Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha30/04/2020

Ana Otadui

LOS GRUPOS JUNTEROS NO ALCANZAN UN ACUERDO PARA IMPULSAR CONJUNTAMENTE MEDIDAS DE EMPLEO Y DE APOYO A PERSONAS EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
  • La Cámara vizcaína ha debatido hoy, de manera telemática, cuatro proposiciones no de norma de Elkarrekin Bizkaia relacionadas con el empleo, la exclusión social, las mujeres y las ayudas para familias “monomarentales” en época del coronavirus.

  • La presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, Ana Otadui, ha dirigido la comisión de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, que ha contado con la participación de Eduardo Andrade (PP), Israel Escalante (Elkarrekin Bizkaia), Begoña Gil (PSE-EE), Izaskun Duque (EH Bildu) e Irene Edesa (PNV), y con la presencia de la diputada foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad, Teresa Laespada.

(Bilbao, a 30 de abril de 2020). La Comisión de Empleo, Inclusión Social e Igualdad ha debatido hoy cuatro proposiciones no de norma presentadas por el grupo Elkarrekin Bizkaia. Las iniciativas pretendían instar a la Diputación a incluir hasta una treintena de mejoras para mitigar el impacto de la crisis del Covid-19 en asuntos relacionados con el empleo, la exclusión social, y las mujeres que sufren violencia de género o que son cabeza de familias “monomarentales”. Las cuatro iniciativas no han pasado el filtro de la Cámara vizcaína debido al rechazo de los grupos Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos.

El balance hecho por los grupos que sustentan al Gobierno foral ha sido prácticamente calcado. Tanto la jeltzale Irene Edesa como la socialista Begoña Gil han compartido con el resto de grupos el diagnóstico sobre la situación de vulnerabilidad que sufren diversos colectivos en esta crisis, si bien han rechazado las proposiciones no de norma del grupo morado porque “muchas” de sus propuestas ya estaban poniéndose en marcha por los distintos escalones de la Administración, fuera Gobierno vasco, Diputaciones o Ayuntamientos. Pese a tumbar las cuatro iniciativas, ambos grupos han agradecido el esfuerzo del grupo proponente por poner el acento en las desigualdades, que “no deben caer nunca en el olvido”.

EMPLEO Y MUJERES

Elkarrekin Bizkaia, a través de una proposición no de norma, ha pedido inicialmente poner en marcha actuaciones en el ámbito laboral para adaptar el mercado de Bizkaia a una realidad “mutada” con la llegada del Covid-19. Su apoderado Israel Escalante ha lamentado que el programa foral “Bizkaia Aurrera” esté centrado en reactivar la economía, y “no tenga en cuenta la situación de emergencia climática” o el apoyo a sectores que necesitan planes de empleo “específicos”, como son el de los cuidados, el sector primario, el patrimonio cultural y la atracción de talento.

En este sentido, Eduardo Andrade, del PP, ha propuesto un “Plan Estratégico por el Empleo” que incluya una “reforma fiscal” que no suponga solo una demora de algunos impuestos como ha planteado la Diputación, sino que vaya más allá. Trabajar en la filosofía de “cero impuestos” y establecer medidas especiales para autónomos y nuevos planes de empleo para menores de 45 años.

Por su parte, Izaskun Duque, de EH Bildu, ha pedido remar “todos juntos” mediante la creación de una “Mesa de Gestión de la Crisis” que incorpore la voz de los ámbitos “políticos, sindicales y sociales”. Ha coincido con el PP en que retrasar el pago de impuestos “no son las medidas fiscales” que se necesitan para salir de la crisis.

A su vez, PNV y PSE-EE han llegado a este punto con una enmienda a la totalidad en la que planteaban la puesta en marcha de un Plan Especial de Empleo, coordinado institucionalmente, que tenga como objetivo “la defensa, el mantenimiento y la recuperación del empleo”. En el contenido de la propuesta, una preocupación: en el mes de marzo las cifras de desempleo en Bizkaia han aumentado en 5.793 personas y los expedientes de Regulación Temporal de Empleo afectaban a más de 60.000 trabajadores y trabajadoras.

Por otro lado, el grupo Elkarrekin Bizkaia tampoco ha recibido el apoyo necesario para sacar adelante otra iniciativa en la que incluía hasta 9 medidas para “salvaguardar los derechos de las personas en situación de exclusión social” en plena crisis del Covid-19. Entre ellas, Israel Escalante ha pedido unidades residenciales no superiores a 20 plazas, espacios diurnos de atención para las personas en situación de calle, ampliación de las partidas económicas dirigidas a los municipios, apertura de espacios sociosanitarios para personas sin hogar, actuaciones especiales de inspección, ampliar y reforzar las plantillas de estos centros, y seguimiento individualizado de las personas usuarias.

Los grupos junteros que sustentan al Gobierno foral han justificado su negativa en que la Diputación ya ha puesto en práctica algunas de estas medidas, al tiempo que han criticado que otras “invaden” competencias de los ayuntamientos. PNV y PSE-EE han recordado la apertura de un centro de acogida de urgencia para personas que están en la calle, la decisión de mantener abierto espacios diurnos (centros de día), y la apertura de una nueva dependencia para contagiados por Covid-19 que aún no ha sido utilizada ya que no se ha detectado “ningún positivo”, ha confirmado Begoña Gil.

Por su parte, Izaskun Duque, de EH Bildu, ha puesto el acento en el incremento del número de personas que viven en la calle. Solo en Bilbao, se ha pasado de “250” personas a “676” personas , en 18 espacios habilitados. “Son datos para hacer una profunda reflexión sobre cómo atajar el sinhogarismo”, ha dicho.

MUJERES Y FAMILIAS “MONOMARENTALES”

El confinamiento generado por el actual Estado de Alarma ha afectado “en mayor medida” a las mujeres y, por ello, el grupo morado ha planteado diversas medidas para favorecer su situación, tanto para aquellas que están amenazadas por la violencia machista como para las que son cabeza de familias “monomarentales”.

De nuevo Israel Escalante ha hecho un somero repaso de las medidas que plantean para aquellas mujeres que sufren la violencia de genero, como la creación de una comisión de seguimiento o bolsas extraordinarias de trabajo en residencias de mujeres víctimas de violencias machistas. Asimismo, el Elkarrekin Bizkaia ha reclamado la puesta en marcha de un sistema de solicitud de ayuda y emergencia para asistir a aquellas mujeres que puedan estar sufriendo violencias machistas en su hogar; alternativas residenciales seguras para maltratadas; la puesta en marcha de protocolos para facilitar el contacto entre mujeres víctimas de trata; o la aprobación de un subsidio extraordinario para trabajadoras de hogar.

De nuevo los grupos junteros que apoyan al Gobierno foral, han rechazado la propuesta por entender que se han activado ya mecanismos públicos para atender a este colectivo. Begoña Gil ha recordado que la Diputación Foral de Bizkaia, en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia, se ha sumado a la campaña "Mascarilla 19" para proteger a las víctimas de violencia machista, y ha activado un nuevo recurso residencial con “20 plazas” adicionales, “que no se ha colapsado”.

Por otro lado, la crisis sanitaria del Covid-19, ha traído consigo otra serie de consecuencias económicas y sociales para las familias “monomarentales”. En este sentido, Elkarrekin Bizkaia proponía la puesta en marcha de planes específicos que favorecieran la empleabilidad de mujeres en dichas familias; flexibilizar las ayudas de conciliación; reducir la jornada con permisos retribuidos; o equiparar familias monomarentales con dos hijos a las familias numerosas.

Por cuarta vez, PNV y PSE-EE han trasladado que comparten el diagnóstico, si bien han vuelto a recordar que hay medidas que ya se han tomado. Entre las iniciativas, ambas formaciones han mencionado las políticas y acciones que emanan del IV Plan Interinstitucional de Apoyo a las Familias de Euskadi que ha sido “duplicado hasta dotarlo con “52 millones de euros” o el hecho de que en los planes de empleo de la Diputación foral ya se incluyen ayudas para la conciliación. En este punto, el Grupo Mixto (PP) se ha abstenido al entender que no debe de haber diferencias a la hora de establecer ayudas por razón de sexo del cabeza de familia.

Galería de imágenes

Enlaces de Interés

STREAMING