Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha15/11/2012

El Diputado de Hacienda y Finanzas comparece para explicar la situación de la deuda fiscal del Athletic

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
El Diputado foral de Hacienda y Finanzas informará el viernes a las Juntas Generales, en comisión, del estado actual de la deuda fiscal que el Athletic mantiene con el erario vizcaíno. A solicitud del Grupo Socialista, José Maria Iruarrizaga deberá responder sobre los términos del aplazamiento de pago concedidos al club de Ibaigane durante los últimos años, y sobre la situación actual de esta deuda.

Según aparece en el escrito de comparecencia, a los socialistas les sorprende que “en un ejercicio en el que la Diputación va a invertir 22,8 millones en el nuevo campo de fútbol del Athletic (6 millones como participación en capital de la sociedad San Mames Barria, más 16,8 millones en aportación de terrenos), el club no haya liquidado sus obligaciones con el fisco”. Tras el ingreso de 40 millones de euros por la venta del jugador Javi Martínez, el Athletic anunció que iba aprovechar este ingreso extra para saldar su deuda fiscal.


Fraude fiscal

En la misma sesión, el Diputado deberá responder a dos preguntas planteadas por el Grupo Socialista relativas al fraude fiscal. Los socialistas quieren conocer la cuantía ingresada en la Hacienda foral este año de los 560 millones de euros aflorados en la lucha contra el fraude llevada a cabo en el ejercicio de 2011, así como "qué cantidad de la deuda general del ejercicio 2010 de la Diputación se corresponde con los 281,6 millones de euros detectados en la lucha contra el fraude fiscal de ese ejercicio”.


Bienes de la Iglesia

La comisión de Economía y Hacienda comenzará a las 10.00 horas con una Proposición No de Norma del Grupo Bildu que solicita el apoyo de la cámara para pedir al Ministerio de Justicia la relación de los bienes inscritos por la Iglesia desde el año 1998, cuando el Gobierno de Aznar aprobó el Decreto-Ley 1867. Según Bildu, este cambio legislativo permitió a la Iglesia “matricular” a su nombre todo tipo de propiedades como casas parroquiales, pórticos de iglesias, cementerios, casas, bienes raíces, montes, campas, huertos o frontones.