Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha04/03/2019

foto com 4m gr

Aprobado por unanimidad un gravamen mínimo del 0,20% para los bienes inmuebles de características especiales en la Comisión de Economía y Hacienda de las Juntas Generales de Bizkaia

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.

Las nuevas Normas Forales que regulan, respectivamente, el impuesto sobre la extracción de Gas, Petróleo y Condensados y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, han centrado la reunión de la Comisión de Economía y Hacienda de las Juntas Generales de Bizkaia celebrada esta mañana en Bilbao. Ambas normas han sido aprobadas aunque con la incorporación de varias enmiendas, una de ellas aprobada por unanimidad. La enmienda ratificada con el apoyo de todos los grupos y presentada conjuntamente por Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos por sus respectivos portavoces, Jon Andoni Atutxa y Ekain Rico, se refiere a la Norma Foral que regula el nuevo Impuesto sobre Bienes Inmuebles y, en concreto, a los bienes inmuebles de características especiales (BICES) , una nueva categoría que se ha introducido y que se refiere a instalaciones como el Puerto de Bilbao o Petronor que no encajan bien en la anterior doble catalogación de bienes inmuebles de naturaleza rústica y de naturaleza urbana.

La enmienda conjunta de los dos grupos establece que para los bienes inmuebles de características especiales “el tipo de gravamen mínimo y supletorio será el 0,20 por 100 y el máximo será el 0,80 por 100” y que “los ayuntamientos podrán establecer tipos diferenciados por cada grupo y subgrupo de bienes a los que se refiere el apartado 2 del artículo 5 bis del Reglamento del Catastro Inmobiliario Foral del Territorio Histórico de Bizkaia”. El objetivo de esta enmienda es dotar de mayor seguridad jurídica a los Ayuntamientos en la aplicación de los tipos de gravamen aplicables a los BICES, así como garantizar la aplicación de un tipo de gravamen mínimo a los mismos en los ayuntamientos donde no se apruebe una ordenanza fiscal que lo determine. La enmienda se ha aprobado y ha quedado incorporada a la nueva normativa de la Diputación Foral de Bizkaia.

También se ha aprobado, con el único voto en contra del grupo Popular Vizcaíno, la segunda enmienda conjunta presentada por Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos para modificar el artículo 3 de la citada Norma Foral, que establece el recargo del 50 por 100 a las viviendas de uso residencia vacías, estableciendo que “en ningún caso será de aplicación el recargo a los bienes inmuebles de uso residencial propiedad de las administraciones públicas y sus organismos instrumentales, e incluidos en su oferta pública de viviendas en alquiler asequible o cedidos por terceros a las mismas, en ejecución de programas públicos de intermediación en el mercado de alquiler de vivienda libre."

La Comisión de Economía y Hacienda ha debatido otras tres enmiendas presentadas por diferentes grupos y todas ellas referidas también al artículo 3º de la nueva Norma Foral que regula el IBI. Javier Ruiz (Populares Vizcaínos) ha pedido, vía enmienda, la supresión para todos los supuestos del “recargo que grava las viviendas que no constituyan la residencia del sujeto pasivo o de terceras personas”. Su propuesta de modificación ha sido rechazada, al sumar sólo el apoyo del Grupo Mixto y recabar los votos contrarios de Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos, Podemos Bizkaia y EH Bildu.

En segundo lugar, se ha debatido la enmienda de Podemos Bizkaia que pedía aumentar el recargo que grava las viviendas vacías “al 150% de la cuota líquida del impuesto”. La justificación de esta enmienda, presentada por la apoderada Eneritz de Madariaga, tenía por objeto “impulsar la salida de viviendas vacías al mercado de alquiler, entendiendo que la vivienda es un derecho de la ciudadanía vizcaína”. La enmienda no ha salido adelante al sumar 11 votos en contra y los votos favorables de Podemos Bizkaia y EH Bildu.

El mismo resultado ha obtenido la votación de la enmienda de EH Bildu que pedía igualmente dar potestad a los Ayuntamientos para exigir un recargo de hasta el 150 por 100 de la cuota líquida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles a propietarios y propietarias de inmuebles de uso residencial que no estén habitadas.

Los artículos 1º, 2º (con la enmienda conjunta presentada por Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos) y 4º, la Disposición Transitoria Única, las Disposiciones Finales 1ª y la Exposición de Motivos de la nueva Norma Foral del IBI se han aprobado por unanimidad. El artículo 3º también ha sido aprobado incorporando la enmienda conjunta de Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos.

El fracking, a debate

El Diputado de Hacienda, José María Iruarrizaga, ha comparecido en la Comisión de Economía y Hacienda para explicar la nueva norma aprobada el 4 de diciembre de 2018. Iruarrizaga ha destacado que la reciente modificación del Concierto Económico ha supuesto “la concertación del impuesto sobre la extracción de gas, petróleo y condensados” y la concesión a los Territorios Históricos de ciertas competencias para la exacción y exigencia de estos tributos.

Sobre esta nueva regulación se ha debatido una única enmienda, presentada por EH Bildu, que pedía que se aumentara el gravamen de gas obtenido por la técnica del fracking. En nombre de este grupo juntero, Arantxa Urkaregi ha recordado y criticado que el Tribunal Constitucional recurrió y dejó sin efecto algunos artículos de la Ley contra el fracking aprobada por el Parlamento Vasco. “Si no podemos prohibirlo el fracking en su totalidad, al menos, gravemos mucho más el gas obtenido por dicha técnica”, ha defendido Urkaregi, portavoz de EH Bildu.

La enmienda de este grupo juntero afectaba al artículo 8º y solicitaba un aumento considerable de la escala de gravamen de la extracción de gas obtenido por técnicas de fracturación hidráulica de alto volumen; concretamente del 1%, 3% y 4%, según diferentes tramos del volumen de extracción, al 25%, 75% y el 100%, éste último para la extracción de más de 164,25 millones de m3 de gas utilizando el fracking.

La enmienda no ha salido adelante al contar sólo con el apoyo de EH Bildu y Podemos Bizkaia, frente a los 11 votos en contra de los grupos Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos y grupos Popular Vizcaíno y Mixto. Unai Lerma, vocal de Nacionalistas Vascos, ha justificado el rechazo de su grupo señalando que “no tenemos competencia para modificar el impuesto, que se regula así por normativa establecida por el Estado”. Javier Ruiz (Grupo Popular Vizcaíno) ha precisado que “no cabe ninguna competencia” en la escala de gravamen del impuesto.

Ekain Rico, en nombre de Socialistas Vascos, ha alegado “falta de capacidad normativa” de las Juntas Generales en este asunto, destacando que “compartimos con el grupo proponente la necesidad de prohibición del fracking”. Arturo Aldecoa (Grupo Mixto) ha anunciado su voto en contra y ha pedido que “de cara al futuro, en la redacción de otras Normas Forales se utilice el término `las personas físicas y jurídicas contribuyentes´´, en vez de `los y las contribuyentes´”.

Neskutz Rodríguez ha tomado la palabra en nombre de Podemos Bizkaia, sustituyendo a Asun Merinero, compañera de partido y secretaria de la Comisión de Economía y Hacienda. Rodríguez ha criticado que, aunque sea el Estado el que regula el gravamen, “se está priorizando una forma determinada de explotación, la del fracking, que sale beneficiado junto con la explotación marina de gas”.

Tras votar por orden los 11 artículos, todos han quedado aprobados junto a las Disposiciones Adicionales 1ª y 2ª y la Exposición de motivos, con los votos favorables de Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos y grupos Popular Vizcaíno y Mixto y las abstenciones de EH Bildu y Podemos Bizkaia. Este esquema de votación se ha ido repitiendo en la votación de cada artículo, con una excepción el artículo 8, que ha quedado aprobado con los votos en contra de apoderados y apoderadas de EH Bildu y Podemos Bizkaia.

Entendido