Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha16/04/2020

Bilbao

REMENTERÍA ASEGURA QUE LA "PRIORIDAD ABSOLUTA" DE LA DIPUTACIÓN EN LA GESTIÓN DEL COVID-19 ESTÁN SIENDO LAS PERSONAS MAYORES

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
  • El Diputado General de Bizkaia ha comparecido hoy en las Juntas Generales de Bizkaia vía telemática para defender la labor de su Gobierno en la crisis sanitaria del coronavirus.

  • 157 personas han fallecido hasta hoy en las residencias de Bizkaia y otros 20 casos son sospechosos.

  • La oposición coincide en sus críticas al Gobierno foral por la “falta de transparencia” frente a la pandemia y pide reportes diarios de fallecidos y sesiones monográficas para valorar el trabajo de cada departamento foral.

  • Ana Otadui preside la primera comisión telemática del Parlamento de Bizkaia en la que además de Unai Rementeria, y los diputados José María Iruarrizaga, Sergio Murillo y Teresa Laespada, han participado de manera “online” los portavoces de los cinco grupos junteros (Jon Andoni Atutxa, Bea Ilardia, Eneritz de Madariaga, Ekain Rico y Amaya Fernández).

(Bilbao, a 16 de abril de 2020). El Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, ha comparecido hoy en las Juntas Generales de Bizkaia, en la primera comisión celebrada de manera telemática, para explicar a los grupos junteros la labor de su Ejecutivo en la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Rementeria ha tratado de defender la labor de su Gobierno y de sus departamento forales, que está centrada de manera prioritaria en las residencias de Bizkaia, ante las críticas por parte de los tres grupos de la oposición (EH Bildu, Elkarrekin Bizkaia y Mixto-PP) que han denunciado la “falta de transparencia” de la Diputación en la gestión de esta crisis.

Después de tener un recuerdo para las personas fallecidas, sus familiares y el personal que trabaja en primera línea (sanitarios, plantilla foral, voluntariado…), Rementeria ha explicado, en la telemática Comisión Institucional, Buen Gobierno y Transparencia del Parlamento de Bizkaia, las líneas de actuación de los distintos departamentos forales, deteniéndose especialmente en la labor que se ha venido haciendo desde finales de febrero en las residencias de Bizkaia, uno de los puntos más sensibles de la pandemia. Desde el inicio de la crisis, el último reporte de datos enviado al Gobierno vasco y Fiscalía por la Diputación, cifra en “157” los residentes fallecidos por Covid-19, y “20 con sospecha”. Rementeria ha confirmado que “247 profesionales” han resultado de baja por positivo. “Mientras que el índice de letalidad por Covid-19 entre la población de 80 a 89 años es de un 20,4 % en Euskadi, en las residencias de Bizkaia es del 18,16 %.” Este dato refleja para Rementeria que las residencias de Bizkaia “son el fiel reflejo de lo que pasa fuera”.

Según el máximo responsable de la Diputación , se tomaron medidas desde el primer momento en los centros de mayores del Territorio. El 25 de febrero está fechada la primera reunión foral por esta crisis, con las primeras medidas , “17 días antes del estado de alarma, cuando todavía no había casos positivos ni en Bizkaia ni en Euskadi”, ha destacado. A partir de ese momento las decisiones han sido “diarias”.

La pandemia mundial ha dejado un rastro creciente en las residencias de Bizkaia. “De apenas una veintena de residencias afectadas en las primeras semanas, hemos pasado a 39 de 155 residencias, de una red que atiende a 10.748 personas. De los 824 afectados, 418, más de la mitad, han superado la cuarentena.” Rementería ha dicho que la Diputación ha realizado “154 inspecciones”.

En este tiempo, la institución foral ha reforzado la plantilla sacando una bolsa de trabajo. “Hasta ayer se había facilitado la contratación de 80 auxiliares de geriatría y 12 diplomados universitarios de enfermería, en 22 residencias.” Y en el capítulo del material de protección, Rementeria ha anunciado que hoy mismo se empieza con el reparto de “otras 248.000 mascarillas quirúrgicas y otras 7.120 mascarillas de protección, batas y guantes”.

INDICADORES ECONÓMICOS Y PLAN DE CHOQUE

Los indicadores que maneja la Diputación en el terreno económico son “preocupantes”. El paro “ha aumentado a niveles de 2010, a niveles de crisis: 72.668 personas. 5.373 personas más que las registradas en marzo de 2019, un 7,98% más. El número de expedientes de ERTEs superaban los 10.000 al cierre de marzo. El 98 % de ellos forzosos, afectando a 60.300 trabajadores y trabajadoras. La primera estimación prevé una caída del PIB del 3,6% en la economía vasca. Esta bajada del PIB en un 3,6% supondría una reducción de mil millones en la recaudación de Bizkaia. Y supondría 300 millones menos para la Diputación y los ayuntamientos de Bizkaia. Son solo previsiones, en unos meses sabremos la afección real. Debemos prepararnos para un escenario de caída de recursos públicos. Y ese escenario nos deja una máxima: No podemos dejar caer la actividad económica. Salud y economía deben ser compatibles", ha reflexionado Rementeria.

Frente a este escenario una primera medida: un plan urgente de reactivación de Bizkaia, el plan “Bizkaia aurrera!” que el Ejecutivo foral está ultimando y que prevé movilizar hasta 30 millones de euros. Serán “pocas medidas, pero contundentes” para acelerar la salida hasta final de año; “para volcarnos con el comercio, la hostelería, el turismo, la empresa y la cultura”, ha detallado, con la idea de “incentivar el consumo local y la inversión productiva”.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Las explicaciones del Diputado General no han convencido a la oposición que se ha quejado de “falta de transparencia” del Gobierno foral en esta crisis y de la “tardanza” en dar explicaciones. La portavoz de EH Bildu, Bea Ilardia, ha acusado a los partidos que sustentan al Gobierno foral de “obstaculizar el acceso a la información”, ya que toda la información que han solicitado “departamento a departamento” no puede sustentarse en una sola comparecencia sustanciada por el Diputado General. Ilardia ha recordado además que, en Bizkaia “se ocultan datos”, como el número de fallecimientos en las residencias, “lo que no sucede en Araba y Gipuzkoa”. Rementeria se ha defendido asegurando que reportan datos “diariamente” al Gobierno vasco y Fiscalía, aunque ellos no son partidarios de hacer públicos los fallecimientos “ya que genera miedo y angustia en las familias”.

Por su parte, la portavoz de Elkarrekin Bizkaia, Eneritz de Madariaga, tras criticar el formato de la comparecencia, que según ella, “atenta contra la democracia y las Juntas Generales”, ha señalado que Rementeria ha venido a “vender titulares”. Ha criticado la “nula” respuesta foral “en las residencias, en la economía y en las personas más vulnerables”. La representante del grupo morado ha denunciado que la Diputación “manipula la información” sobre el estado de unas residencias que trabajan “con falta de personal, medidas de protección y medios sanitarios”. Por último, ha lamentado la dejadez de funciones del servicio de control e inspección. “¿Dónde está?”.

La portavoz del Grupo Mixto (PP), Amaya Fernández, ha criticado al Diputado General por “desaparecer del mapa y evitar rendir cuentas” ante la sociedad vizcaína. La comparecencia “llega tarde” y la política de comunicación ha sido “opaca” en este tiempo. En cuanto a la gestión, Fernández ha lamentado que la Diputación “no haya hecho caso” a las advertencias previas de organismos internacionales, y haya implementado medidas de manera improvisada. Fernández le ha pedido que facilite “todos” los datos sobre el estado diario de las residencias, donde han mostrado una “incompetencia máxima” al errar en las medidas preventivas y de reacción, y en concreto en la falta de material de sanitario.

Los portavoces de los grupos junteros que sustentan al Gobierno foral han defendido la labor de la institución foral y han pedido ahora unidad y lealtad, porque “es momento de sumar”. Jon Andoni Atutxa (PNV) ha reconocido el trabajo de la Diputación, “con sus errores y aciertos”, para adaptarse a una realidad “extraordinaria y muy dura”, que tendrá “graves” repercusiones económicas. “No hay un manual a seguir y la Diputación ha actuado con realismo, humildad y mucho trabajo”, ha dicho.

Por su parte, Ekain Rico (PSE-EE) ha respondido a la oposición que el debate sobre la transparencia de la Diputación es “estéril” ya que la ciudadanía tiene otras cosas de las que preocuparse. Según él, las prioridades deben ser implantar ayudas “en lo social”, sin olvidar el terreno económico. Ha pedido una respuesta “coordinada” para que “nadie quede abandonado” en esta crisis.

Todos los intervinientes se han referido a esta coordinación como mejor forma para salir “todos juntos” de esta crisis. En este sentido, el diputado general ha apostillado que será “clave la colaboración interinstitucional, la colaboración público-privada, y la colaboración entre las personas”. La oposición ha pedido que esta colaboración se extienda también a los partidos políticos.

Enlaces de Interés