Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha27/02/2019

Juntas Generales de Bizkaia

Las Juntas Generales de Bizkaia aprueban por unanimidad dos proposiciones contra la violencia machista

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.

El Pleno de las Juntas Generales de Bizkaia reunido esta mañana en Gernika ha aprobado por unanimidad sendas Proposiciones No de Norma referidas a medidas contra la violencia machista, y que contemplan específicamente a dos colectivos concretos de víctimas: por un lado las mujeres mayores, y por otro la infancia. Un total de 48 representantes de los seis grupos junteros presentes hoy en la Cámara han mostrado un apoyo sin fisuras a ambas medidas, y han subrayado la importancia de dicha unanimidad en el contexto político actual, en el que han surgido iniciativas políticas que cuestionan diferentes aspectos relacionados con el combate contra esta lacra.

La primera Proposición No de Norma ha sido el resultado de una propuesta de Podemos Bizkaia, enmendada en primera instancia por EH Bildu y posteriormente por una enmienda transaccional conjunta de los grupos Nacionalistas Vascos y Socialistas Vascos. En el texto finalmente aprobado, las Juntas Generales instan al Departamento de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de la Diputación Foral a “realizar un análisis de diagnóstico de la realidad de las mujeres mayores ante todas las formas de violencia machista así como de los servicios y recursos de atención a las mismas”.

Eneritz De Madariaga, portavoz de Podemos Bizkaia, ha expuesto diferentes datos estadísticos para demostrar la necesidad de sensibilizar a la sociedad y visibilizar la diferente incidencia de la violencia contra las mujeres según diferentes tramos de edad, y ha mostrado la satisfacción de su grupo por las aportaciones al texto contenidas en las enmiendas de EH Bildu y de los dos grupos que sustentan al Gobierno foral. También ha agradecido el apoyo del resto de los grupos, y se ha felicitado por “un buen trabajo conjunto”.

Por parte de Socialistas Vascos, la juntera Begoña Gil ha puesto de manifiesto que “acabar con la violencia machista debe ser prioritario para cualquier institución”, y ha puesto en valor el compromiso de la Diputación Foral y de las Juntas Generales de Bizkaia en esta materia. También ha subrayado la necesidad de un tratamiento específico de la violencia contra mujeres mayores, que por su edad y contexto educacional son menos proclives a denunciar su situación. Y ha descrito el consenso alcanzado entre todos los grupos como “el mejor antídoto contra las voces que quieren acabar con las ayudas a las víctimas, derogar las leyes que las protegen o hacer listas negras de personas que las atienden”.

En nombre de EH Bildu, Arantza Urkaregi ha mostrado su disposición a retirar la enmienda de su grupo en aras del consenso, y ha manifestado que “la violencia machista no tiene edad, pero sin duda las mujeres mayores acusan mayor vulnerabilidad”. En este sentido, se ha mostrado convencida de que el texto hoy aprobado contribuirá a “darles voz y a que se empoderen”, si bien ha considerado que “la unanimidad es importante, pero el principal trabajo es materializar las propuestas”.

Tras considerar que “la violencia machista es una de las peores lacras que padecemos”, la representante de Nacionalistas Vascos, Ana Esther Furundarena, ha reivindicado “tolerancia cero” en este terreno sea cual sea la edad de las víctimas, si bien se ha mostrado de acuerdo en que las condiciones sociales han hecho a las mujeres mayores más vulnerables. “La igualdad –ha recalcado- es la única vía para la prevención de un problema como éste”. Además de agradecer el apoyo al que finalmente se han sumado todos los grupos junteros, la portavoz nacionalista se ha felicitado por la “buena factura” del texto finalmente aprobado.

Los dos grupos junteros que no habían participado en la redacción de la iniciativa original ni en sus enmiendas se han mostrado igualmente en favor de la propuesta. Desde el Grupo Mixto, Arturo Aldecoa ha subrayado la necesidad de “hacer un buen diagnóstico y comprender las peculiaridades de este colectivo de cara a establecer acciones útiles”, y ha recordado el caso de Ana Orantes, una mujer que fue asesinada por su marido tras denunciar en televisión toda una vida de sumisión y agresiones.

Por parte del Grupo Popular Vizcaíno, Eduardo Andrés ha manifestado que “todos los grupos que formamos parte de estas Juntas Generales compartimos la idea de que la violencia machista es una lacra”, y ha sido rotundo al calificar como “mezquina” la comparación de quienes prefieren hablar de violencia familiar, o afirman que también hay hombres que son víctimas de ella, dado que “no es de ninguna forma equiparable, ni en forma, ni en grado ni en intensidad respecto a la que sufren las mujeres”

Violencia contra menores En el segundo punto del orden del día del Pleno ordinario celebrado hoy por las Juntas Generales de Bizkaia ha sido objeto de especial consideración los efectos de la violencia machista sobre las y los menores. En concreto, la Cámara ha expresado –de nuevo por unanimidad de 48 votos, sin posicionamientos en contra ni abstenciones- “su convencimiento de que, conforme a lo establecido en el Convenio de Estambul, la infancia víctima de violencia machista debe recibir una adecuada atención también en lo que se refiere a la garantía de los derechos de visita y custodia”. En esta línea, la Proposición No de Norma aprobada apoya la modificación de la Ley de Relaciones Familiares para garantizar el interés y la protección de menores cuando el progenitor esté incurso en este tipo de procedimientos judiciales.

La Cámara vizcaína ha refundido sendas propuestas en este sentido de EH Bildu y de Socialistas Vascos. María Jesús Padrones, portavoz del primero de los grupos, ha subrayado que “es necesario dejar claro que un maltratador no es un buen padre”, y que la iniciativa pretende ser “un instrumento legal que permita proteger a menores que sufren este problema”. La portavoz socialista Begoña Gil ha hablado de la necesidad de “garantizar una respuesta efectiva frente a la violencia” en el ámbito familiar, y ha explicado que la enmienda de su grupo se ha debido a un posible problema competencial en uno de los puntos de la propuesta de EH Bildu, dado que iniciativas en el mismo sentido están siendo tramitadas tanto en el Parlamento Vasco como en Las Cortes generales.

Arturo Aldecoa (Grupo Mixto) ha mostrado su acuerdo en que se estudie la modificación la Ley de Relaciones Familiares, aunque ha advertido que habrá que “hilar muy fino” desde el punto de vista jurídico. Eduardo Andrés (Grupo Popular Vizcaíno) ha recordado que “existen más víctimas de la violencia machista además de las mujeres”, y en este sentido se ha mostrado partidario de “descartar la custodia compartida, eliminar derechos de visita y limitar la patria potestad” a los condenados por maltrato.

Eneritz De Madariaga (Podemos Bizkaia) ha defendido la necesidad de “seguir dando pasos en la protección de menores”, en un contexto en el que, a su juicio, “el sistema judicial, adulto-céntrico y patriarcal, se encarga de desprotegerles y de alargar el daño infringido a niños y niñas”. Por su parte, Jane Eyre Urquieta (Nacionalistas Vascos) ha manifestado que “pocas veces se valora el impacto de la violencia machista en menores, pese a las graves consecuencias que puede tener en su desarrollo como personas”, y que se trata de “un reto para toda la sociedad, que requiere actuaciones unitarias, y que no debería ser motivo para la batalla política”, por lo que se ha felicitado el consenso alcanzado en el Pleno de hoy de las Juntas Generales de Bizkaia.

Entendido