Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha25/01/2021

Bilbao

URDULIZ ACOGERÁ EL "NAGUSI INTELLIGENCE CENTER"

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
  • El diputado de Acción Social, Sergio Murillo, anuncia en las Juntas Generales de Bizkaia un cambio en la ubicación de este centro para acelerar el proyecto, ya que es “imposible” llevarlo a cabo “a corto plazo” en el edificio de la empresa Tarabusi en Zorrotzaurre.

  • El responsable foral ofrece explicaciones sobre el brote por covid-19 de la residencia Marcelo Gangoiti de Muskiz que ha provocado hasta hoy 6 fallecimientos.

(Bilbao, a 25 de enero de 2021). La Diputación foral de Bizkaia se ha decantado finalmente por la Torre Urduliz para establecer allí “en una primera fase” el Nagusi Intelligence Center. En una comparecencia solicitada por EH Bildu, el diputado foral de Acción Social, Sergio Murillo, ha informado en las Juntas Generales de Bizkaia, que este centro de inteligencia de mayores, clave en la estrategia foral para impulsar la “silver economy” y convertir el envejecimiento en una oportunidad industrial, estará ubicado inicialmente junto a la Escuela 42 porque “puede resultar beneficioso para ambos proyectos.”

Además de establecerse “sinergias” con el centro formativo que la Diputación va a poner en marcha de la mano de la Fundación Telefónica, Murillo ha destacado que Urduliz es una “buena ubicación” ya que cuenta con acceso al metro y está cerca de un centro hospitalario. El proyecto podrá echar a andar, además, “en pocos meses”, algo que resultaba “imposible” , “ni siquiera en los próximos años”, en la ubicación original de Zorrotzaurre prevista en el edificio de la empresa Tarabusi.

En respuestas a EH Bildu, Murillo ha explicado que los acuerdos con la Corporación Mondragón, el Gobierno vasco y el Ayuntamiento de Bilbao “seguirán vigentes”, ya que “no nos negamos” a que el Nagusi Intelligence Centre pueda ubicarse en un futuro en la capital vizcaína. Urduliz forma parte de “una primera fase del proyecto” y la Diputación mantiene los acuerdos con estas instituciones, los cuales incluyen otras iniciativas de “dinamización empresarial y programas de formación”.

BROTE EN MARCELO GANGOITI

Por otro lado, a petición de Elkarrekin Bizkaia, Sergio Murillo ha hecho un repaso de la actuación que se ha llevado a cabo en la residencia Marcelo Gangoiti de Muskiz desde que el 31 de diciembre se detectara el primer positivo por coronavirus, situación que derivó el 10 de enero, tras hacerse un cribado, en 93 usuarios y 24 trabajadores contagiados. El resultado de este brote “a día de hoy” son 6 personas usuarias aisladas, 6 residentes fallecidos y y 12 hospitalizadas. Otras cuatro personas residentes se encuentran en Birjinetxe.

Los grupos de la oposición han sido muy críticos con la labor de la Diputación. Elkarrekin Bizkaia cree que la situación del centro de la zona minera es motivo para rescindir el contrato con la empresa. Han instado a la Diputación a abrir una “investigación general del estado de las residencias de Bizkaia para depurar responsabilidades y detectar problemas.”

“Vamos de fracaso en fracaso” ha señalado el popular Eduardo Andrade, quien ha pedido la realización de más pruebas PCR en las residencias de Bizkaia, en especial al personal de las residencias en sus entradas al puesto de trabajo.

Por su parte, Izaskun Duque, de EH Bildu ha dicho que el problema de las residencias es “estructural” y que debido a la situación actual de contagio, lo ocurrido en Marcelo Gangoiti “se repetirá”. La apoderada de la coalición abertzale se ha quejado de que las PCR realizadas a los residentes solo lleguen a ser “dos de media”, teniendo en cuenta que la Diputación ha realizado desde julio “25.035 pruebas reactivas y 22.537 pruebas preventivas a profesionales”, según ha confirmado Murillo. Duque ha pedido que “se intervenga” la residencia como paso previo para una rescisión de contrato.

El diputado se ha defendido relatando el día a día del centro desde Nochevieja, jornada en la que se activó el mecanismo de vigilancia tras avisar la residencia de un positivo entre el personal del centro. Ha explicado que la Diputación ha llevado a cabo 4 cribados diferentes (días 2 y 3 de enero, y los días 10, 12 y 17) y un seguimiento “especial” debido a la gravedad del caso, que ha llegado a activar incluso la bolsa de trabajo para cubrir las bajas de personal.

Sobre los motivos del contagio, Murrilo no ha podido dar “certezas absolutas”. Ha recordado que la residencia ofrece protección a personas mayores dependientes, incluso muchas con dificultades para llevar la mascarilla, y que el centro, como otros, alberga espacios críticos entre zonas limpias y sucias. También se ha referido al uso de EPIs y a la dificultad para mantener limpios los circuitos de ropa, comidas y aire acondicionado.

Murillo ha recordado también que las residencias “no son espacios blindados y totalmente seguros” frente al covid-19, ya que, de otra manera, no se podrían prestar los apoyos que ofrecen trabajadores, familiares y proveedores de servicios. Los recursos puestos en marcha por la Diputación en esta pandemia “no tienen precedentes.” Desde septiembre se han realizado “1.226 visitas técnicas” y “336 inspecciones” desde el inicio de la pandemia. La Diputación realiza “330 PCR al día”. Ni siquiera las 92 pruebas realizadas (48 a usuarios y 44 a profesionales) los días 23 y 24 de diciembre sirvieron para prever lo que aconteció días después en la residencia de Muskiz. Debido al retroceso del brote, Murillo cree que esta semana se recupere el proceso de vacunación.

CENTRO DE MENORES DE LOIU

Asimismo, el grupo Mixto-PPB ha preguntado al diputado por la situación que se vive en el centro de menores de Loiu. El popular Eduardo Andrade ha relatado que un grupo de “12 menores” está generando problemas de convivencia y está limitando el desarrollo del resto de residentes. Ha preguntado si la Diputación ha desplazado a otros centros de la red a esta “mafia” que ha causado en tres meses fugas y peleas, y agresiones a los trabajadores.

El diputado de Acción Social ha dado cuenta de una reunión que se produjo el 3 de diciembre con los trabajadores del centro, donde se advirtió que estos hechos se trasladaron a los servicios de seguridad y al ministerio fiscal, ya que “trascendían” de las obligaciones de la Diputación.

En su comparecencia, Murillo ha hecho un repaso de cómo se estructura la red asistencial para menores del territorio y ha destacado que la demanda se ha reducido “a la mitad” en los dos últimos años, pasando de “599 menores” acogidos al cierre de 2018, a “299” a 14 de enero de este año. Es una tendencia que se ha reproducido también en Loiu que, en estos momentos, ofrece protección a “54 menores”, cuando en noviembre pasado eran “69”.

Murillo ha destacado que se tiene que estar “muy atento” a lo que pase en el norte de África con los movimientos migratorios, pero la tendencia previsible es que la llegada de menores migrantes “se reduzca” en Bizkaia, aunque se ha producido un “ligero aumento” de la situación de desprotección de menores en Bizkaia. La Diputación “adapta sus servicios en función de esta realidad”. Ahora mismo, “todos los centros de menores se sitúan por debajo de su ocupación autorizable”, ha dicho. El diputado ha destacado que la Comunidad Autónoma Vasca contempla los “mayores ratios” de protección de todo el Estado.

CENTRO INTERGENERACIONAL DE GETXO

Por último, la comisión de Acción Social de la Cámara vizcaína ha rechazado una proposición no de norma del grupo Mixto-PPB para que la Diputación se replanteara el proyecto inicial de la nueva residencia intergeneracional de Getxo, para incluirla en los nuevos parámetros que busca la Diputación de residencias con menos plazas. Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos no han visto necesaria esta reformulación ya que el futuro centro incluye unidades convivenciales “de menos de 20 personas”. Elkarrekin y EH Bildu se han abstenido.

Galería de imágenes