Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha25/01/2012

Obra de Anselmo Guinea

Cesión de cuadros de Anselmo Guinea para una exposición en el Bellas Artes

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Las Juntas Generales de Bizkaia han cedido temporalmente al Museo de Bellas Artes de Bilbao dos cuadros de Anselmo Guinea (1855-1906) que están ubicados en la Casa de Juntas de Gernika. Se trata de la"Jura de los Fueros de un Señor de Bizkaia" y de un retrato de José María Iparraguirre. Las dos obras formarán parte de la primera exposición monográfica dedicada al pintor bilbaíno que el museo de la villa pretende abrir al público el próximo 13 de febrero con más de 80 piezas del artista.

La "Jura de los Fueros de un Señor de Bizkaia" es una obra de grandes dimensiones, conocida también como “Jaun Zuria”. Este cuadro preside desde las alturas el salón de plenos de la Casa de Juntas de Gernika y representa el instante en el que, bajo el roble de la localidad foral, jura el primer Señor de Bizkaia, un personaje rodeado de leyenda pero que toma cuerpo en el lienzo de Anselmo Guinea, datado en 1882.

Esta obra fue descolgada de una de las paredes del hemiciclo del Parlamento de Bizkaia por técnicos del Museo de Bellas Artes de Bilbao. También salió temporalmente de la Casa de Juntas un retrato de José María Iparragirre, aunque de menores dimensiones. Ambos lienzos permanecerán en el museo bilbaíno hasta el 20 de mayo. Fueron necesarias dos jornadas para retirar el cuadro más grande y de mayor carga simbólica, el que representa a Jaun Zuria, que tiene unas dimensiones de 2,45 metros de alto y 3 metros de ancho, y que decora el salón de plenos desde una altura de 6 metros.

Personalmente, siguieron las maniobras de retirada del cuadro la presidenta de las Juntas Generales, Ana Madariaga, y los responsables del Museo de Bellas Artes de Bilbao que no solo expondrán la obra, sino que también la limpiarán y restaurarán si lo consideran necesario. Mientras esté fuera de la que ha sido su casa durante más de un siglo, una copia de iguales dimensiones le sustituirá durante su ausencia.

La exposición será una ocasión única para valorar el delicado virtuosismo y la espléndida captación de la luz de Anselmo Guinea, un pintor fundamental para conocer las transformaciones estéticas de la pintura vasca del cambio de siglo.

Entendido