Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

Acceso miembros

NORMATIVA SECTORIAL

D11 NORMA FORAL 3/2010, DE 26 DE OCTUBRE, DE RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS PEAJES DE LAS CARRETERAS DE BIZKAIA Y CRITERIOS DE FINANCIACIÓN PARA LA MODIFICACIÓN DEL PLAN TERRITORIAL SECTORIAL DE CARRETERAS

(BOB nº 207, de 27 de octubre de 2010)
PREAMBULO
La Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero reguló la planificación, proyección, modificación, construcción, conservación, financiación, uso y explotación de las carreteras forales de Bizkaia y las condiciones y limitaciones de uso del suelo adyacente. Desde la aprobación de la citada Norma Foral 2/1993 hasta hoy los problemas que plantea la necesidad de construcción, ampliación y desarrollo de la red viaria y su adecuada financiación y gestión han dado lugar a un intenso debate tanto en nuestro entorno más cercano como en el seno de la Unión Europea. En él se inscribe el proceso de estudio y debate llevado a cabo en las Juntas Generales y que culminó con la aprobación de distintas Normas Forales, entre las que destaca la 4/2003, de 26 de marzo, por la que se aprueba el Plan Especial de Accesibilidad Bizkaia 2003, que fue precedida por la 11/2002, de 12 de diciembre, por la que se crea y regula el canon de utilización de infraes-tructuras viarias y se regulan determinados aspectos del régimen tributario de la Sociedad Pública Foral «Bizkaiko Hegoaldeko Akzesibilitatea, Sociedad Anónima» y a la que siguió la Norma Foral 4/2005, mediante la que se modifica la Norma Foral 8/1999, de 15 de abril, por la que se aprueba el Plan Territorial Sectorial de Carreteras de Bizkaia al objeto de adaptarla al repetido Plan Especial.
Además de lo anterior hay que añadir que la modificación de la Directiva 1999/62/CE, del Parlamento Europeo y el Consejo, relativa a la aplicación de gravámenes a los vehículos pesados de transporte de mercancías por la utilización de determinadas infraestructuras incluidas en la Red Transeuropea, operada en virtud de la Directiva 2006/38/CE, de 17 de mayo, introdujo una serie de planteamientos novedosos en cuanto al régimen de los peajes. Estos planteamientos fueron asumidos parcialmente por la Norma Foral 2/2007, de 7 de febrero, de modificación de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia, así como por la Norma Foral 4/2009, de 29 de diciembre, por la que se complementa el régimen jurídico de los peajes aplicables a la red foral de carreteras, normas cuyo nacimiento no ha estado exento de una cierta polémica.
La seguridad jurídica que ha de caracterizar la regulación de esta materia y el consenso que debe presidir su régi-men jurídico aconsejan la elaboración de una nueva Norma Foral que resuelva todos estos problemas mediante su ordenación de manera definitiva y clara, evitando al mismo tiempo cualquier tipo de dispersión normativa.
Por otra parte, el Plan Territorial Sectorial de Carreteras ha sido igualmente objeto de análisis y resolución por la Comisión de Infraestructuras de las Juntas Generales de Bizkaia, a propuesta de la Ponencia de Estudio sobre el mismo creada en su seno, habiendo puesto de manifiesto, en el Informe de 28 de septiembre de 2009, la necesidad de acometer diversas actuaciones públicas que permitan adecuar las infraestructuras públicas viarias del Territorio Histórico de Bizkaia y su sistema de financiación al crecimiento del tráfico en los últimos años.
De esta forma, las conclusiones alcanzadas en el referido Informe de 28 de septiembre de 2009 ponen de relieve la realidad actual del Sistema de Transporte, en la que se observan un alza de los niveles de posesión y utilización del automóvil y el incremento en el uso de vehículos de baja ocupación. Al mismo tiempo, el nivel de concienciación medioambiental resulta mayor y las consideraciones relativas a la calidad de vida, y disponibilidad de una buena accesibilidad, en general, y de una buena red de comunicaciones, en particular, resultan factores claves de priorización en la toma de decisiones de la actividad empresarial.
Las consideraciones anteriores determinan la importancia del Sistema de Transporte y permiten definir una serie de objetivos estratégicos para poder gestionar debidamente la actual demanda de movilidad. Al mismo tiempo, el consenso alcanzado por la Comisión de Infraestructuras, Transporte y Urbanismo respecto de estas cuestiones se acompaña del mandato contenido en su conclusión octava en cuya virtud procede la aprobación de la Norma Foral proyectada cuyo objeto es atender a dichos requerimientos. Por ello, constituyen también el objeto y finalidad de la presente Norma Foral otorgar la cobertura al más alto rango legal en nuestro ordenamiento foral al contenido de las conclusiones plasmadas en el citado Informe de 28 de septiembre de 2009.
De acuerdo con las premisas expuestas, se ha elaborado la presente Norma Foral de Régimen Jurídico de los Peajes de las Carreteras de Bizkaia que se estructura en tres capítulos (que constan en total de catorce artículos), cuatro disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, una derogatoria, tres finales y tres anexos.
El capítulo I, bajo el epígrafe «Disposiciones generales», precisa el objeto y ámbito de aplicación de la Norma Foral, con sus definiciones correspondientes, regulando así mismo los principios generales al tiempo que enuncia los requisitos para el establecimiento y supresión de los peajes. Al respecto, conviene precisar que el hecho de haber residenciado en las Juntas Generales la facultad de someter los tramos correspondientes a peaje no implica excluir la intervención de la Diputación Foral de Bizkaia ni el soporte técnico previo que ésta puede y debe prestar. La iniciativa normativa mediante la que se pretenda someter a peaje nuevos tramos de la red viaria deberá ir acompañada de una memoria en la que se acreditará debidamente la existencia de una vía alternativa de uso libre y gratuito al tramo de red foral sobre el que se establezca el peaje, en consonancia con lo expuesto anteriormente.
En cuanto a la supresión del peaje en los tramos de red en que esté establecido se sigue el mismo criterio que para su implantación, siendo una decisión que corresponde adoptar a las Juntas Generales de Bizkaia. Ahora bien, la iniciativa normativa que promueva tal medida deberá tener muy presente, sobre todo, el régimen de financiación de la infraestructura de la que se trate a fin de prever y, en su caso, afrontar las consecuencias que la supresión de un peaje pudiera acarrear para el equilibrio presupuestario. A estos efectos se exige al autor de la iniciativa la presentación de una memoria en la que se habrán de acreditar debidamente las señaladas consecuencias jurídicas y económicas de la eliminación del peaje y las medidas que deban adoptarse en cada caso.
En el capítulo II, se limita el importe máximo del peaje, que viene determinado por el cálculo máximo que resulte de la aplicación de lo dispuesto en el Anexo I de la Norma que contiene los principios fundamentales para el cálculo de los peajes medios ponderados mediante los cuales se podrán modular los importes de los mismos. Este concepto de modulación resulta de vital importancia ya que el mismo permite tener en cuenta los gastos derivados de la lucha contra los daños medioambientales y la congestión del tráfico, la limitación de los daños a la infraestructura, su utilización óptima o el fomento de la seguridad vial. Ahora bien, tal y como exige la Directiva 1999/62/CE, las facultades de modulación tienen un límite ya que nunca podrán tener como objetivo generar mayores ingresos en concepto de peajes y su ejercicio debe ser transparente y no discriminatorio. Por su parte, todos los costes que deben ser tenidos en cuenta a los efectos de la determinación del importe de los peajes se encuentran detallados con la suficiente precisión en el mismo Anexo I de la Norma y coinciden plenamente con los exigidos tanto en la normativa comunitaria como en la estatal. De este modo se garantiza la reserva de ley para la fijación de la cuantía máxima que ha sido exigida por los tribunales y se acota y predetermina por completo la actuación de la Diputación Foral.
También se regulan en este capítulo II las reducciones, descuentos y exenciones que pueden aplicarse sobre los peajes.
A continuación, en el capítulo III se contemplan las condiciones de pago de los peajes, el sistema y la forma de abono de los mismos, y el régimen sancionador que procede por impago del peaje y obstaculización de la vía que ello ocasione.
La parte final se abre con la disposición adicional primera en la que se determinan los tramos de infraestructura de la red foral de carreteras que quedan sujetos a peaje desde el momento de aprobación de la Norma Foral una vez que se ha acreditado que dichos tramos cuentan con las correspondientes vías alternativas de uso libre y gratuito. La adicional segunda recoge la programación presupuestaria del resto de las obras prioritarias de las carreteras forales de Bizkaia mientras que la disposición adicional tercera contempla el régimen de actualización de las cuantías de los peajes y la disposición adicional cuarta, la contabilidad analítica, que deberá reflejar por separado, cada uno de los tramos sujetos a peaje.
Las disposiciones transitorias contienen un régimen transitorio con carácter general hasta la aprobación de los decretos que determinen los peajes y otro específico para los Túneles de Artxanda, ligado a la vigencia de la concesión actualmente existente sobre los mismos.
La disposición derogatoria proyecta sus efectos sobre la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Biz-kaia, a la Norma Foral 2/2007, de 7 de febrero, de modificación de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia, y la Norma Foral 4/2009, de 29 de diciembre, por la que se complementa el régimen jurídico de los peajes aplicables a la red foral de carreteras.
Por último, en las disposiciones finales, la primera dirige a la Diputación Foral de Bizkaia un mandato para que ade-cue mediante Decreto Foral las cuantías de las tarifas por utilización de las infraestructuras sujetas al pago de peaje de acuerdo con las reglas establecidas en la presente Norma Foral. La segunda modifica la redacción del artículo 25 de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de Carreteras de Bizkaia, mientras que la tercera determina el momento en que entrará en vigor la presente Norma Foral.
Finalmente, la regulación se completa con la clasificación de los vehículos a motor en ligeros y pesados en el Anexo II a los efectos de la aplicación del peaje, y por último en el anexo III, se determina el ámbito de los tramos de la red de la infraestructura sujeta a peaje.
CAPÍTULO I.- DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 1. Objeto
La presente Norma Foral regula los peajes por el uso mediante vehículo a motor de las carreteras forales de Bizkaia, con independencia de cual sea su régimen de explotación y/o gestión, así como los principios necesarios para la determinación de su cuantía.
Artículo 2. Definiciones
A efectos de la presente Norma Foral se entenderá por:
a) Red Transeuropea de Carreteras: la red de carreteras definida en el anexo I, sección 2, de la Decisión nº 1692/96/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de julio de 1996, sobre las orientaciones comunitarias para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transportes e ilustrada mediante mapas. Los mapas se refieren a las secciones correspondientes mencionadas en la parte dispositiva o en el anexo II de dicha Decisión.
b) Autopista en régimen de concesión: aquella autopista regulada por la Ley 8/1972, de 10 de mayo, sobre construc-ción, conservación y explotación de las autopistas en régimen de concesión.
c) Costes de construcción: Los costes relativos a la construcción, incluidos en su caso los costes de financiación, de:
1º Nuevas infraestructuras o nuevas mejoras de infraestructuras, incluidas las reparaciones estructurales significativas.
2º Infraestructuras o mejoras de infraestructuras, incluidas las reparaciones estructurales significativas, que se ha-yan terminado no más de 30 años antes del 10 de junio de 2008, si los sistemas de peaje estaban ya en funcio-namiento el 10 de junio de 2008; o que se hayan terminado no más de 30 años antes del establecimiento de cualesquiera nuevos sistemas de peaje instaurados después del 10 de junio de 2008.
También podrán considerarse costes de construcción los costes relativos a infraestructuras o mejoras de infraestructuras que se hayan terminado antes de esas fechas si:
● la Administración ha establecido un sistema de peaje que estipula la recuperación de dichos costes mediante un contrato con un concesionario de sistemas de peaje, o mediante otros actos jurídicos de efecto equivalente, que entren en vigor antes del 10 de junio de 2008,
● o la Administración puede demostrar que la conveniencia de construir la infraestructura en cuestión dependía de que ésta tuviera una vida útil predeterminada superior a 30 años.
En cualquier circunstancia, la proporción de los costes de construcción que habrá de tenerse en cuenta no podrá ser superior a la proporción del período de vida útil predeterminada de los componentes de la infraestructura que quede por transcurrir el 10 de junio de 2008, o en la fecha en que se instauren los nuevos sistemas de peaje, si esta última es posterior.
Los costes de infraestructuras o de mejoras de infraestructuras podrán incluir los gastos específicos de infraestructura destinados a reducir la contaminación sonora o a mejorar la seguridad vial y los pagos efectivos realizados por el operador de la infraestructura correspondiente a elementos medioambientales objetivos como, por ejemplo, la protección contra la contaminación del suelo.
d) Costes de financiación: los intereses de los préstamos y la rentabilidad de los recursos propios de cualquier tipo aportados por los accionistas.
e) Reparaciones estructurales significativas: Todas las reparaciones estructurales en general, excepto aquéllas que, en el momento de que se trate, hayan dejado de beneficiar a los usuarios de la carretera, como por ejemplo cuando la obra de reparación haya sido sustituida por una renovación del firme u otra obra de construcción.
f) Peaje: el pago de un importe determinado por recorrer un vehículo una distancia determinada. Dicho importe estará basado en la distancia recorrida y en el tipo de vehículo.
g) Peaje medio ponderado: los ingresos totales obtenidos en concepto de peajes durante un determinado período divididos por el número de vehículos-kilómetros que hayan circulado en una determinada red sometida a peaje durante dicho período, calculándose tanto los ingresos como los vehículos-kilómetros en relación con los vehículos a los que se aplique el peaje.
h) Contrato de concesión: aquellos contratos de concesión de obras públicas cuyo objeto es el establecido en el artículo 7 de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público.
i) Peaje de encomienda: es un peaje cobrado por la Sociedad Publica Foral «Interbiak, Bizkaiko Hegoaldeko Akzesibilitatea, Sociedad Anónima» de acuerdo con lo dispuesto en la Norma Foral 6/1998, de 30 de junio, por la que se establecen las reglas fundamentales que habrán de regir en las encomiendas para la construcción y/o explotación de carreteras y otras infraestructuras de competencia de la Diputación Foral de Bizkaia por Sociedades Publicas Forales.
j) Peaje de concesión: es un peaje percibido por un concesionario en virtud de un contrato de concesión.
k) Peaje en sombra: el que la Administración abona a la encargada de gestionar y/o explotar la infraestructura correspondiente por cada vehículo usuario de la carretera.
l) Tarifa: precio unitario del servicio prestado por el concesionario, u operador de la carretera.
m) Modificación sustancial del contrato: aquella modificación que represente un aumento superior al 20 por ciento sobre el volumen de inversión total previsto para la construcción de la autopista.
n) Anillo metropolitano: Conjunto de infraestructuras comprendido entre el Enlace Erletxes, Enlace Cruces y Enlace Kukularra compuesto por la A-8, AP-8 y N-637 (Corredor del Txorierri, Puente de Rontegi) que permite disponer de una red mallada de manera que entre dos puntos servidos por dicha red se puede llegar de manera indiferente circulando en uno o en otro sentido de circulación.
Artículo 3. Principios
1. Como regla general la utilización de las carreteras de Bizkaia será gratuita para el usuario.
2. No obstante lo anterior, podrá sujetarse a peaje el uso de las vías incluidas en cada momento en la Red Transeuropea de Carreteras, así como de las demás redes o tramos de red de acuerdo con lo previsto en el artículo 4 de la presente Norma Foral.
3. Los peajes o, en su caso, su modulación, no serán discriminatorios con respecto al tráfico internacional ni darán lugar a distorsiones de la competencia entre operadores. Su aplicación no incurrirá en discriminación directa o indirecta por razón de la nacionalidad o del país o lugar de establecimiento del transportista o usuario, o de matricula-ción del vehículo o del origen o destino del transporte o desplazamiento.
4. La Diputación Foral, como regla general, gestiona y explota directamente las carreteras a su cargo en los términos previstos en el artículo 13 y la Norma Foral de Carreteras. No obstante, también pueden ser explotadas por cualquiera de los sistemas de gestión indirecta de los servicios públicos que establece la normativa vigente.
Artículo 4. Requisitos para el establecimiento y supresión de peajes
1. La determinación concreta de los tramos de red sometidos a peaje se realiza mediante Norma Foral. La iniciativa normativa mediante la que se proponga realizar dicha determinación se acompañará en todo caso de una memoria en la que se acreditará debidamente la existencia de una vía alternativa de uso libre y gratuito al tramo de red foral sobre el que se establezca el peaje.
2. La supresión del peaje de los tramos de red que previamente se hayan sometido al mismo se efectúa, igualmente, mediante Norma Foral. La iniciativa normativa irá acompañada de una memoria en la que se acreditarán debidamente las consecuencias jurídicas y económicas de la supresión del peaje, así como las medidas que sea necesario adoptar para reducir su impacto económico, incluyendo, si fuere preciso y cuando corresponda, los ajustes presupuestarios convenientes.
CAPÍTULO II.- CUANTÍA DE LOS PEAJES
Artículo 5. Fijación del importe
1. La fijación del importe de los peajes se basará únicamente en el principio de recuperación de los costes de infraestructura. En particular, el importe de los peajes medios ponderados estará en relación con los costes de construcción y con los costes de explotación, mantenimiento y desarrollo de la red de infraestructura de que se trate. El importe de los peajes medios ponderados podrá también incluir un componente de rendimiento del capital o un margen de beneficio basado en las condiciones de mercado.
La Diputación Foral, excepcionalmente, podrá decidir no recuperar esos costes mediante ingresos procedentes de peajes o recuperar únicamente un porcentaje de los mismos.
2. A la hora de determinar el nivel de los peajes medios ponderados que deberán cobrarse en la red de infraestructura de que se trate o en una parte claramente definida de la misma, se tendrán en cuenta los costes determinados conforme a los criterios establecidos en el Anexo I, referidos a la red o parte de la red por la cual se recauden los peajes y a los vehículos que estén sujetos al peaje.
3. A los efectos de la aplicación del peaje regulado en la presente Norma Foral los vehículos a motor se clasifican en ligeros y pesados, de conformidad con lo establecido en su Anexo II.
4. El importe máximo de los peajes será equivalente al importe que se obtenga utilizando un método basado en los principios fundamentales de cálculo establecidos en el Anexo I.
Artículo 6. Método de cálculo
1. La cuantía del peaje debe especificarse en función de la distancia recorrida o del recorrido previsto. No obstante, siempre que se cumplan las condiciones establecidas en el artículo 7 podrán establecerse, además, variaciones de la tarifa del peaje de acuerdo con los criterios y dentro de los umbrales máximos de flexibilidad establecidos por el apar-tado 10.b) de la vigente redacción del artículo 7 de la Directiva 1999/62/CE o aquellos que en cada momento fije la normativa europea.
2. El importe de los peajes medios ponderados resultantes de la tarifa estará basado en el principio de recuperación de los costes calculados conforme a los criterios de determinación del Anexo I, que se distribuirá uniformemente a lo largo del período de amortización. A estos efectos, los costes históricos tenidos en cuenta estarán basados en los importes abonados, mientras que los costes aún pendientes estarán basados en previsiones razonables.
3. La recuperación por medio de peajes de los costes calculados se distribuirá entre los vehículos pesados y el resto de los vehículos, atendiendo a los porcentajes de vehículos-km. recorridos por los vehículos ligeros y pesados registrados en los ejercicios precedentes y los previstos para el ejercicio al que sea de aplicación la tarifa de peajes y ejercicios posteriores.
4. La modificación y actualización de las cuantías señaladas en la tarifa actuará como mecanismo de corrección mediante el cual se ajustarán periódicamente los peajes con el fin de corregir cualquier exceso o defecto en las previsiones, a los efectos de lo dispuesto en este artículo.
5. El importe del peaje calculado de acuerdo con los apartados anteriores, así como su modificación y actualización serán objeto de aprobación formal mediante Decreto de la Diputación Foral, la cual dará cumplida cuenta a las Juntas Generales de los costes imputados y las distancias tenidas en cuenta para dicho cálculo y, en su caso, de las modulaciones, reducciones y descuentos realizadas con arreglo a los artículos 7 y 9, conforme a los criterios del Anexo I, tal y como se recoge en el apartado 2 de este artículo.
Artículo 7. Modulación
1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior en lo que se refiere a los peajes medios ponderados, la Diputación Foral podrá modular los importes de los peajes por motivos como la lucha contra los daños medioambientales y la congestión del tráfico, la limitación de los daños a la infraestructura, la utilización óptima de la infraestructura de que se trate o el fomento de la seguridad vial.
2. La modulación no puede tener como objetivo generar mayores ingresos en concepto de peajes, ha de estar en proporción con el objetivo que se trate de lograr y debe ser transparente y no discriminatoria.
Artículo 8. Destino de los ingresos procedentes de los peajes
Los ingresos procedentes de los peajes por la utilización de la infraestructura viaria deberán destinarse a la finan-ciación de los costes de construcción, explotación, mantenimiento y desarrollo de la red de infraestructura de que se trate, buscando optimizar el desarrollo de la totalidad del sistema de transportes así como en beneficio del sector de transporte en su conjunto.
Artículo 9. Reducciones de Tarifa
1. Se podrán aplicar reducciones en las tarifas de los peajes siempre que cumplan todos y cada uno de los siguientes requisitos:
● Que se den las condiciones fijadas en el apartado 2 del artículo 7.
● No provoquen distorsiones o falseamientos de la competencia en el mercado interior, ni impliquen las restricciones a la libre prestación de servicios dentro de la Comunidad Europea para los nacionales de los Estados miembros.
● La estructura tarifaria resultante sea lineal y proporcionada, esté a disposición de todos los usuarios en las mismas condiciones y no conlleve costes adicionales que se repercutan a otros usuarios en forma de peajes más elevados, y
● En el caso de reducciones aplicadas a vehículos a motor o conjunto de vehículos articulados, destinados o utilizados exclusivamente para el transporte de mercancías por carretera y con un peso máximo autorizado en carga superior a 3,5 toneladas, que las mismas no superen el 13% del peaje pagado por vehículos equivalentes que no puedan acogerse al descuento o reducción de que se trate.
2. En particular, se aplicará una política de reducción de tarifas, en función de una determinada frecuencia de uso, desti-nada a los usuarios que se desplacen en vehículos ligeros desde su residencia habitual al centro de trabajo en trayectos servidos, entre otras, por las vías sometidas a peaje.
Artículo 10. Exenciones
1. Están exentos del pago de peajes los vehículos de la Ertzaintza y demás cuerpos y fuerzas de seguridad, los de las Autoridades Judiciales, de protección civil, servicios contra incendios, ambulancias y demás servicios de urgencia, cuando se encuentren de servicio o realizando alguna misión, así como los de cualquier usuario que se encuentre en el ejercicio de algún servicio o función pública en terrenos de las infraestructuras viarias, en los términos y condiciones que se determinen reglamentariamente.
2. Están igualmente exentos del abono de peajes los vehículos de la Diputación Foral de Bizkaia, de la Sociedad Publica Foral «Interbiak, Bizkaiko Hegoaldeko Akzesibilitatea, Sociedad Anónima» o del concesionario de la explotación de la carretera de que se trate, cuando estén destinados al control y mantenimiento de las infraestructuras cuya gestión y explotación tengan encomendadas.
3. Para poder disfrutar de la exención, el usuario que se considere incluido en alguno de los supuestos mencionados en el apartado anterior con derecho a exención, deberá presentar al operador del peaje una autorización expresa, extendida por la autoridad competente correspondiente, en el que se especifique la fecha y hora aproximada del uso de la infraestructura, el recorrido programado y la indicación expresa de que se trata de un acto de servicio.
4. Cuando, en situaciones de emergencia o por razones de urgencia, el usuario carezca de autorización expresa, pero el legítimo ejercicio de dicha función pública pueda ser posteriormente convalidado por una autoridad pública de-terminada, no procederá la presente exención, pero el usuario podrá solicitar, junto con la convalidación, el reembolso del importe abonado en concepto de peaje del que hubiera estado, en su caso, exenta.
5. Los viajes con origen y destino dentro del anillo metropolitano estarán exentos del pago de peajes.
CAPÍTULO III.- CONDICIONES DE APLICACIÓN
Artículo 11. Momento y forma de pago
1. El pago del peaje se producirá en el momento en que se utilice la infraestructura viaria y podrá realizarse por todos los medios de pago corrientes.
2. Se dispondrán métodos adecuados que permitan efectuar el pago las 24 horas del día, a través de instalaciones adecuadas a fin de mantener los niveles normales de seguridad viaria y fluidez del tráfico.
Artículo 12. Sistemas de cobro
1. En las infraestructuras viarias que tengan implantado el sistema de peaje dinámico o telepeaje, cuando dicho sistema sea el medio por el cual el que se recaude el peaje, el encargado de la explotación de la carretera facilitará los dispositivos de a bordo correspondientes a todo usuario que lo solicite, en condiciones administrativas y económicas razonables.
2. Para acreditar los hechos en las infraestructuras viarias que tengan implantado el sistema de peaje dinámico o telepeaje, podrá utilizarse, previa homologación por la Administración, cualquier sistema o medio técnico, mecánico o de reproducción de imagen que identifique a los vehículos. Este constituirá medio de prueba en la denuncia que formule el personal encargado del cobro del peaje, debidamente autorizado al efecto, en el procedimiento sancionador por infracción de la obligación relativa a la utilización de estos sistemas contenida en el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Viaria.
3. El personal encargado del cobro de los peajes podrá formular las denuncias procedentes conforme a la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.
Artículo 13. Explotación
1. La Sociedad Mercantil Foral «Interbiak Bizkaiko Hegoaldeko Akzesibilitatea, S.A.». es la encargada de la explotación de las partes de la red de infraestructura sujetas a peaje que sean gestionadas directamente por la Diputación Foral de Bizkaia.
2. En tal caso, la citada Sociedad Mercantil Foral esta facultada para el cobro y la gestión del peaje, bien por si misma o a través de terceros, pudiendo celebrar acuerdos de colaboración con entidades encargadas de la explotación o gestión de las infraestructuras viarias en otros Territorios Históricos al objeto de proceder al cobro del mismo.
Artículo 14. Infracción y sanción por impago del peaje y obstaculización de la vía
1. Constituyen infracciones leves, según lo establecido en la Norma Foral de Carreteras de Bizkaia, el hecho de no abonar el peaje correspondiente a la utilización de la infraestructura, así como provocar de forma injustificada una interrupción total o parcial del tráfico.
2. Tales infracciones serán sancionadas según lo establecido en la Norma Foral de Carreteras, atendiendo a los daños y perjuicios producidos, en su caso, al riesgo creado y a la intencionalidad del causante.
3. Si se produjera alguno de los supuestos indicados en este artículo, el personal encargado del cobro del peaje formulará la denuncia procedente, conforme a la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.
4. Para acreditar los hechos, se podrán utilizar, entre otros medios, las imágenes obtenidas a través de los sistemas de reproducción instalados en la infraestructura, que posibiliten la identificación del vehículo.
DISPOSICIONES ADICIONALES
Disposición Adicional Primera. Tramos de carreteras sometidos a peaje
1. De conformidad con lo establecido en el artículo 4, se somete a peaje el tramo de la autopista AP-8 (Bilbao-Behobia) entre los PP. KK. 74+880 y 106+040, con sus accesos o enlaces, salvo aquellos movimientos correspondientes al anillo metropolitano.
Se entenderán como costes de desarrollo de esta infraestructura (apartado 1.1.c Anexo I), sin carácter ni excluyente ni exclusivo, la conexión con la AP-1 (Gerediaga-Elorrio-Kanpazar), tramo sin peaje percibido por el usuario, y el nuevo peaje de Ermua y su conexión con la N-634 (Variante de Ermua).
2. Asimismo, el peaje regulado en la presente Norma Foral será de aplicación, de manera independizada a la actuación anterior recogida en el epígrafe 1, a la Variante Sur, con sus accesos o enlaces, cuando la misma entre en funcionamiento, a fin de dar, de esta manera, la respuesta adecuada a la demanda de movilidad a lo largo del Eje de la AP-8 entre el viaducto de La Arena y Kortederra, dado el carácter necesario de la construcción prioritaria de la Variante Sur Metropolitana en sus tramos I y II, con enlace completo con la AP-68. Mediante la aplicación del peaje se garantizará que la demanda de movilidad de los vehículos implicados resulte adecuada medioambientalmente. De esta manera se pretende fomentar el uso de la VSM por los vehículos de largo recorrido y de la actual AP-8 por los metropolitanos (internos), con prioridad para los vehículos de alta ocupación y el transporte público.
Disposición Adicional Segunda. Programación económica de las restantes obras prioritarias de las carreteras forales de Bizkaia
1. Estarán sometidos a financiación diferida, tipo peaje en sombra, los ejes de conexión de las siguientes comarcas con la autopista AP-8 (Bilbao-Behobia):
● Markina - Ondarroa/Lekeitio
● Amorebieta-Etxano - Gernika
● Amorebieta-Etxano - Igorre
● Mungia - Bermeo
2. Las siguientes obras prioritarias, dentro del área metropolitana, son financiadas, en todo caso, junto con los gastos incurridos, mediante el presupuesto ordinario:
● Mallado de la ría, aguas abajo del puente de Rontegi, mediante el puente de Axpe conectando la antena de la ría en la margen derecha con el eje completo del Ballonti (Balparda - Sestao) en la izquierda, de manera que, a su vez, pueda servir de alternativa al Viaducto de Rontegi.
● Eliminación de los impactos urbanísticos de la A-8 y sus vías complementarias en Bilbao a través de la Variante de Rekalde y de la Variante Este.
Disposición Adicional Tercera. Actualización de las cuantías de los peajes
1. Las cuantías de los peajes se actualizarán, de conformidad con lo previsto en el artículo 6.4 de la presente Norma Foral, atendiendo a las variaciones experimentadas por el Índice General de Precios al Consumo (IPC) del Territorio Histórico de Bizkaia. La actualización por variación del IPC se realizará, en su caso, tomando un periodo interanual que permita la aplicación de los peajes actualizados a partir del 1 de enero de cada año.
2. No obstante lo anterior, cuando las estimaciones del tráfico y del coste de las inversiones necesarias hayan sufrido variaciones significativas, la Diputación Foral de Bizkaia instruirá un expediente de actualización de la cuantía del peaje que será aprobada por Decreto del que dará cuenta a las Juntas Generales de conformidad con lo previsto en el artículo 6.5 de la presente Norma Foral.
3. Si al inicio de cada año natural el Consejo de Gobierno no hubiera actualizado la cuantía de dichos peajes, ésta se actualizará automáticamente con la variación que haya experimentado el Índice General de Precios al Consumo (IPC) del Territorio Histórico de Bizkaia.
Disposición Adicional Cuarta.
Toda sociedad mercantil foral a la que se le encomiende la gestión de uno o varios peajes llevará una adecuada contabilidad analítica, de tal forma que queden reflejadas por separado las inversiones, ingresos y gastos de cada uno de los tramos sujetos a peaje, en función de la imputación recogida en el anexo III.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Disposición Transitoria Primera. Aplicación de la Norma Foral 4/2009, de 29 de diciembre, por la que se complementa el régimen jurídico de los peajes aplicables a la red foral de carreteras
En tanto no se apruebe y entre en vigor el Decreto Foral al que se refiere la Disposición Final Primera se seguirá aplicando en el tramo de la autopista AP-8 sujeto al pago de peaje lo dispuesto en la Norma Foral 4/2009, de 29 de diciembre, por la que se complementa el régimen jurídico de los peajes aplicables a la red foral de carreteras.
Disposición Transitoria Segunda. Túneles de Artxanda
Los peajes de los Túneles de Artxanda se regirán por lo dispuesto en su normativa específica.
Disposición Transitoria Tercera.- Adecuación de la programación económica de los ejes radiales
Se podrá alterar el sistema de financiación propuesto en la Disposición Adicional Segunda, párrafo primero, de la presente Norma Foral para financiar los ejes radiales ahí indicados atendiendo a la situación social y económico-financiera de cada momento.
DISPOSICIÓN DEROGATORIA
1. Quedan derogados los artículos 23 bis, 27 bis, 27 ter, 27 quater, 27 quinquies, 27 sexties, 27 septies de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia, en la redacción dada a la misma por los artículos 3, apartado 4; y 6 de la Norma Foral 2/2007, de 7 de febrero, de modificación de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia, que igualmente quedan derogados.
También se deroga el artículo 4, apartado 2, y la Disposición Final Primera de la Norma Foral 2/2007, de 7 de febrero, de modificación de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia.
2. Asimismo, queda derogada la Norma Foral 4/2009, de 29 de diciembre, por la que se complementa el régimen jurídico de los peajes aplicables a la red foral de carreteras.
DISPOSICIONES FINALES
Disposición Final Primera. Aprobación de tarifas
1. De conformidad con lo previsto en el artículo 6, apartado 5, la Diputación Foral de Bizkaia adecuará mediante Decreto Foral y en el plazo de tres meses desde la entrada en vigor de la presente Norma Foral las cuantías de las tarifas por utilización de la parte de la autopista AP-8 sujeta al pago de peaje a los recorridos resultantes previstos en la Disposición Adicional Primera.
2. Asimismo, cuando se ponga en funcionamiento la Variante Sur Metropolitana la Diputación Foral de Bizkaia aprobará las tarifas correspondientes en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 6, apartado 5, de la presente Norma Foral.
Disposición Final Segunda. Modificación de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia
Se modifica el artículo 25 de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de carreteras de Bizkaia que queda redactado de la siguiente manera:
"Artículo 25. Gestión
1. La Diputación Foral, como regla general, gestiona y explota directamente las carreteras a su cargo. No obstante, también pueden ser explotadas por cualquiera de los sistemas de gestión indirecta de los servicios públicos que establece la normativa vigente.
2. Asimismo, la utilización de las carreteras de Bizkaia será gratuita para el usuario si bien la Diputación Foral po-drá establecer, mediante Norma, el pago de peaje, así como las tarifas correspondientes, de acuerdo con lo previsto en la normativa sobre el régimen de los peajes."
Disposición Final Tercera. Entrada en vigor
La presente Norma Foral entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial de Bizkaia.

ANEXO I
PRINCIPIOS PARA LA DETERMINACIÓN DE LA
CUANTÍA DE LOS PEAJES
El presente anexo define los principios fundamentales para el cálculo de los peajes medios ponderados con el fin de cumplir lo dispuesto en el artículo 5.
Cuando la Administración entable negociaciones con una o más terceras partes con vistas a la celebración de un contrato de concesión para la construcción o explotación de una parte de su infraestructura, o cuando, con tal finalidad, asuma un compromiso similar sobre la base de la legislación interna o de un acuerdo celebrado por la Administración, que se regirá por lo establecido en la legislación vigente.
1. Coste de infraestructura.
1.1. Costes de inversión
Los costes de inversión incluirán los costes relativos a la construcción de nuevas infraestructuras o nuevas mejoras de las infraestructuras existentes e incluirán, en particular, los siguientes:
a) Los costes de construcción de nuevas infraestructuras o de nuevas mejoras infraestructuras, incluida la ampliación del número de carriles o la renovación de enlaces y accesos.
b) Las reparaciones estructurales significativas, entendiendo por tales cualesquiera reparaciones estructurales, excepto aquellas que, en el momento de que se trate, hayan dejado de beneficiar a los usuarios de la carretera, por ejemplo, cuando la obra de reparación haya sido sustituida por una renovación del firme u otra obra de construcción.
c) Los costes de desarrollo de las infraestructuras existentes, en los términos de la Norma Foral de Carreteras.
d) La nueva construcción, la ampliación, la reconstrucción y las renovaciones de instalaciones al servicio de la infraestructura.
e) Los gastos específicos de infraestructura y de adaptación tecnológica destinados a mejorar la seguridad vial y a reducir la contaminación o a la conservación y mejora de otros factores medioambientales objetivos.
f) Los costes financieros imputables a la inversión, entendidos por tales los intereses de los préstamos y la rentabi-lidad de los recursos propios de cualquier tipo aportados por la Diputación o por los terceros que hubieran participado.
A estos efectos se entenderán como mejoras o desarrollo de las redes de infraestructura existentes las actuaciones relacionadas en el artículo 14 de la Norma Foral 2/1993, de 18 de febrero, de Carreteras de Bizkaia que mantengan la funcionalidad del sistema. Igualmente, se entenderá por nuevas infraestructuras las infraestructuras o mejoras de infraestructuras que aún no hayan sido terminadas a la entrada en vigor de la presente Norma Foral o que se inicien con posterioridad a esa fecha.
También se incluirán los costes de adquisición de solares, supervisión de los contratos de construcción, repo-sición de servicios afectados, de diseño y planificación, de estudio, de elaboración y gestión de proyectos, de excavaciones arqueológicas, estudios del suelo y de asistencias técnicas necesarias, así como otros gastos accesorios pertinentes relacionados con los trabajos enunciados en las letras a), b), c), d), e) y f) del primer párrafo, compren-diendo el conjunto de los gastos de personal, de material, de prestaciones de terceros y de imputación de los costes financieros relativos a los mismos.
Los costes de infraestructuras o mejoras de infraestructuras podrán incluir los gastos específicos de infraestructuras destinados a reducir la contaminación sonora o a mejorar la seguridad vial y los pagos efectivos realizados durante la operación de la infraestructura correspondientes a elementos medioambientales objetivos como, por ejemplo, la protección contra la contaminación del suelo.
1.2. Costes anuales de mantenimiento y costes de las reparaciones estructurales no significativas
Los costes anuales de mantenimiento y los costes de las reparaciones estructurales incluirán tanto los costes anuales de mantenimiento y conservación de la red como los costes periódicos derivados de reparaciones estructurales no significativas y periódicas necesarias para garantizar el mantenimiento del nivel de funcionalidad operativa de la red y los estándares de calidad prefijados. En particular, incluirán:
● Los gastos de mantenimiento de la explanada de las calzadas referidos a los trabajos relativos a la resistencia me-cánica de las calzadas a las cargas que actúan sobre ellas. Éstos comprenden los gastos relativos a las reparacio-nes de revestimientos superficiales en las calzadas flexibles y al mantenimiento del pavimento de losetas en los firmes rígidos.
● Los costes anuales de mantenimiento y costes de las reparaciones estructurales referentes a puentes, pontones, viaductos, túneles y demás obras civiles que formen parte de la red, entendiéndose como tal lo dispuesto en el Anexo III.
● Los costes de construcción, instalación y mantenimiento de los sistemas de señalización, alumbrado, telecomunicación, información y control del tráfico y los demás encaminados a mejorar la seguridad y la fluidez del mismo.
2. Coste de explotación, gestión y peaje.
Integran los costes de infraestructura los costes de explotación, gestión y peaje, que incluyen todos aquellos en los que se incurra durante la operación de la infraestructura que no estén cubiertos por los costes enunciados ante-riormente y se refieran a la puesta en marcha, explotación y gestión de la infraestructura y del sistema de peaje, incluidos los gastos de los servicios de administración, planificación, organización y control de las operaciones, de control y de inspección encargados en particular de la preparación y de la gestión de las infraestructuras, así como la parte imputable a las infraestructuras de los gastos de los servicios administrativos generales afectados directamente. Se incluirán, en particular:
● Los costes de construcción, instalación y mantenimiento de las cabinas de pago del peaje y otros sistemas de pago.
● Los costes derivados de la explotación, administración y aplicación de los sistemas de cobro de peajes.
● Los costes de gestión, administrativos y de servicios relativos a la explotación de la infraestructura.
● Los gastos relativos a la adquisición, mantenimiento y funcionamiento del material especializado y de herramientas destinados al servicio de las infraestructuras.
● Los costes de personal incluyendo retribuciones, cargas sociales y gastos de funcionamiento de los servicios administrativos y técnicos, gastos de los servicios de control y de examen de los trabajos.
● Otros costes de igual o similar naturaleza.
Dichos costes se distribuirán de forma equitativa y transparente entre todas las clases de vehículos sujetas al sistema de peaje.

ANEXO II
CLASIFICACIÓN DE LOS VEHÍCULOS
1. Son ligeros los siguientes vehículos cuyo peso máximo autorizado sea inferior, a 3,5 toneladas:
● Motocicletas con o sin sidecar.
● Turismos sin remolque.
● Turismos con remolque sin rueda gemela en ningún eje.
● Microbuses, furgones y furgonetas de 2 ejes y 4 ruedas.
2. Son pesados los vehículos cuyo peso máximo autorizado sea igual o superior a 3,5 toneladas y se encuentren en alguno de los dos grupos siguientes:
- Pesados I:
● Turismos de 2 ejes y 4 ruedas con remolques de 1 eje con rueda gemela.
● Furgones y furgonetas de 2 ejes y 4 ruedas con remolque de 1 eje con rueda gemela.
● Camiones y autocares de 2 ejes con o sin remolque de 1 eje.
● Camiones y autocares de 3 ejes.
- Pesados II:
● Turismos y microbuses de 2 ejes y 4 ruedas con remolque de 2 más ejes y al menos 1 eje con rueda gemela.
● Furgones y furgonetas de 2 ejes y 4 ruedas con remolque de 2 o más ejes y al menos 1 eje con rueda gemela.
● Camiones y autocares con o sin remolque con un total de 4 ejes o más.

ANEXO III
ÁMBITO DE LA RED DE LA INFRAESTRUCTURA DE LA
AUTOPISTA AP-8
1. Ámbito de la red construida
A efectos de determinar el ámbito de la autopista AP-8 se considera el tronco de la autopista AP-8 y los accesos existen-tes, desde el pk 111,0 (Basauri) al pk 74,8 (Ermua), incluyéndose
- Tronco de la autopista AP-8 - ampliaciones de carriles
● Basauri-Irubide
● Viaducto de Pradera
● Bengoetxe-Galdakao
● Galdakao-El Gallo
● El Gallo-Erletxe
● Erletxe-Boroa
● Boroa-Larrea
● Larrea-Etxano
● Etxano-Montorra
● Montorra-Iurreta
● Iurreta-Gerediaga
- Nuevos accesos:
● Galdakao Centro (dirección Bilbao)
● Acceso en el Gallo (dirección Donosti), incluyendo la nueva rotonda de acceso desde la N-240
● Acceso en Boroa (dirección Donosti)
● Acceso a la AP-8 desde Larrabetzu
● Acceso desde Gerediaga
● Acceso a la conexión de la AP-8 con la N-634 en la salida del peaje de Iurreta
- Nuevos ramales:
● Gerediaga-Elorrio
● Variante de Ermua
- Rehabilitaciones
● Túnel de Zaldibar
● Remodelación de las áreas de peaje
● Rehabilitación del área de peaje de El Gallo
● Instalación de pantallas acústicas
● Renovación del área de mantenimiento de Iurreta
● Implantación del nuevo sistema de gestión de cobro (incluye pórticos viaT)
● Fibra óptica
- Reposiciones periódicas de los elementos de la autopista AP-8
● Señalización
● Firmes
● Cerramientos
● Estructuras
● Taludes
● Instalaciones (de alumbrado, comunicaciones,…)
2.- Explotación y conservación
A los efectos de explotación y conservación el ámbito de la red de la autopista AP-8 gestionado por Interbiak es la relacionada en el apartado anterior pero sin incluir el "acceso a la autopista AP-8 en Erletxe desde Larrabetzu" ni el "acceso de la N-634 en Iurreta".

Entendido