Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha21/06/2012

Imagen del pleno

Las Juntas Generales aprueban modificar la limitación de endeudamiento de los ayuntamientos

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Las Juntas Generales de Bizkaia han aprobado en un pleno celebrado en Gernika dos Proyectos de Norma Foral. El primero modifica para este ejercicio las limitaciones de endeudamiento de los ayuntamientos. Y el segundo, cambia el régimen jurídico de los peajes de las carreteras de Bizkaia, así como los criterios de financiación del Plan Territorial Sectorial de Carreteras.

A propuesta de la Diputación, el cambio normativo para modificar los límites de endeudamiento de los ayuntamientos vizcaínos ha recibido el apoyo de los grupos Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos y Popular Vizcaíno, por entender estos grupos que era necesario dotar a las entidades locales de una herramienta para hacer frente a las obligaciones de pago con proveedores. El Grupo Bildu se ha abstenido por considerar que este cambio es una “copia” de lo que se ha hecho en el Estado y por ser una medida “parcial e insuficiente”, según Joseba Gezuraga.

Por su parte, la modificación de la Norma 3/2010 que establece un nuevo régimen jurídico para los peajes de Bizkaia y cambios en los criterios de financiación en las carreteras vizcaínas, ha sido aprobada con el apoyo del Grupo Nacionalistas Vascos y del Grupo Popular Vizcaíno, y el rechazo del Grupo Socialistas Vascos y Bildu; al final, 29 votos a favor, frente a 16 en contra.

La Diputada de Obras Públicas y Transportes, Itziar Garamendi, ha defendido este cambio porque la situación actual de crisis económica y la merma de los recursos públicos “exige mayor claridad y flexibilidad” para ejecutar infraestructuras viarias “importantes” para Bizkaia, algo en lo que que ha coincidido Jesús Isasi, que ha defendido el apoyo de su grupo (Grupo Popular) por “responsabilidad”, con el deseo de que se ejecuten las infraestructuras “cuanto antes”. En el otro extremo, se ha situado Bildu que entiende que este cambio obedece a una “improvisación”, según el apoderado Asier Sanz. Asimismo, el representante del Grupo Socialistas Vascos, Joaquín Colmenero, ha mantenido que su grupo cree que se pueden ejecutar todas las infraestructuras aprobadas en el PTS pese a la crisis, y ha denunciado a la Diputación por “romper el consenso”.

Antes de aprobarse estos dos cambios normativos, la sesión celebrada en Gernika ha comenzado con tres interpelaciones. En la primera, la diputada foral de Cultura, Josune Ariztondo, ha hecho un balance de los 16 meses de actividad de Bizkaikoa, la sociedad que gestiona los museos de Bizkaia. Aristondo ha puesto una decena de “ejemplos” sobre la actividad que esta entidad ha mantenido en este tiempo, pese a que los beneficios de su gestión “no aparecerán hasta que transcurra más tiempo”. Por su parte, el apoderado Arturo Aldecoa del Grupo Popular, responsable de la iniciativa, ha pedido que los grupos junteros tengan representación en el Consejo de Administración y en el Consejo Asesor de Bizkaikoa con el objetivo de “tener más información”.

A petición del mismo grupo, la diputada de Obras Públicas y Transportes, Itziar Garamendi, ha informado a la Cámara sobre la respuesta dada por su departamento a la petición de las Juntas Generales para que se adapten los autobuses de Bizkaibus para el transporte de bicicletas. Garamendi ha defendido que esta opción ya se da en alguna línea, citando la que comunica Bilbao con el aeropuerto, pero que la extensión de esta medida choca con la normativa actual que regula el transporte de viajeros y con la preferencia que se da a otros bultos como las sillas infantiles, entre otras cosas.

Por su parte, el Grupo Bildu ha solicitado, a través de otra interpelación, explicaciones a la Diputación en torno a “las líneas a seguir en el futuro en la gestión de los residuos”. Según este grupo, la Unión Europea recomienda impulsar modos más sostenibles de gestión de residuos, dejando de lado políticas de incineración y vertido, y optando por sistemas de recogida puerta a puerta, en clara referencia al que viene funcionando en algunos municipios de Gipuzkoa.

En su respuesta, el Diputado de Medio Ambiente, Iosu Madariaga, ha manifestado que es “falso” que Europa “desestime” la incineración basada en la revalorización energética. Ha sostenido que en el plan de la Diputación aparece también la recogida “puerta a puerta”, pero no ha compartido con Bildu que esta opción deba extenderse de manera generalizada.

Por otro lado, las Juntas Generales han rechazado una propuesta del Grupo Popular que pretendía modificar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas para que quedaran “exentas en un 50 por ciento las ganancias patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de la transmisión de inmuebles urbanos adquiridos a título oneroso”. Tanto Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos como Bildu, han rechazado la iniciativa.

Por otro lado, la iniciativa del Grupo Popular de cara a impulsar la "ventanilla empresarial", ha recibido el visto bueno de las Juntas Generales. A excepción del Grupo Nacionalistas Vascos que ha votado en contra, todos los grupos de la cámara han apoyado la propuesta que pretende “facilitar” -según este grupo- la creación de empresas. A su vez, la moción presentada por este mismo grupo que pedía aprovechar la capacidad no utilizada de Zabalgarbi (un 10% según la revisión del PIGRU) , ha sido rechazada por no recibir apoyos parlamentarios. El Grupo Nacionalistas Vascos ha votado en contra y tanto Bildu como el Grupo Socialistas Vascos han decidido abstenerse.

Y la tercera moción de la jornada, en la que el Grupo Bildu solicitaba que no se construyera la central de Biomasa de Errigoiti, ha sido también rechazada. El Grupo Nacionalistas Vascos y el Grupo Socialistas Vascos se han unido con sus 31 representantes, para votar en contra del contenido de la moción. Los 19 votos favorables de Bildu y del Grupo Popular Vizcaíno no han sido suficientes para sacar adelante esta moción.

Como ya ocurriera en plenos anteriores, la sesión ha concluido con las proposiciones no de norma. La propuesta del Grupo Bildu sobre los cambios en las condiciones para la percepción de la Renta de Garantía de Ingresos ha sido rechazada. Ningún otro grupo de la Cámara ha apoyado la propuesta de la coalición abertzale para que la Diputación regule una nueva prestación que cubra a un colectivo de personas que, por la aplicación del nuevo criterio del Gobierno Vasco que obliga a estar empadronado un mínimo de 3 años, ha quedado excluido de estas ayudas.

La iniciativa del Grupo Popular Vizcaíno sobre la propuesta de establecer un sistema de evaluación de las políticas públicas y de calidad de los servicios públicos ha sido refrendada por la cámara vizcaína. Este grupo ha aceptado las enmiendas de los Nacionalistas Vascos para que no se desarrolle una Norma Foral, un instrumento que los nacionalistas consideran “poco adecuado por su rigidez”. Ambos grupos, junto con los Socialistas Vascos, han votado a favor de la proposición, que ha contado con el rechazo de Bildu. Sin embargo, la proposición no de norma de Bildu sobre esta misma cuestión, apoyada por el Grupo Socialistas Vascos, ha sido rechazada por la abstención de los populares y el voto contrario de Nacionalistas Vascos.