Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

Acceso miembros

Noticias

Fecha06/02/2019

Real Sociedad Bascongada de Amigos del País

"El techo de cristal al que se enfrentan las mujeres no siempre responde a la conciliación familiar"

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.

“El techo de cristal –entendido como la limitación del ascenso laboral de las mujeres en las organizaciones– no siempre responde a la conciliación familiar. Conozco muchos casos de mujeres muy preparadas que se han topado con él y no habían tenido hijos. Es cierto que compatibilizar el trabajo y la familia es complicado, pero ese no es el único motivo”, ha indicado Itziar Martija, doctora ingeniera en Ingeniería Industrial de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), durante la mesa redonda La mujer en la Ciencia, que se ha celebrado en la sala de conferencias de las Juntas Generales de Bizkaia este martes. La iniciativa busca debatir y reflexionar con la ciudadanía sobre ésta y otras situaciones que afectan a las mujeres, dedicadas a la ciencia y la técnica, en el territorio vasco. El debate forma parte de las jornadas Las Mujeres en Bizkaia: luces y sombras que ha organizado la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País (RSBAP) con el Patrocinio y Colaboración de las Juntas Generales de Bizkaia.

La mesa ha sido dirigida por Inés Pellón –Doctora en Ciencias Químicas de la UPV/EHU- y en ella han intervenido Estibaliz Apellaniz –Doctora en Ciencias Geológicas de la UPV/EHU-, Idoia Fernández -Vicerrectora de Innovación, Compromiso Social y Acción Cultural de la UPV/EHU y la ya mencionada Itziar Martija. “El porcentaje de mujeres que acceden a altos cargos de trabajo o responsabilidad dentro del mundo de la ciencia y de la técnica es objetiva y cuantitativamente menor que el número de hombres. Por ello, debemos reflexionar sobre las causas de esta situación y lo que se puede hacer al respecto”, ha explicado Pellón.

Al acto de apertura asistieron la Presidenta de las Juntas Generales de Bizkaia, colaborador y patrocinador del evento, y el Presidente de la Comisión de Bizkaia de la RSBAP, Lorenzo Goikoetxea. En su discurso, la Presidenta Ana Otadui se ha mostrado orgullosa de poder acoger un acto con el significado e importancia como este. “Hemos roto muchos techos de cristal, desde el acceso de aquellas mujeres pioneras a la educación nuestro empoderamiento es imparable, pero no podemos ser conformistas”, ha reivindicado Otadui. La Presidenta se ha mostrado dura ante la reacción defensiva en el machismo y en la ultraderecha. “En Euskadi tenemos que ser capaces de vacunarnos contra las epidemias machistas y ultraderechistas”.

El techo de cristal “A las mujeres se les reconoce y contrata. De hecho, en el ámbito de la ciencia y la técnica no presentan un paro mayor al de los hombres. Sin embargo, sí se detecta que sus compañeros llegan a niveles profesionales más altos. Los varones se convierten en gestores, mientras la mayoría de mujeres se ocupa, de forma habitual, de la dirección de proyectos. Entre un compañero y una compañera con un nivel de capacitación muy elevado, todavía son ellos los que prosperan con mayor frecuencia y no sé si responde a la comodidad o al hábito de quien los elige”, ha expuesto Martija.

Las mujeres ocupan menos puesto de alto nivel que sus compañeros y datos como los que muestra el Informe Científicas en cifras 2015, elaborado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, tales como que el 73% de los centros educativos, facultades y escuelas estén dirigidas por hombres o que el 98% de las universidades públicas tengan un varón a la cabeza, lo corroboran. En este sentido, la moderadora ha declarado que cuando una mujer inicia su carrera profesional como científica o tecnóloga “se encuentra con muchísimas dificultades a la hora de acceder a puestos de gran responsabilidad. Entre esas situaciones destaca, aunque no siempre es la responsable, la conciliación. Es cierto que se han dado pasos para mejorarla, pero todavía hay mujeres que se ven en la tesitura de elegir entre tener hijos o desarrollarse profesionalmente” y Martija ha añadido que el problema “no estará resuelto hasta que en la sociedad no surja de manera espontánea un criterio de elección igualitario”.

Posibles soluciones “Dar visibilidad a científicas, técnicas e ingenieras que han llegado a grandes cargos es fundamental para tratar de cambiar las cosas. Trasmitir y dar visibilidad a las mujeres que trabajan en estos campos con normalidad, en ocasiones, es más determinante que repetir el mensaje de que pueden hacerlo”, ha comentado la ingeniera industrial.

Por otro lado, Pellón ha indicado que “Sin ninguna duda, la educación es otra de las claves. Hay que educar a los chicos y a las chicas por igual. Lo que se puede hacer de cara al futuro es mostrar a las nuevas generaciones que todos somos iguales, tenemos los mismos derechos, las mismas obligaciones y, por ello, deberíamos tener las mismas oportunidades para desarrollar un trabajo de acuerdo a nuestras capacidades”.

“A pesar de algunas circunstancias vamos por buen camino, ya que las mujeres que acceden a carreras de ciencias y de tecnología, lideran proyectos de investigación o llegan a puestos de alta responsabilidad dentro de la estructura de la enseñanza son cada vez más, aunque todavía son una minoría y no se debe a que por ser mujeres sean menos capaces”, ha concluido Pellón.

Galería de imágenes

Entendido