Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha06/09/2007

Cruz del mural

El Museo de las Encartaciones restaura unas pinturas murales del siglo XVIII

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Las pinturas se situaban detrás del Retablo Mayor de la iglesia de Santa Cruz y salieron a la luz tras la retirada de éste de su lugar habitual. Tras su hallazgo, y debido a su mal estado de conservación, el Museo de Las Encartaciones inició contactos con el Obispado de Bilbao para proceder a la restauración de estas pinturas que ya se pueden contemplar en una sala provisional del Museo de las Encartaciones.

La obra contiene un dibujo de un Cristo crucificado y dos pasos procesionales que le acompañan. El primero mide en torno a 122 cm x 144 cm y los dos siguientes 47 cm x 35 cm. Las imágenes son de carácter popular, de estilo barroco, probablemente de principios o mediados del siglo XVIII. Responden a un hecho que debió de ser bastante habitual en las iglesias vizcaínas en aquella época: la realización de imágenes pintadas en las paredes de la iglesia con anterioridad a la construcción de los retablos de madera.

En el caso que nos ocupa, la causa más segura de la realización de estas pinturas sea la falta de recursos para encargar un retablo de madera. A principios del siglo XVIII se reformó completamente la iglesia de Santa Cruz de Labarrieta, quedando como el edificio barroco que hoy en día contemplamos. Al no disponer supuestamente de los recursos para amueblarla, se realizaron unas pinturas modestas, de carácter popular, que hiciesen la función de retablo, probablemente copiando alguna estampa o imagen de algún libro.

Finalmente, el Retablo Mayor se realiza hacia 1760 y las pinturas se tapan definitivamente hasta que vuelven a salir a la luz a finales del siglo XX. La importancia de estas pinturas no radica tanto en su valor artístico pues son de carácter popular, probablemente hecho por algún vecino de Sopuerta o de los pueblos encartados cercanos, sino por su valor histórico y patrimonial, pues nos refleja parte del arte popular encartado (sus influencias, su estilo…) y nos muestra un periodo y una época muy diferente a la nuestra.

Entendido