Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha13/11/2012

Imanol Pradales

El Diputado foral de Promoción Económica asegura que Habidite "no ha recibido un solo euro de ayuda pública"

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Bilbao, a 13 de noviembre de 2012

El Diputado foral de Promoción Económica, Imanol Pradales, ha negado en una comparecencia en las Juntas Generales que la Diputación haya concedido ayudas al proyecto Habidite. En reiteradas ocasiones, el diputado ha manifestado que “no hay consecuencia alguna”. La Diputación Foral de Bizkaia “no ha concedido un solo euro de ayuda pública al proyecto Habidite”. Así de rotundo se ha mostrado en la Comisión de Economía y Hacienda. Pradales ha acudido a la cámara vizcaína a petición del Grupo Socialista que pedía explicaciones sobre las “consecuencias” que los convenios firmados con la empresa constructora Habidite iban a tener para las arcas forales.

El responsable foral ha destacado que el proceso para que la Diputación no ejecutara los convenios con esta empresa para levantar una fábrica en Alonsotegi y entregar 1.500 viviendas modulares, lo inició la propia Diputación en abril de 2009, tras conocer el informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas en enero de ese mismo año, al poner en conocimiento de la Comisión Europea (CE) estos convenios. La Diputación “actuó con responsabilidad al comunicar inmediatamente estos hechos, antes de haber ejecutado ni una sola ayuda pública”. La propia Comisión en su pronunciamiento “nos ha dado la razón” al entender que no se ha otorgado ayuda alguna, por lo que “no hay nada que recuperar”, ha manifestado.

Sin embargo, el diputado ha mostrado sus discrepancias con que la Comisión argumente que la Diputación olvidó emitir una notificación previa sobre las ayudas. Frente a esto, el responsable foral ha anunciado que la Diputación ha presentado una demanda, admitida a trámite, ante los tribunales europeos el pasado 6 de septiembre, sobre la calificación de ilegalidad por falta de notificación . “Lo hicimos en tiempo y en forma”, ha defendido.

Tanto Bildu como el Grupo Popular han coincidido en señalar que la Diputación realizó esta comunicación “tarde”. Para el apoderado de Bildu Joseba Gezuraga, la cronología de la Diputación está “coja” ya que el ente foral sabía que el proyecto Habidite se había “caído” en el momento de comunicárselo a Europa. Desde la firma del convenio hasta la consulta a la Comisión Europea “han pasado 2 años”, ha denunciado Gonzalo Zorrilla del PP. En relación a las consecuencias económicas, la oposición ha coincidido en señalar que sí existen, aunque no de manera directa, apuntando como gastos los costes derivados de la demanda y la compra de suelo para desarrollar el proyecto.


Situación de Formica

En la misma sesión, el diputado ha tenido que informar de las gestiones realizadas por la Diputación ante la situación generada en la empresa Formica de Galdakao. Tras enumerar y explicar las seis reuniones mantenidas con representantes de los trabajadores, el ayuntamiento de Galdakao, el Gobierno Vasco, y la propia Diputación con directivos de Formica Europa, desde que esta empresa anunciara el ERE para despedir a 169 trabajadores, Pradales ha confirmado que las propuestas por mantener abierta la planta de la multinacional en Galdakao han sido rechazadas, una tras otra, por los responsables de la empresa.

El diputado ha lamentado que Formica Europa haya respondido siempre negativamente a los planteamientos de las instituciones públicas para llegar a un acuerdo que evitara los despidos y el cierre. En este contexto, ha citado el interés de un grupo de inversores por hacerse con la planta, sin resultados aún por la negativa continua de la multinacional a dar su conformidad. El grupo Bildu, solicitante de la comparecencia, ha destacado los esfuerzos por mantener los puestos de trabajo y ha denunciado lo que para Joseba Gezuraga es un nuevo caso de deslocalización, “consecuencia de una reforma laboral que permite un despido más barato”.


Proposición No de Norma

La comisión de Economía y Hacienda ha comenzado a las 11.30 horas con una Proposición No de Norma del Grupo Popular que reclamaba a la Diputación cambios en el Decreto Foral 52/2012 con el fin de modificar el criterio que rigen las ayudas a la creación de empresas innovadoras. El resto de grupos ha rechazado la pretensión de los populares para que personas o entidades con sede social y fiscal fuera de Bizkaia, pudieran ser beneficiarias de las ayudas que se dan en el Programa de Creación de Empresas Innovadoras. Los grupos han coincidido en señalar que “lo mínimo”, si reciben ayudas de la Diputación, es pedir que las empresas beneficiarias tengan su sede fiscal en Bizkaia.

A continuación, la comisión ha aprobado por unanimidad una iniciativa del Grupo Socialista que buscaba “revisar las estrategias de la política de turismo” para que se tengan en cuenta las propuestas que fomenten la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, así como la inclusión de personas con discapacidad.