Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha23/02/2017

Bilbao

La Mesa de Diálogo Civil de Bizkaia se reunirá el 2 de marzo

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
La diputada foral de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, ha informado hoy a las Juntas Generales que la Mesa de Diálogo Civil de Bizkaia se reunirá el próximo jueves, 2 de marzo, bajo la presidencia del diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria. Será la primera vez en esta legislatura que se reúne este espacio común de trabajo que comparte el Departamento de Acción Social de la Diputación con las organizaciones y redes del Tercer Sector con presencia en el Territorio Histórico.

La Cámara vizcaína aprobó por unanimidad en el Pleno del 19 de octubre de 2016 instar a la Diputación a la convocatoria “a la mayor brevedad” de la Mesa de Diálogo Civil, cuestión que ha recordado el grupo juntero EH Bildu mediante una pregunta oral realizada hoy a la Diputación en la comisión de Acción Social. La Mesa se reunirá la semana próxima lo que la coalición abertzale ha intepretado como una convocatoria "provocada" por el interés del primer grupo de la oposición, cuestión que ha negado la diputada. "El Diálogo Civil se produce de forma ordinaria", ha dicho Sánchez Robles para defenderse.

A pregunta también de EH Bildu, la responsable foral ha informado a la Cámara vizcaína de las dos reuniones que mantuvo en 2016 la Comisión Permanente de Centros integrados en la Red Foral de Residencias para personas mayores. El órgano consultivo para la posterior toma de decisiones en el ámbito de la atención residencial, se reunió en dos ocasiones el año pasado, el 17 de junio y el 28 de noviembre, lo que indica que este órgano ha conseguido un “ritmo ordinario” de trabajo, según la diputada, como así establece la normativa. EH Bildu ha lamentado que en 2015 la comisión sólo se convocó "en una ocasión".


RECHAZO A UN AUMENTO EN LA PRESTACIÓN RESIDENCIAL

Por otro lado, los grupos junteros de PNV, PSE y EH Bildu han rechazado una subida de la prestación económica vinculada a las personas mayores dependientes que esperan plaza en una residencia pública. El grupo Popular Vizcaíno sólo ha contado con el apoyo del representante del grupo Mixto para que la Cámara vizcaína instara a la Diputación, a través de una proposición no de norma, a elevar -sin cuantificar- la ayuda actual que oscila “entre los 401 y los 833 euros”, dependiendo del grado de dependencia y de la situación personal del solicitante.

El apoderado popular Eduardo Andrés ha denunciado que "pocos" mayores o familiares pueden pagar una residencia privada mientras esperan plaza en una pública con las actuales cuantías, cuando los precios en centros privados se mueven "entre los 2.500 y 3.000 euros mensuales". El juntero popular ha pedido que la prestación actual se modifique para que esta pueda acercarse a la realidad y ser “efectiva”.

El grupo Mixto y Podemos Bizkaia han calificado la iniciativa de “positiva”, pero han criticado que no se haya cuantificado el incremento. El grupo morado, que se ha abstenido, ha pedido “mayor concreción”. Andrés ha justificado la falta de una propuesta de inccremento para "evitar" precisamente el rechazo que su iniciativa ha provocado después en el resto de grupos (Nacionalistas Vascos, Socialistas Vascos y EH Bildu).

El socialista Juan Otermin ha señalado que la prestación económica vinculada a las personas dependientes es “complementaria” a otras ayudas en el cuidado de los mayores en el entorno familiar. Para él, es contradictorio que el PP proponga en Bizkaia lo que niega el Gobierno de Rajoy en el resto del Estado y ha instado al grupo juntero popular a pedir la trasferencia del dinero correspondiente al 15% que le corresponde pagar al Ejecutivo central por la aplicación de la Ley de Dependencia vía Cupo. “Venden aquí lo que en el resto de España no hacen”.

EH Bildu se ha negado a ampliar la ayuda esgrimiendo para ello la propia Ley de Dependencia en la que “se habla de priorizar los servicios sobre las prestaciones económicas”. Su portavoz, Josu Unanue, cree que esta es la mejor estrategia “para generar puestos de trabajo”.

Por su parte, la jeltzale Zuriñe Argatxa ha defendido la actual política de protección vizcaína porque se amolda “a cada caso, que es único”. En este sentido, ha señalado que la ayuda económica es “complementaria” y que, en cualquier caso, la Diputación garantiza una plaza “a corto plazo” a los mayores dependientes si el caso es “urgente” o existe una “gran dependencia”, en donde, además, tienen “prioridad” las personas sin recursos. Argatxa “sospecha” que el PP pretende con su propuesta “convertir el sistema de protección en un sistema de ayudas” y ha criticado a esta formación por “echar balones fuera” cuando está en el Gobierno.

Entendido