Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha18/02/2021

Bilbao

REMENTERIA RECHAZA AUMENTAR MÁS EL DÉFICIT PARA NO COMPROMETER A LAS GENERACIONES FUTURAS

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
  • El Diputado General de Bizkaia comparece en las Juntas Generales de Bizkaia para informar a los grupos del cierre de la recaudación de 2020.

  • Recuerda que los ingresos del territorio por impuestos descendieron menos de lo previsto, “un 10,9%”, y se niega a incrementar el endeudamiento de casi 600 millones en dos ejercicios, para acometer más gasto.

  • La oposición critica que Bizkaia recaudó porcentualmente menos que los otros dos territorios y le pide una reforma fiscal y cambios en el modelo de financiación municipal y en la Ley de Aportaciones.

(Bilbao, a 18 de febrero de 2021). El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha comparecido hoy en las Juntas Generales de Bizkaia para explicar el contenido de la reunión del Consejo Vasco de Finanzas Públicas de 12 de febrero, en la que se informó del cierre de la liquidación de los ingresos de los tres territorios históricos en 2020. La caída de la recaudación como consecuencia del impacto del covid-19 en Bizkaia se situó en el “10,9%”, un descenso menor al previsto hace meses.

La Diputación tiene que hacer frente con menos ingresos a gastos que ya estaban comprometidos y a las consecuencias de la pandemia en la economía de Bizkaia, de ahí que la institución foral incluyó un endeudamiento no previsto de “casi 300 millones” en las cuentas de 2020 y de otro tanto en los presupuestos de este año que previsiblemente se aprobarán el próximo miércoles en Gernika. Eso sí Rementeria ha avisado de que no están dispuestos a aumentar más este déficit “a costa de las generaciones futuras”, en respuesta a Elkarrekin Bizkaia que le criticaba por “ese empeño de mantener el déficit en cero”.

Finalmente, la recaudación consolidada por tributos concertados de las Diputaciones Forales ascendió a 13.949 millones de euros en 2020, es decir 1.520 millones menos que en 2019 y una caída interanual que se situó en el conjunto del País Vasco en el 9,8% (10,9% en Bizkaia). De esta forma, la recaudación obtenida superó en 537,7 millones respecto a la previsión de cierre aprobada el 15 de octubre. Rementeria ha destacado que “casi el 60%” (59,30%) de los ingresos brutos por impuestos de la comunidad se recaudan en Bizkaia, lo que demuestra que “no estamos mal” respecto a los otros territorios, “yo diría lo contrario”, ha dicho, en referencia a que Bizkaia cuenta con un coeficiente de aportación a las instituciones comunes del 50,39%.

El impacto de la pandemia fue diferente en lo que toca a la recaudación de los diferentes impuestos. El más castigado fue el de Sociedades que cayó un 22,2%. Y en el otro extremo se situó la caída del 3,2% en el IRPF. Respecto al IVA, la otra gran pata sobre la que se apoya la financiación de las instituciones vascas, la caída fue del 14,4%. Finalmente, la Hacienda de Bizkaia ingresó 7.122.056 millones de euros, 873.060 millones menos respecto a la liquidación de 2019.

Pese a esta caída, “estamos aguantando”, ha dicho ya que la previsión inicial era “peor”. El diputado general ha avisado de que todavía hay “incertidumbres” debido a la evolución de la pandemia, aunque hay también “certezas”, como el proceso de vacunación “que es importante porque ayudará a la economía”, o la llegada de los fondos europeos.

Los grupos de la oposición han puesto el acento en que la recaudación cae más en Bizkaia, que en el resto de territorios. “Se sitúa por debajo de la media” de la Comunidad Autónoma Vasca, ha apuntado la popular Amaya Fernández, quien ha hecho mención, junto al resto de grupos de la oposición a la modificación de Ley de Aportaciones, ya que “lleva una década de retraso” .

A la vista de la recaudación, la portavoz de Elkarrekin Bizkaia, Eneritz de Madariaga, ha pedido un cambio del modelo económico con más peso de la industria, así como una reforma fiscal para tener una fiscalidad “más progresiva que desincentive el ahorro y las rentas de capital y que permita que los ingresos no recaigan en las clases trabajadoras”, ya que los ingresos en el IRPF “solo” han caído un 3,2%, frente a más del 22% del Impuesto de Sociedades. En esta cuestión, Rementeria ha pedido “que no se mezclen las cosas”, ya que el IRPF “se paga entre todos” y el Impuesto de Sociedades grava los beneficios de las empresas.

Desde las filas socialistas, su portavoz, Juan Otermin, se ha congratulado de que las previsiones recaudatorias hayan sido “acertadas” y que a tenor de los datos “podemos estar menos inquietos”, porque “el sistema ha funcionado en un momento brutal.” La “inquietud” de su grupo es el impacto que dejará la pandemia en la próxima campaña del IRPF. Otermin se ha mostrado partidario de evaluar las dos reformas fiscales a finales de este año, antes de acometer cualquier cambio de envergadura.

Por su parte, Arantza Urkaregi, de EH Bildu, ha destacado que el descenso de la recaudación no ha sido “tan grande” gracias al buen comportamiento del IRPF y, en especial, de las rentas de trabajo, por ello ha abogado por introducir cambios fiscales. “Los impuestos directos necesitan más peso que los indirectos” para gravar más a la riqueza, ha defendido Urkaregi, quien ha criticado también que la aportación a los municipios haya caído un “15,02%”, un descenso superior a la caída de la recaudación, lo que refrenda que hay una necesidad por cambiar el modelo de financiación municipal.

El portavoz del grupos Nacionalistas Vascos, Jesús Lekerikabeaskoa ha querido destacar que los avales “están liquidados”, que el fondo de ajuste “no ha tenido que ser empleado en su totalidad”, así como que los fondos especiales “no se han agotado”. El jeltzale ha ubicado los datos económicos en un contexto de pandemia, lo que ha provocado un descenso “histórico” en la recaudación, “afortunadamente” mejorado respecto a la previsión que se hizo hace diez meses. En referencia a Udalkutxa, el portavoz del PNV en las Juntas Generales ha destacado que los ayuntamientos tendrán que devolver menos dinero. Los 60 millones de la previsión inicial se han convertido en 46 millones (45.965.000), según lo avanzado hoy por el propio diputado general antes de celebrarse la reunión del Consejo Territorial de Finanzas, “lo que es una buena noticia”.

En su respuesta a los grupos, Rementeria ha dicho que defenderá los intereses de Bizkaia con datos, respecto a la aprobación de la Ley de Aportaciones que cuenta con un borrador avanzado, según anunció el consejero de Hacienda tras la reunión del CVF. El diputado general ha apuntado también que no prevé hacer “ninguna revisión” de las previsiones de crecimiento económico en respuesta al grupo Mixto. Y, por último, ha apostado por crear una comisión paritaria “a corto plazo” con Eudel para ir trabajando la financiación municipal.

Galería de imágenes