poner en marcha y a la experiencia digital en la pasada campaña de la Renta.

PAPELES DE PANDORA

En la comisión se han sustanciado sendas preguntas de EH Bildu sobre el canal de participación ciudadana en la campaña de la Renta y sobre la identificación de contribuyentes vizcaínos en los llamados “Papeles de Pandora”. En cuanto a este último asunto la coalición abertzale le ha preguntado al diputado por los “pasos dados para conocer e investigar” la existencia de estos documentos con contribuyentes con domicilio fiscal en Bizkaia.

Iruarrizaga ha admitido que están llevando a cabo “actuaciones de investigación dentro de nuestras posibilidades”. Concretamente, el diputado ha explicado que “el 5 de octubre” personal de Inspección de la Hacienda vizcaína se trasladó a la Agencia Estatal Tributaria para pedir “cuanta información se disponga” sobre este caso o “pruebas que permitan la regularización de conductas fraudulentas”. En estos momentos, el departamento de Hacienda “está a la espera” de recibir una respuesta. En caso de que hubiera contribuyentes de Bizkaia implicados, “se pondrán en marcha los procesos administrativos correspondientes para conseguir las pruebas necesarias”. Hacienda actuará “con todas las consecuencias” si detecta irregularidades o delitos fiscales, ha dicho.

Galería de imágenes