Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha29/05/2014

comisión

Las Juntas Generales instan a la Diputación a poner en marcha en 2017 una residencia para personas mayores dependientes en Trapagaran

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
En Bilbao, a 29 de mayo de 2014.

La Comisión de Acción Social de las Juntas Generales reunida hoy en Bilbao ha aprobado por unanimidad una proposición no de norma presentada por el grupo Popular Vizcaíno (PP) para instar a la Diputación foral a “construir y poner en funcionamiento, en el plazo máximo de tres años, un centro residencial para personas mayores dependientes en el municipio de Trapagaran”, en base a un convenio firmado en febrero de 2011 por el ayuntamiento de la Zona Minera y la Institucional foral.

Todos los grupos junteros han coincidido en la necesidad de abrir esta residencia, una demanda del municipio desde hace años y cuya ejecución corresponde a la Diputación, en virtud de dicho acuerdo. Sin embargo, la construcción de dicha infraestructura social aún no ha comenzado, lo que está provocando “incertidumbre” en Trapagaran, según Eduardo Andrés Ricoy, portavoz del PP.

La portavoz de EH Bildu Irune Soto también ha reclamado “una mayor transparencia y celeridad” a la Diputación para que la nueva residencia pueda abrir sus puertas en los plazos acordados. “Yo sí porque soy joven, pero las personas mayores dependientes no pueden esperar”, ha subrayado.

Por su parte, la portavoz del PNV Ana Esther Furundarena ha tranquilizado a los grupos de la oposición al asegurar que “la Diputación se ha comprometido a cumplir los plazos previstos, por lo que la residencia estará finalizada y en marcha en 2017”. Furundarena ha asegurado que el proyecto se encuentra en una fase que ha denominado de “trabajo de campo” sobre los terrenos sobre los que se levantará el edificio, así como “de estudio y examen de licencias y permisos de obra”.


CUIDADO A PERSONAS DEPENDIENTES

Por otro lado, la comisión ha rechazado, con los votos en contra de PNV y PP, otra proposición no de norma, en este caso de EH Bildu, que pretendía pedir al Ejecutivo vizcaíno “su rechazo”, en el Órgano interinstitucional de Servicios Sociales, al requisito de un año de cuidados previos para el acceso a la Prestación Económica de Cuidados en el Entorno Familiar que ha propuesto el Gobierno vasco en el Decreto de Cartera de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales.

Este asunto ha sido debatido en la cámara tras la sustanciación de una petición de comparecencia del grupo Socialistas Vascos (PSE-EE) que solicitó el 15 de mayo la presencia de la diputada foral de Acción Social, Pilar Ardanza para que explicara la noticia aparecida en los medios de comunicación el día anterior, según la cual el Gobierno vasco dejaba en manos de las Diputaciones Forales los requisitos del cuidador familiar.

Pilar Ardanza ha afirmado que “al contrario que el Gobierno español, la Diputación de Bizkaia no va a aplicar ningún recorte en materia de ayudas a la dependencia, que reciben cerca de 11.000 personas de nuestro territorio, y va a mantener los servicios y prestaciones en nuestro territorio con las mejores fórmulas posibles”.

Tras recordar que “el Decreto de Cartera de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales está en fase de elaboración”, el representante del PNV Jon Larrea ha apoyado las palabras de la diputada al asegurar que “la Diputación no va a exigir el requisito de convivencia previa durante un año para poder acceder a la Prestación Económica de Cuidados en el Entorno Familiar”. “Lo que no sé es lo que van a hacer el resto de diputaciones”, ha cuestionado.

La apoderada de EH Bildu Amaya Aguirresarobe ha señalado que “la Diputación de Gipuzkoa ya ha hecho públicas sus alegaciones al borrador de dicho Decreto de Cartera” y se ha mostrado desconfiada sobre la postura de la Diputación de Bizkaia, “y más aún al rechazar el PNV la proposición no de norma presentada hoy por nuestro grupo en esta Comisión”. La iniciativa sí ha sido apoyada por el PSE-EE. Su portavoz Juan Otermin ha destacado “que deben prevalecer siempre los derechos de las personas dependientes”.

Entendido