Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha03/10/2012

Casa Juntas de Gernika

Ratifican en pleno un decreto foral que incluye modificaciones en el IVA y el Impuesto sobre los no Residentes

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Gernika, a 3 de octubre de 2012.

Las Juntas Generales de Bizkaia han aprobado en un pleno en la Casa de Juntas de Gernika, el último que se convoca antes de la celebración de los próximos comicios al Parlamento Vasco, el Decreto Foral Normativo 3/2012, de 17 de julio, que incluye una serie de modificaciones en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y en el Impuesto sobre la Renta a los no Residentes con el fin de adaptar estos impuestos a la normativa estatal. El Decreto se ha ratificado por 35 votos favorables (PNV, PSE y PP) y 12 votos en contra (Bildu).

En la sesión, el Parlamento de Bizkaia ha ratificado también el Decreto Foral Normativo 2/2012, de 12 de junio, que permite a la Diputación ceder información tributaria para la determinación del nivel de aportación de cada usuario en la financiación de las prestaciones farmacéuticas. La Cámara vizcaína ha mostrado su apoyo para que el Gobierno foral facilite a la Seguridad Social los datos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los contribuyentes vizcaínos. El Decreto ha sido aprobado por los 27 votos favorables que han sumado los junteros de los grupos Nacionalistas Vascos y Populares Vizcaínos. Tanto los representantes de Bildu como los Socialistas Vascos han votado en contra de este decreto (18 votos).

La apoderada nacionalista Aizbea Atela ha manifestado que su grupo (Nacionalistas Vascos) ha apoyado la aprobación de este Decreto por “el principio de responsabilidad y porque nos hemos visto en la necesidad y obligación”, no por estar de acuerdo con el modelo de financiación de los medicamentos diseñado por el Gobierno español. Por su parte, Bildu ha mostrado su desacuerdo. “Estamos en contra del copago porque con esta fórmula se paga doblemente, ya pagamos los fármacos vía impuestos”, ha manifestado su apoderado Asier Vega.

El Grupo Socialistas Vascos ha mantenido la postura más crítica. Su portavoz, Iñaki Egaña, ha defendido la postura contraria de su grupo porque el decreto es “innecesario y un despropósito”. Ha criticado la urgencia de la Diputación por aprobar un decreto que Egaña cree que “facilita el cambio de un modelo de sanidad, implantando el copago sanitario”. “Modifican los pilares de la universalidad de la sanidad e invade competencias autónomas”, ha dicho. “Nos dirigen a un sistema de aseguramiento, lo que nos retrotrae a momentos de la Dictadura”.

Por su parte, Esther Martínez, portavoz del Grupo Popular, ha tildado la intervención de Egaña de “demagogia”. Martínez ha defendido los cambios introducidos por el Gobierno de Rajoy y ha aportado algunos datos en el debate para lo que cree que es “garantizar el estado de bienestar”, en referencia a las medidas tomadas por el Gobierno español. “Son medidas necesarias, entre otras cosas porque el gobierno de Rajoy se encontró con una deuda a los proveedores de 16.000 millones de euros”, ha afirmado. Según la apoderada popular, desde que entraron en vigor las medidas del Gobierno de Madrid, en el Estado “se ha reducido el gasto farmacéutico en un 24%, mientras que en Euskadi esta reducción se sitúa sólo en el 3,42%”.


Línea 3 del metro

El pleno de Gernika, que ha comenzado a las 9.30 horas, se ha iniciado con una interpelación del Grupo Socialistas Vascos sobre la financiación de la Línea 3 del metro. Este grupo solicitaba que la Diputación aclarase si va a aportar la financiación necesaria en 2012 para “finalizar y poner en marcha la Línea 3 de Metro Bilbao entre Etxebarri y Matiko”. La Diputada de Obras Públicas y Transportes, Itziar Garamendi, ha confirmado que la Diputación cumplirá con sus compromisos. “Aportaremos la cantidad comprometida, los 6,6 millones de euros que se contemplan en el convenio firmado con el Gobierno Vasco”, ha aclarado.

“Esperaba su respuesta”, así ha iniciado su turno de intervención el apoderado socialista Tontxu Rodríguez, quien se ha mostrado contrariado. “Se han producido unas modificaciones y desviaciones que no estaban contempladas”, ha dicho para defender la petición de su grupo por la cual solicita mayor aporte de la Diputación para concluir las obras de la Línea 3 del metro, casi 100 millones de euros más de los 153 millones presupuestados inicialmente. “Es necesaria una nueva aportación para que no se paralicen las obras” ha dicho Rodríguez, tras tildar la inversión de “importante para Bizkaia e imprescindible para la movilidad de la zona norte de Bilbao”.

Garamendi ha defendido la postura de la Diputación en este asunto al recordar que se han aportado las cantidades “acordadas”, que corresponden a los 76 millones de euros, el 50% de la inversión total. La diputada ha recogido el ofrecimiento socialista, pero ha apostado por alcanzar un “acuerdo” con el Gobierno Vasco basado en el “consenso y el diálogo”, tras advertir previamente que las decisiones se han tomado “unilateralmente” en relación a esta infraestructura, “sin tener en cuenta a la otra parte” que cofinancia este proyecto.


Renta de Garantía de Ingresos

Asimismo, el Gobierno foral ha dado explicaciones en relación al envío de los expedientes de perceptores de Renta de Garantía de Ingresos (RGI) a Lanbide. Según los socialistas, han tardado “más de seis meses” en enviar esta documentación y “todavía faltan más de mil expedientes” por entregar, según aparecía en el escrito interpelativo. La Diputada de Acción Social, Pilar Ardanza, ha respondido que el ente foral “ha cumplido su labor”. “Hemos tardado un máximo de 2 meses para resolver los expedientes”. “Todos los meses se han ido actualizando los datos que se enviaban a Lanbide”, ha respondido la diputada al apoderado socialista, Juan Otermin, quien ha pedido en su turno que la Diputación colabore con el Gobierno Vasco en este asunto. Debe ser “parte de la solución”, ya que debemos estar “más preocupados todos por las causas que por los hechos”, ha apostillado Otermin en referencia a las personas beneficiarias de estas ayudas sociales.


Descenso de la actividad industrial

A través de la fórmula de la “pregunta oral”, el Grupo Popular solicitaba una respuesta de la Diputación para que valorase la bajada de la actividad industrial en Bizkaia. El Diputado de Promoción Económica, Imanol Pradales, ha confirmado que la actividad industrial se ha ralentizado en el último trimestre cifrando su caída en el mes de julio en el 10%. “No somos optimistas de cara al futuro inmediato”, ha manifestado, para después citar las medidas que su departamento está adoptando. Entre ellas, se encuentran el programa de internacionalización o los planes especiales para PYMES. El apoderado popular Gonzalo Zorrila ha definido esta labor de “poco ambiciosa” y ha apostado por que la Diputación estudie un plan especial que está desarrollando la Diputación alavesa y por promover un convenio interinstitucional con el Gobierno Vasco para “impulsar la actividad industrial”.


Plazas residenciales

El mismo grupo juntero ha formulado una pregunta al departamento de Acción Social para que la Diputación aclarase si “contempla modificar la actual política de plazas residenciales”, ante el hecho de que no se están ocupando la totalidad de las plazas públicas destinadas a mayores dependientes. La diputada de Acción Social, Pilar Ardanza, ha negado rotundamente esta cuestión. “No hay plazas públicas sin ocupar” en las residencias vizcaínas. “Todas las plazas están ocupadas”, ha dicho. Ardanza se ha felicitado de que Bizkaia cumpla hoy con los estándares europeos al contar con 5 plazas para personas mayores por cada 100 habitantes.


Proposiciones no de norma

En la última parte del pleno, los grupos junteros se han posicionado en relación a tres proposiciones no de norma. La propuesta presentada por el Grupo Popular que planteaba la modificación del Impuesto sobre Sociedades para incluir una exención fiscal del 50% por la venta de algunos tipos de inmuebles, ha sido rechazada. El resto de grupos ha votado en contra de que la Hacienda foral aplique esta exención.

Asimismo, la proposición conjunta planteada por los grupos Bildu y Socialistas Vascos para instar a la Diputación a aplicar el IBI a “todos los bienes inmuebles no vinculados al culto” de la Iglesia Católica y otras confesiones religiosas, ha contado también con el rechazo de la cámara vizcaína. Los grupos Nacionalistas Vascos y Populares Vizcaínos han votado en contra, sumando 28 votos contrarios, frente a los 20 votos favorables de los representantes de Bildu y Socialistas Vascos.

El debate ha concluido con una propuesta del Grupo Popular para que la Diputación incluyera en los Presupuestos de 2013 una partida económica para construir la variante de Ermua. La propuesta del Grupo Popular Vizcaíno ha sido aprobada gracias al apoyo de Bildu y Socialistas Vascos, mientras que los Nacionalistas Vascos se han mostrado contrarios.