Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha29/09/2014

Comisión

La Diputación augura una "fuerte disminución" de las solicitudes de Ayudas Especiales para la Inclusión Social

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Bilbao, a 29 de septiembre de 2014

La Diputada foral de Acción Social, Pilar Ardanza, ha anunciado que durante este año se prevé una “fuerte disminución” del número de solicitudes de Ayudas Especiales para la Inclusión Social que hasta el 31 de julio se situaron en “232”, lo que supondrá una reducción del “34%” si se extrapolan los datos hasta finales de año y se comparan con las “608 solicitudes” registradas en 2013; porcentaje que sería aún superior si se equiparan con las “687” de 2012. La Diputación estima que invertirá durante este ejercicio “aproximadamente 1.300.000 euros” para ayudar a un colectivo compuesto por menores de 23 años en riesgo de exclusión social sin posibilidad de acceder a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). La diputada ha subrayado que su departamento atiende “todas las demandas” que reciben.

La razón principal de esta reducción continuada se encuentra –según Ardanza- en el “descenso del número de menores extranjeros no acompañados que llegan a Bizkaia”, ya que estas ayudas se ofrecen mayormente para cubrir las necesidades básicas de estos inmigrantes. Esta disminución explica que la partida presupuestada inicialmente para soportar estas ayudas a lo largo de 2014 sume un excedente de "50.000 euros" que será destinado a otros colectivos en riesgo de exclusión social. “En concreto”, sufragará los gastos del centro residencial “Abegi Ostatu” que se puso en marcha en junio pasado, "con 27 plazas para personas que proceden del mundo de la drogadicción", y otros gastos de otro centro en donde se atiende a "personas en riesgo de exclusión con enfermedades mentales".

Ardanza ha ofrecido estos datos en una comparecencia solicitada por el grupo EH Bildu que pedía explicaciones de los motivos por los que la Diputación había decidido “reducir” esta partida y quería aclaraciones sobre el destino de este remanente. Tras escuchar las explicaciones de Ardanza, quien ha negado que se haya producido un recorte presupuestario -"menos recursos por una menor demanda"-, la apoderada de Bildu Amaya Aguirresarobe ha denunciado el papel que la Diputación ha tenido en la merma de esta demanda que en 2010 llegó a contar con un presupuesto de “4 millones de euros”. En su opinión, la intervención ha supuesto un ejercicio de “ocultación y manipulación” que la diputada ha negado rotundamente con posterioridad.

“De ocultación y manipulación, nada de nada”. Ardanza ha señalado que esta reducción tiene que ver también con el cambio legislativo que se produjo en noviembre de 2011 (Ley 4/2011, de 24 de noviembre, de modificación de la Ley para la Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social) y que tuvo unas “consecuencias” al cambiarse los requisitos para ser beneficiario de esta prestación y cuya adecuación foral llegó “un mes después” a través de un Decreto Foral que continúa dando cobertura a “todas” las personas que demandan esta ayuda y que no alcanza la protección de la RGI.

Su explicación ha convencido al resto de grupos de la Cámara vizcaína. Eduardo Andrés (PP) ha mantenido que la reducción de solicitudes es “positivo” y ha criticado que EH Bildu lleve por “tercera vez” este debate a las Juntas Generales. Se cubren “de sobra” las necesidades y el sobrante va dirigido a personas en exclusión social, se ha congratulado Jon Larrea (PNV). Para el apoderado socialista Juan Otermin, la respuesta dada por la diputada es “lógica y suficiente”.


PETICIÓN DE UN PUNTO DE ENCUENTRO EN GETXO

Por otro lado, la Comisión de Acción Social ha aprobado una Proposición No de Norma del grupo juntero Popular Vizcaíno (PP) que insta a la Diputación a “iniciar los trámites y conversaciones necesarias con el Ayuntamiento de Getxo y el Gobierno Vasco para la puesta en marcha de un Punto de Encuentro por derivación judicial en Getxo”. La iniciativa ha contado con el apoyo de los 6 representantes de PP, PSE-EE y EH Bildu presentes en la sesión, y el voto contrario de los 6 representantes de PNV. El empate, consecuencia de la no presencia de un representante de EH Bildu, se ha resuelto por el mecanismo del voto ponderado (29 junteros a favor y 22 en contra).

Los grupos que apoyaban la iniciativa popular han considerado que el punto de encuentro para familias “en crisis” es “necesario”, ya que los otros centros existentes en Bizkaia se encuentran “bastante saturados” ha dicho Eduardo Andrade (PP). Juan Otermin (PSE) ha coincidido con él en que esta apertura supondría “respetar la voluntad mayoritaria de Getxo” que ha aprobado recientemente en un pleno una petición similar en el mismo sentido.

El PNV ha mostrado su conformidad “con el espíritu” de la iniciativa, si bien considera que, antes de su implantación, se debería realizar “un estudio de necesidades” que valore la “viabilidad” de su creación en la localidad de la Margen Derecha, función que debe recaer en el Gobierno Vasco que es la institución "competente" sobre los puntos de encuentro por derivación judicial. A juicio de la jeltzale Ainara Aretxabaleta, existen “otros municipios con mayores necesidades”. No ve en ello una prioridad puesto que en 2013, el resto de puntos familiares atendió a “11 niños de Getxo”, según ella. Una alternativa “lógica” a la saturación de los centros sería reforzar el punto de encuentro de Bilbao.


CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN PARA EL ACOGIMIENTO FAMILIAR

En la misma sesión, la Diputación ha presentado el convenio a suscribir entre esta Institución y el Gobierno Vasco, para la difusión de una campaña de sensibilización y promoción del acogimiento familiar. Esta iniciativa se concretará en la realización de un “concurso de imagen y relato” dirigido a los alumnos y alumnas de 5º y 6º de primaria de Bizkaia, ha explicado la diputada de Acción Social, Pilar Ardanza. El texto del convenio ha sido ratificado por unanimidad.

El certamen dirigido a niños y niñas de 11 y 12 años permitirá "trabajar con el alumnado, y por extensión con sus familias, la realidad del acogimiento familiar como una forma de convivencia en familia y sensibilizarlos para ayudar a niños y niñas que lo necesiten".