Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha12/12/2018

Juntas Generales de Bizkaia

Los presupuestos de Bizkaia 2019 seguirán su debate en Comisión tras rechazar el Pleno de las Juntas Generales las Enmiendas a la Totalidad de EH Bildu, Podemos y Grupo Popular

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
El Pleno de las Juntas Generales de Bizkaia, celebrado esta mañana en Gernika, ha rechazado las enmiendas a la totalidad del Proyecto de Norma Foral de Presupuestos para este territorio histórico, que habían sido presentadas por los grupos junteros de EH Bildu, Podemos y Grupo Popular.

En una única votación, la cámara ha rechazado las tres iniciativas, con los 18 votos a favor de los grupos impulsores y los 30 en contra del resto (Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos, y Grupo Mixto).

Las Comisiones de Economía y Hacienda previsiblemente programadas para los días 17, 18, 19 y 20 de diciembre en la sede de Bilbao de las Juntas Generales deberán debatir las 676 enmiendas parciales presentadas por los diferentes grupos. Las dos formaciones que apoyan el actual Gobierno de la Diputación defenderán un total de 8 enmiendas; EH Bildu hará lo propio con sus 215 propuestas, mientras que Podemos Bizkaia ha presentado un total de 241, el grupo Popular 137, y el Grupo Mixto 75.

En total, el proyecto de presupuesto del territorio para 2019, presentado por el diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, al inicio del pleno, suma 8.216,7 millones de euros, un 5,2% más que en 2018, de los que 1.253,3 millones corresponden al disponible departamental. Antes de iniciarse el debate entre los grupos junteros, Iruarrizaga se ha referido al proyecto argumentando que está diseñado para lograr una Bizkaia “con más actividad económica y empleo”; “más moderna y eficiente”; “más cohesionada territorialmente”; y “que apoya a las personas, especialmente a las que más apoyo necesitan”.

El Presupuesto de Gestión Propia suma 1.643.660.299 euros, cantidad que se ha incrementado en un 2,6 % con respecto al ejercicio anterior, por lo que la Diputación Foral de Bizkaia dispondrá de 41,5 millones de euros más para llevar a cabo su actividad. Lo mismo ocurre con el Disponible Departamental, que sube en un 4,9 %, y se sitúa en 1.253.278.490 euros, 58,6 millones superior al de 2018.

El turno de intervenciones se ha iniciado con la intervención de Javier Ruiz, portavoz del Grupo Popular, quien ha sustanciado su enmienda a la totalidad en dos motivos: “desacuerdo con el contenido del proyecto”, y “contexto y situación política”. Desde la tribuna, Ruiz ha criticado un proyecto de presupuestos “muy florido” y “diseñado en clave electoral”, que además presenta unos ingresos “poco creíbles” y unos gastos que representan “una reproducción casi mimética de otros presupuestos”.

En representación del grupo Podemos, su apoderada Eneritz de Madariaga, ha rechazado unos presupuestos que “anteponen las prioridades de las elites económicas y privilegiadas a las de la mayoría de la sociedad vizcaína, a la justicia social, a la igualdad, a la sostenibilidad y la cohesión social y territorial de Bizkaia”.

El grupo juntero Podemos ha reclamado “un cambio radical de modelo productivo para Bizkaia”. Para ello, apuesta por, entre otras cosas, el “fortalecimiento del sector primario, la soberanía alimentaria y la biodiversidad”; “medidas de apoyo a agricultura y ganadería sostenible”, así como “la incorporación de mujeres y jóvenes al sector”; la configuración de un Plan de transición energética 2019 – 2022, “que apueste por el EIC como polo de energías renovables”; “un cambio en el modelo medioambiental”; y una “apuesta por el transporte público”.

Por su parte, y en nombre de EH Bildu, Arantza Urkaregi, ha puesto el acento en unos presupuestos que “incumplen el compromiso adquirido de dedicar un 1% del Presupuesto de Gestión propia a políticas de igualdad”, así como el 0,7% a cooperación. La apoderada también ha puesto de manifiesto una “falta de transparencia” en proyectos como bidegorris, Estatuto de las Personas Cuidadoras o el Plan de Estímulo de Enkarterri.

Ante la falta de un plan de choque para Ezkerraldea y Meatzaldea, Urkaregi ha reprochado a la Diputación el “poco impulso al desarrollo comarcal”. Además, ha criticado el gasto derivado de infraestructuras como la Supersur y el enlace Gerediaga-Elorrio, que a su juicio “hipotecan el futuro de la sociedad vizcaína”.

Arturo Aldecoa, único integrante del Grupo Mixto, se ha desmarcado de las enmiendas a la totalidad lanzando una pregunta a la Cámara: “¿Estaría mejor Bizkaia sí devolviéramos los presupuestos? Yo creo que no”. Para Aldecoa, a pesar de que “se puede mejorar el presupuestos”, resulta “más útil centrar el esfuerzo del debate en las enmiendas parciales”. El portavoz del Grupo Mixto se ha dirigido a todos los grupos junteros en una segunda intervención para defender el papel de las empresas: “Bizkaia tendrá futuro si sigue teniendo tejido empresarial”.

Ekain Rico ha sido el encargado de defender la postura del grupo Socialistas Vascos. A su juicio el proyecto destaca por ser el reflejo de la agenda ciudadana en materia de empleo, de dependencia, de lucha contra el fraude fiscal y de servicios públicos de calidad. Rico ha descalificado las enmiendas a la totalidad de EH Bildu, Podemos y Grupo Popular señalando que éstas “no plantean un modelo económico y social vizcaíno alternativo al que existe en Bizkaia”.

Y a favor de la propuesta del equipo de gobierno ha subrayado que se trata de “una herramienta clave para que las instituciones hagan frente a los problemas que acucian a los ciudadanos”, y que, además “refrendan la vuelta a la inversión pública y responden a nuestro compromiso por mejorar la vida de la gente, la cohesión del territorio, la actividad económica y el empleo”.

Finalmente, por parte del grupo Nacionalistas Vascos, Jon Andoni Atutxa ha insistido en que el proyecto del Gobierno Foral refuerza su apuesta con tres objetivos: “impulsar el empleo para garantizar el futuro de las personas”; “incidir en la actividad económica del territorio para que revierta en las personas”; y “fortalecer los servicios públicos para mejorar la calidad de vida de las personas”.

El portavoz jeltzale ha subrayado también que éste se trata del proyecto de presupuestos más elevado con el que ha contado la Diputación Foral de Bizkaia; un incremento que, según ha manifestado, se pone “al servicio de las personas”. “Personas que necesitan de unos servicios sociales de calidad, personas que necesitan de un empleo de calidad, personas, que quieren emprender, personas, que quieren una administración moderna, ágil, del siglo XXI”, ha detallado. Atutxa ha señalado asimismo que las peticiones de retirada de los presupuestos por parte de EH Bildu, Podemos y Grupo Popular “no mejoran la calidad de vida de los bizkainos y bizkainas”, sino que “nos alejan”.

Entendido