Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha01/04/2014

Gerediaga

La campa foral de Gerediaga abre sus puertas al público los fines de semana

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Gerediaga, a 22 de abril de 2014

Las Juntas Generales de Bizkaia han abierto la campa foral de Gerediaga para que vecinos y visitantes tengan la posibilidad de conocer este enclave tan emblemático de Durangaldea. Se trata de una de las enseñas de la comarca ya que hay constancia de que las Juntas Generales de la Merindad se reunían allí hace más de 600 años. La visita a la Casa de Juntas de Gerediaga – convertida hoy en una de las cuatro sedes parlamentarias de vizcaínos y vizcaínas- se puede hacer ya todos los fines de semana entre las 10.00 y las 18.00 horas. A partir del puente festivo del 1 de mayo, la institución foral prevé alargar este horario hasta las 20.00 horas.

Gracias al trabajo conjunto de las Juntas Generales de Bizkaia, Gerediaga Elkartea, la Mancomunidad de la Merindad de Durango y el Ayuntamiento de Abadiño, y con el impulso de los vecinos del barrio, el pasado 5 de abril se abrió al público la campa foral de Gerediaga los fines de semana y durante Semana Santa. Tras lo que supone una experiencia piloto –el recinto no ha estado abierto nunca de manera continuada-, las instituciones implicadas realizarán una valoración de cara a tomar una decisión sobre la continuidad de esta iniciativa.

Esta apertura representa el primer paso de una serie de acciones divulgativas que se llevarán a cabo en este emplazamiento. Gerediaga Elkartea trabaja ya en el diseño de un nuevo sistema de señalización que permita al visitante conocer el valor cultural y artístico de este punto de referencia.

La importancia histórica de Gerediaga es indudable. Habiendo sido lugar de reunión de las Juntas de la Merindad de Durango, al menos en diferentes etapas de los últimos seis siglos, el pequeño parlamento situado en Abadino es, hoy por hoy, uno de los lugares históricos de mayor relevancia de la comarca y su principal icono. En 2003, tras unas obras de rehabilitación se convirtió en la cuarta sede de las Juntas Generales, junto con Gernika, Abellaneda y Bilbao. Actualmente, se celebra, al menos una vez al año, un pleno ordinario, y el edificio y sus alrededores son punto de encuentro durante algunas festividades locales y actos culturales.


HISTORIA DE GEREDIAGA

La primera referencia de la campa foral de Gerediaga y su ermita -actual sede parlamentaria- la encontramos en el documento “Carta de Tregua y Perdón del señor de Marzana”, que cita una reunión que tuvo lugar en 1387 en este enclave. Así pues, allí se celebraban por aquel entonces las Juntas de la Merindad de Durango, convirtiéndose en uno de los principales símbolos de las instituciones de la comarca.

El lugar de reunión era la campa que se encuentra delante de la ermita, en donde hay una plaza circular enlosada y, a su alrededor, doce piedras dispuestas en círculo. En cada uno de estos asientos se colocaba el representante de las anteiglesias que componían la Merindad de Durango y, en medio, en otra piedra, el corregidor. Como se recoge en las actas de las primeras reuniones, los encuentros se hacían bajo la sombra y el cobijo del roble de Gerediaga, al igual de lo que ocurría en la villa de Gernika.

Sin embargo, la plaza permaneció sepultada durante décadas, hasta su rehabilitación en el año 2003. Después de la pérdida de su función foral, los asientos de piedra, poco a poco, fueron desapareciendo y, a mediados del siglo XX, sólo se conservaban cinco de ellos. En 1961, cuando se ejecutaron las primeras obras de reforma en la ermita y su entorno, se repusieron los siete que faltaban, pero sin tener en cuenta su ubicación anterior, ya que el enlosado estaba, entonces, cubierto de vegetación. Los mojones se instalaron después en su lugar original, tras las excavaciones arqueológicas realizadas cuando se rehabilitó la plaza ya durante el presente siglo.

La fecha de edificación de la ermita de San Salvador y San Clemente de Gerediaga es desconocida. Algunos expertos la datan en el siglo XVI. Las tallas y estelas discoidales de piedra, que estaban en las paredes exteriores del templo, se trasladaron al interior en la rehabilitación del año 2003. Entonces, los altares se sustituyeron por una mesa presidencial, que también pudiera hacer las veces de altar. Además, los tradicionales bancos de madera de iglesias y ermitas se cambiaron por unos escalones de piedra en los laterales, para dotar al interior de la iglesia de un aspecto más similar al de un parlamento.

Respecto al roble, se desplomó debido al desprendimiento de tierras, que tuvo lugar tras las obras de construcción de la carretera que une Durango y Ermua, en 1789. En la última reforma, se volvió a plantar uno nuevo, dando sombra a las juntas generales que se vienen celebrando desde hace diez años.

Galería de imágenes

Conjunto de Gerediaga