Batzar Nagusiak - Juntas Generales - Bizkaia

Acceso miembros

Noticias

Fecha25/07/2018

Comisión de Acción Social

La Diputada Foral de Acción Social realiza un balance positivo del primer año del Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales

Compartir

  • Compartir en Facebook.
  • Compartir en Twitter.
Una de las conclusiones sacadas por la Diputada Foral de Acción Social, Isabel Sánchez Robles, tras realizar un balance del primer año de funcionamiento del Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales 2017 – 2019 es que “este primer control exhaustivo demuestra que los servicios sociales de Bizkaia funcionan bien”. Asimismo, a pesar de haber detectado “aspectos de mejora, respecto a las herramientas de seguimiento utilizadas y sobre su sistematización”, Sánchez Robles no duda en que “mejorarán con el tiempo”.

A petición del grupo EH Bildu, la responsable foral ha presentado ante los grupos los datos obtenidos tras las inspecciones y controles realizados en 2017. En lo que a los Planes de Intervención Socioeducativa de menores en centros residenciales se refiere, Sánchez ha manifestado que estos son analizados “como mínimo una vez al semestre”. No obstante, estos planes además son revisados “siempre que se realiza alguna propuesta de modificación en alguno de sus aspectos”, ya sea respecto al régimen de visitas o la inclusión o no en programas de apoyo.

Con el objetivo de “verificar que las personas en situación de Dependencia reciben cuidados de calidad, así como evaluar la situación de las personas cuidadoras”, el objetivo cuantitativo planteado para el Control de Cuidados en el Hogar fue de un 25% del total de Prestaciones para los cuidados en el entorno familiar (PECEF) concedidas – a 31 de diciembre de 2016 el número de personas perceptoras ascendía a 15.006-. No obstante de las 3.741 visitas anuales previstas se realizaron un total de 2.138 revisiones. Esto se debe, según ha explicado la Diputada Foral, a que el plan fue aprobado a mitad del ejercicio. Asimismo ha manifestado que se trata de “hogares normalizados” en los que la persona cuidadora en un 67% es una mujer con una edad media de 64 años.

En tercer lugar, en relación a los cuidados de las personas mayores en centros con plaza foral, la Diputada ha explicado que cada persona usuaria cuenta con un Plan de Atención Individualizado (PAI) ajustado a sus características personales. El Plan de Acción 2017 preveía, por un lado, un control de 520 PAIs vinculados a las personas usuarias de los Centros residenciales, y 136 PAIs de los/as usuarios/as de los Centros de día de Personas Mayores. Finalmente los números han ascendido a 432 y 244 personas usuarias, respectivamente. Mientras que en el primer caso no se ha cumplido el objetivo, en el segundo se ha superado.

Por último, en los Centros de discapacidad se ha llevado a cabo “un proceder más cercano al seguimiento individualizado del caso”. En 2017 el número de personas usuarias cuyos planes de intervención han sido objeto de control asciende a 550. De igual manera en los centros de día en el ámbito de las personas con Discapacidad han sido objeto de control 170 casos.

“Usted dice que todo está perfecto, que la atención es estupenda”, ha manifestado la apoderada de EH Bildu Arantza Urkaregi, “pero luego nos enteramos de las personas no conocen su propio PAI y carecen de una persona referente”. Por su parte la juntera de Podemos Bizkaia, Eneritz de Madariaga ha declarado que “está resultando bastante inabordable lo que hoy se está tratando”. No obstante ha instado al departamento a llevar a cabo una sistematización de los datos. El apoderado popular, Eduardo Andrés, en relación a la puesta en marcha tardía del plan ha manifestado que “igual el error estuvo a la hora de realizar las previsiones”.

Por parte de los grupos del Gobierno Foral, el socialista Juan Otermin ha instado a esperar a tener la memoria del servicio de inspección para poder “hacer una lectura más detallada”. “Creo que la ciudadanía debe recepcionar que el sistema es un sistema bueno, evidentemente con las mejoras pertinentes, pero la clave de trasladar certidumbre sobre el sistema a nosotros nos parece importante”, ha expresado el nacionalista Jon Sánchez.

PLAN PARA LA PROMOCIÓN DE LA AUTONOMÍA Y ATENCIÓN A LAS PERSONAS MAYORES

Asimismo, la Diputada Foral de Acción Social, ha explicado la manera en la que su departamento va a ejecutar el Plan para la Promoción de la Autonomía y Atención a las Personas Mayores. Tal y como ha detallado, en una primera fase recopilarán datos “para profundizar en el conocimiento de las políticas públicas actuales con especial foco en las de competencia foral”.

Seguidamente deberán “detallar las especificaciones de los resultados esperados” basándose en las expectativas de los propios personas mayores. En tercer lugar se definirán las actividades necesarias “para lograr cotas superiores de autonomía personas de la población mayor” así como “su mejor atención en situaciones de dependencia”. Por último el plan incluirá “una fórmula de evaluación de sus logros y avances”.

Según ha adelantado a principio del nuevo curso prevén una sesión en el seno del Consejo de Personas Mayores de Bizkaia. También ha expresado la intención de contar con un documento “muy avanzado” en la primera mitad del próximo ejercicio.

RESIDENCIA SANITAS DE BARAKALDO

Tal y como ya hizo en el pleno anterior en relación a los casos de sarna detectados en la residencia, la Diputada Foral ha reiterado que “no existe el riesgo cero” puesto que “no podemos aislar a las personas mayores en situación de dependencia”. “El riesgo 0 no existe pero la prevención sí”, ha replicado el apoderado de Podemos, Josean Elguezabal.

Durante su intervención, Sánchez Robles también ha hecho referencia a una queja registrada el 7 de marzo y firmada por varios familiares de dicha residencia en la que señalaban deficiencias y puntos a mejorar. No obstante, y habiéndose celebrado una reunión con el Director del centro, el servicio de Inspección y Control concluyó que “la situación en el centro es correcta y que no existe motivo para alarmarse”.

Ante esta afirmación, Elguezabal ha asegurado mostrarse preocupado por las quejas por “la nutrición, la falta de calidad en la comida, el tratamiento de basuras, la higiene y salud” expresadas por familiares.

Entendido