Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha06/02/2013

Comisión

La diputada de Acción Social aclara que en las residencias concertadas de Bizkaia "no existen plazas libres"

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Bilbao, a 6 de febrero de 2013.

La Diputada foral de Acción Social, Pilar Ardanza, ha mantenido esta mañana en comisión que las 2.543 plazas existentes actualmente en residencias concertadas de Bizkaia se encuentran “ocupadas”, a excepción de una cama por motivos preventivos ante alguna urgencia. La responsable foral ha dicho que lo que existe en realidad es un exceso de oferta, en referencia a las dudas que apuntaba el grupo Bildu en su petición de comparecencia. En la última revisión realizada por la Diputación foral, 108 centros residenciales ofrecieron 5.168 plazas, “el doble” de la demanda real. En su respuesta, Ardanza ha apuntado que la Diputación ajusta las plazas en función de las solicitudes y que paga 75 euros al día por cada cama concertada.

La diputada foral acudía a la Comisión de Acción Social para responder a una pregunta del Grupo Bildu que aseguraba , manejando fuentes de las propias residencias, que existían “camas concertadas libres en diversas residencias de Bizkaia”, un asunto que preocupaba a su portavoz Irune Soto, “ por existir un importante número de personas en lista de espera”. En este sentido, Ardanza ha dicho que lo que en realidad existe es un "exceso de oferta". En cuanto a las listas de espera, Ardanza ha mantenido que el año pasado, 289 personas estaban “pendientes de asignación” de una plaza. De ellas, 32 personas recibieron la plaza en un plazo inferior a las dos semanas por ser pacientes graves de grado III como marca la normativa, y otras 202 decidieron mantenerse en su residencia anterior.


CENTRO BBK SARRIKO

En la misma sesión, el grupo Bildu solicitaba explicaciones sobre si la BBK había mantenido las “condiciones y compromisos” firmados en el contrato con los mayores de la antigua residencia Reina de la Paz (Sarriko), denominado ahora Centro BBK Sarriko. La diputada foral ha explicado que su departamento va a estudiar el contrato presentado "hoy mismo" por la empresa Vitalitas, encargada de la gestión del nuevo centro, en el que se incluye de forma “permanente y definitiva” el uso de habitaciones individuales para los mayores, tal y como exigían los antiguos residentes. Según ha confirmado Ardanza, desde que el pasado 7 de enero comenzara el regreso de los ancianos de forma escalonada, 112 personas se han incorporado ya a la residencia, de las 300 que salieron hace 4 años. Al finalizar el proceso , Ardanza espera que un 50% de los antiguos clientes vuelvan al nuevo centro; el resto, o “han fallecido” o bien “se quedan donde están”.


PROPOSICIONES APROBADAS

Previamente a las explicaciones que ha ofrecido la diputada, la Comisión de Acción Social del parlamento vizcaíno ha aprobado las dos Proposiciones No de Norma incluidas en el orden del día. En la primera, todos los grupos de la cámara, a excepción del PP, han aprobado una iniciativa de Bildu para instar al Gobierno Vasco a dejar sin efecto las nuevas condiciones impuestas a los inmigrantes para recibir asistencia sanitaria, medidas que entraron en vigor con el Decreto 114/2012 del Gobierno Vasco.

Entre las normas denunciadas por la coalición abertzale que “cercenan los derechos de los más desfavorecidos”, se encuentra la obligatoriedad de presentar un certificado de arraigo para poder obtener una tarjeta sanitaria a la persona que lleve empadronada menos de un año en la Comunidad Autónoma Vasca. Según Bildu, este requisito supone un “retroceso” con respecto a la Ley estatal que únicamente exige 3 meses.

Después de aceptarse sus 6 enmiendas, el Grupo Nacionalistas Vascos ha apoyado la propuesta y ha incidido en que el “origen del problema” se encuentra en el Real Decreto 16/2012 del Gobierno de Madrid. Los nacionalistas coinciden con Bildu en dejar sin efecto esta ley y “mitigar sus efectos negativos” en Euskadi, ha mantenido Jon Larrea, apoderado del PNV.

El portavoz del PSE-EE en la comisión, Juan Otermin, ha recordado el reciente auto del Tribunal Constitucional que critica la legislación estatal. Como se explica en este escrito, "limitar la salud de algunos puede ir en detrimento de la salud de toda la sociedad”, como en el caso de la propagación de las enfermedades contagiosas. El apoderado socialista ha criticado la postura de los populares en este asunto. “Una sociedad que no atiende a los más desheredados es inhumana”, ha sentenciado dirigiéndose al grupo popular

En este punto, los populares se han quedado solos al defender el Real Decreto que para ellos viene a “garantizar la estabilidad del sistema sanitario”. Según Eduardo Andrés, no puede haber "café para todos”. La ley permite “equipararnos con los países europeos y evitar el turismo sanitario” y ha recordado que la asistencia sanitaria en las urgencias está asegurada para todos.


ESTUDIO DE “PUNTOS NEGROS”

Por otra parte, la comisión ha aprobado una Proposición No de Norma del PP con los votos favorables de este grupo y del PNV, y la abstención de Bildu y el PSE-EE, para instar a la Diputación a elaborar un mapa de “puntos negros” con riesgo para las mujeres, en colaboración con los municipios del Territorio y con la participación de Eudel. Este documento iría unido a la elaboración, por parte del Gobierno Vasco, de un plan de actuación coordinado con las policías locales destinado a aumentar la seguridad en estos lugares con riesgo de agresión sexual.