Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha24/10/2012

Comisión

La Diputada de Agricultura dice que las subvenciones forales a la planta de purines de Karrantza se ajustaron a la legalidad vigente

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Bilbao, a 24 de octubre de 2012

La Diputada foral de Agricultura, Irene Pardo, ha acudido a las Juntas Generales de Bizkaia para explicar la situación en la que se encuentra el proceso de construcción de la planta de purines de Karrantza, paralizado en el año 2010 como consecuencia de la retirada de las subvenciones públicas. La responsable foral ha comunicado a la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente que el mecanismo de devolución emprendido por la Diputación para recuperar la ayuda foral de 2 millones de euros concedida a la empresa promotora Karrantzako Minda, sigue su curso. El expediente abierto a esta empresa se encuentra en la fase ejecutiva, y en el mismo se reclaman otros 292.000 euros en concepto de intereses por demora. Pardo ha aclarado que la Diputación ha actuado siempre siguiendo los pasos administrativos y previo informe técnico del Servicio de Desarrollo Agrario, y ha afirmado que en su día la subvención se "ajustó a la legalidad vigente".

La responsable foral ha acudido a la Comisión correspondiente de las Juntas Generales a petición de los grupos Bildu y Popular Vizcaíno que pedían aclaraciones respecto a las gestiones realizadas por la Diputación para recuperar la subvención foral concedida a Karrantzako Minda para construir la planta de purines. El apoderado del Grupo Popular, Arturo Aldekoa, ha pedido a la Diputación que “insista desde el punto de vista legal” para recuperar esta ayuda y ha dicho que este caso “no se puede repetir” al estar en juego la capacidad de control de la administración y la credibilidad de la clase política.

El Grupo Bildu se ha mostrado más contundente al señalar que la Diputación tiene una responsabilidad manifiesta al “engordar los bolsillos” de ciertas personas y empresas. El apoderado de Bildu Aitor Torre, ha manifestado que “nos hemos acostumbrado a que la mala gestión salga gratis”, en referencia a la falta de control de la Diputación. Ha pedido a la institución foral que se persone en la causa para poner a los “chorizos entre rejas”.

Para el portavoz socialista Iñaki Egaña, las conclusiones de la auditoría del Tribunal de Cuentas Públicas (TVCP) solicitada por las Juntas Generales con respecto a este tema, es un “rapapolvo a todos por la ausencia de control”. Es una “desidia” de la Diputación y un “escándalo” que el control sobre la construcción de la planta de purines se dejara en manos de una sola persona, en referencia al responsable de Karrantzako Minda.

La planta de tratamiento de purines de Karrantza es un proyecto con financiación pública que comenzó a fraguarse en la legislatura pasada para solucionar el problema medioambiental que suponía la generación de 373.560 metros cúbicos de residuos al año por parte de las explotaciones ganaderas del valle de Karrantza. Tras paralizarse las obras en el año 2010, la cámara vizcaína aprobó por unanimidad en un pleno celebrado en marzo del año pasado, solicitar al TVCP la fiscalización de las subvenciones públicas otorgadas a Karrantzako Minda.

En el escrito, corroborado por todos los grupos junteros, se indicaba que las administraciones públicas implicadas en la financiación del proyecto (Diputación Foral, Gobierno vasco y Gobierno español) habían aportado más de 10 millones de euros en subvenciones, ayudas o préstamos a dicha sociedad, cuestión que ha confirmado el TVCP en su informe. Ya por aquel entonces, el presupuesto de construcción de la planta de purines se había “duplicado” según el Gobierno Vasco, pasando de los 12,2 millones de euros en 2006 a los 25,8 millones en 2010.


Animales sueltos en La Arboleda y los montes de Triano

Previamente a la comparecencia de la Diputada, la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente ha aprobado dos proposiciones no de norma, una del Grupo Nacionalistas vascos y otra de Bildu, para que la Diputación Foral se implique, junto con los municipios afectados, en solucionar el problema de inseguridad viaria que genera el ganado suelto por las carreteras de La Arboleda y los montes de Triano. En la propuesta de Bildu se solicita la creación de una mesa que aborde esta cuestión con la participación en ella de la Diputación, los ayuntamientos de Trapagaran, Ortuella y Abanto-Zierbena, y los representantes de los ganaderos.


Isla de Lekeitio

Por otro lado, la Comisión ha aprobado por unanimidad una proposición no de norma del Grupo Popular que solicita que la Diputación se implique en la “recuperación de la cubierta vegetal climácica” de la isla de Lekeitio, ya que -según este grupo - el bosque de pino marítimo “está en fase terminal”, como recoge un informe elaborado por la propia Diputación. Este grupo plantea que el ente foral estudie como alternativa la plantación de la encina cantábrica, una especie más acorde al clima, tipo de suelo y condicionantes del islote.