Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

  • Facebook
  • Instagram

Acceso miembros

Noticias

Fecha17/01/2017

Bilbao

La Diputación abre una "reflexión" sobre el programa del banco de tierras tras adjudicar solo un lote en la convocatoria de 2016

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, ha anunciado esta mañana en una comparecencia en las Juntas Generales, solicitada por el grupo Mixto, que su departamento va a abrir un periodo de “reflexión” sobre la continuidad, en los términos actuales, del Fondo de Suelo Agrario o banco de tierras, una iniciativa que la Diputación puso en marcha en el año 2011 para facilitar el rejuvenecimiento del sector primario. La Institución foral puso a disposición de jóvenes baserritaras siete lotes de suelo en su última convocatoria realizada en 2016 , y sólo uno de ellos fue adjudicado finalmente, entre las dos solicitudes presentadas inicialmente.

En el último lustro, la Diputación ha entregado un total de “47 lotes” de terreno en su gran mayoría para iniciar nuevas “explotaciones de horticultura ecológica”. La escasa demanda del año pasado ha empujado a los responsables forales a iniciar un periodo de reflexión para contemplar la necesidad “de continuar con este modelo o dar un nuevo viraje al mismo”. Entre los planes del Ejecutivo vizcaíno no está eliminar este programa ya que el sector “continúa recibiendo la incorporación de jóvenes”, según Unzueta. “No tenemos la intención de abandonar” el decreto aprobado en su momento, más si cabe durante un ejercicio declarado por la Diputación como “el año de la juventud”.

Antes de evaluar el programa con los datos recabados por los técnicos, Unzueta ha adelantado que la Diputación moverá ficha. La convocatoria de este año se adelantará “a primavera”, y se buscará una mayor implicación de las asociaciones del sector, así como mejorar la divulgación del decreto entre particulares, ayuntamientos y diversas entidades.

Unzueta ha realizado una “primera aproximación” de los motivos que, a su juicio, están detrás de los resultados obtenidos en 2016. Así, la responsable foral se inclina “quizás” porque algunos usos de terrenos no respondían a las demandas y porque “parece ser que hay un cambio de tendencia” en el sector hacia un modelo basado en la propiedad y no tanto en el alquiler de suelo agrario.

Los grupos junteros han considerado “vital” la iniciativa pública para seguir renovando el sector con la entrada de jóvenes baserritarras, un mal de nuestra sociedad que deja en manos de las personas mayores la mayoría de explotaciones agrarias. Pese a ser un decreto “esperado y ambicioso”, el juntero de EH Bildu, Mikel Kormenzana, ha pedido que los lotes ofertados no sean “cerrados” a determinadas explotaciones, para que no se limite la entrada de jóvenes. Ha instado también a la Diputación a que se estimule la “adquisición” de parcelas agrarias y se recuperen tierras para el cultivo que están en desuso, incluso mediante la expropiación, así como a que se medie para que se produzca una transmisión de tierra de mayores a jóvenes.


FUTURO DEL KARPIN

La diputada foral de Sostenibilidad y Medio Natural de Bizkaia ha comparecido también para responder a tres iniciativas de comparecencia del grupo Mixto, PP y Podemos Bizkaia, que reclamaban datos sobre la situación económica y el futuro de las instalaciones del centro de acogida de fauna silvestre El Karpin (Karrantza). Los grupos de la oposición han reclamado a la Diputación Foral que se implique “urgentemente” para garantizar la continuidad del recinto, aunque el Gobierno foral ha respondido que no está en riesgo su futuro.

Los proponentes han señalado que la Mancomunidad de Las Encartaciones, (compuesta por los municipios de Artzentales, Galdames, Gordexola, Güeñes, Karrantza, Lanestosa, Sopuerta, Turtzioz y Zalla) propietaria del parque, por el que anualmente pasan “más de 50.000 personas”, informó recientemente de que la empresa que lo gestionaba abandonaba el proyecto por falta de viabilidad económica. Estos tres grupos, a los que se ha sumado también EH Bildu, han reclamado a la Diputación Foral “voluntad política” para mantenerlo por la labor que desarrolla en la difusión del respeto al medio ambiente, por suponer un foco de atracción turístico para la comarca y por mantener el empleo de quienes trabajan allí, además de servir de centro de recuperación de animales.

Desde PNV y PSE, que dirigen el ejecutivo foral en coalición, han destacado el respeto a las decisiones de la Mancomunidad propietaria del parque y han valorado la convocatoria de un concurso público para su gestión, “que garantizará un nuevo contrato que dará continuidad al parque y supondrá el mantenimiento del empleo”. Han reprochado “falta de responsabilidad” a la oposición por haber acusado a la Diputación de “abandono institucional” ya que, en los últimos años, han sido varias las partidas destinadas a mantener esas instalaciones. Según la jeltzale María Presa el centro ha recibido “333.985 euros” de la Diputación, “13.000 euros” de la empresa foral Basalan y “41.266 euros” de la propia Mancomunidad de Enkarterri, a lo que habría que sumar otros “10.000 euros anuales” de esta última entidad.

Por su parte, la diputada foral ha mantenido el mismo criterio que los dos partidos que sustentan al Gobierno foral. Como propietaria “quien tiene que actuar es la Mancomunidad de la comarca y desde la Diputación respetamos su gestión”, ha señalado, al tiempo que ha apelado “a la prudencia y la cautela para evitar hacer afirmaciones con ligereza” al dar validez a las informaciones que hablan de que el problema de El Karpin es económico. La Mancomunidad nos ha trasladado que “a lo mejor no es ese el problema”.


PLUMERO DE LA PAMPA, MEJILLÓN CEBRA Y VISÓN EUROPEO

Unzueta ha trasladado a los grupos junteros las últimas novedades respecto a la extensión de dos especies invasoras como son el plumero de la pampa y el mejillón cebra, y la supervivencia del visón europeo. En su intervención ha dejado claro al representante del grupo Mixto Arturo Aldecoa, que pedía nuevamente la presencia de algún responsable de la Diputación por estos tres asuntos, que no existen novedades con respecto a lo manifestado por otros representantes del Gobierno foral.

Así, la presencia del plumero de la Pampa es “reducido” en Bizkaia, ya que “no alcanza el 10%” del territorio. Pese a reconocer que esta planta invasora se “va a quedar entre nosotros”, Unzueta ha señalado que la Diputación sigue trabajando en eliminar su presencia “en zonas de alto valor paisajístico”, como es el caso del río Barbadún donde se han suprimido “más de 50.000 plantas”. Su talle es más visible “junto a redes viarias y ferroviarias, zonas hidráulicas, gaseoductos, tendidos eléctricos, urbanizaciones sin terminar o vertederos”.

En cuanto al mejillón cebra, Unzueta se ha referido a la información que ya se ofreció en una comparecencia anterior en la que la diputada que le precedió en el cargo sostuvo que este molusco de aguas dulces se encuentra en los pantanos de Urrunaga, Undurraga y Mendikosolo, y en los ríos Arratia , Ibaizabal y Nerbioi. La gestión de este problema la realiza la Agencia URA a través de la Mesa de Seguimiento en la que la Diputación está presente y, según sus informes, “de momento” el mejillón cebra no ha causado “perjuicios” en las infraestructuras hidráulicas.

Más difícil para la supervivencia lo tiene el visón europeo que está siendo sometido a una competición mortífera por parte de otra especie invasora: el visón americano. Al parecer este animal, unido a la degradación del hábitat, ha provocado, “en 15 años” , un “drástico declive” del mamífero autóctono. Unzueta ha señalado que la Diputación participa en el programa LIFE (2014-2018), cofinanciado por la UE, destinado a mejorar su población. Este programa busca hacer un seguimiento del visón europeo y la erradicación de la especie americana mediante técnicas de trampeo.


NO A MEJORAS EN EL PARQUE DE ARTAZA

La sesión de hoy ha concluido con el debate de una proposición no de norma de Podemos Bizkaia que venía a recoger una demanda de vecinos de Leioa que pasaron en verano de 2016 por la comisión de Peticiones y Relaciones con la Ciudadanía del parlamento vizcaíno, con demandas de actuación para el parque de Artaza, de Leioa. El grupo morado ha presentado una iniciativa para que la Diputación se haga cargo de varias mejoras: completar el tramo de una valla para evitar que niños y perros salgan a la carretera; instalar más bancos y papeleras, y un urinario público ; y arreglar el desagüe de una fuente.

La iniciativa, apoyado por todos los grupos de la oposición, ha sido rechazada por los representantes de PNV y PSE-EE. Según ambas formaciones, el parque de Artaza está en manos de tres instituciones –Gobierno vasco, Diputación y Ayuntamiento- las cuales gestionan una parte del recinto. La Diputación gasta anualmente “más de 100.000 euros” en su mantenimiento y algunas propuestas planteadas “ya están cubiertas”, como las referidas a las papeleras, los asientos o los baños públicos. Además, los técnicos “no ven que haya riesgo” en el parque para colocar una valla. La iniciativa ha sido desestimada por 7 votos a favor y 8 en contra.

Entendido